Validez Contrato Privado En Supuesto Sucesion Para Cubrir Costes Por Posibles Despidos Futuros

No escontramos en un supuesto del art.44 del ET. , es decir sucesion empresarial y la empresa ENTRANTE debe subrograrse a un trabajador con bastante antiguedad.
Despedir a este trabajador costaria , pongamos unos 20.000 euros.
La empresa saliente no puede pagar esa cantidad .

La emrpsa saliente ante su incapacidad de pago , ofrece una solución : HACEMOS UN CONTRATO PRIVADO QUE DIGA , si un dia tienes que despedir al trabajador yo te daré los 20.000 euros.
¿ Hasta que punto es peligroso hacer esto ? supongo que lo primero a decir es "hombre !, si no tienen dinero te la juegas!". Pero aceptemos que tienen dinero o bienes para embargar , en este caso , jurídicamente QUE VALOR TIENE ESTE PACTO PRIVADO ? podré solicitar via judicial su ejecución ? Muchas gracias por adelantado.

Artículo 44 La sucesión de empresa

1. El cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, en los términos previstos en su normativa específica, y, en general, cuantas obligaciones en materia de protección social complementaria hubiere adquirido el cedente.

2. A los efectos de lo previsto en el presente artículo, se considerará que existe sucesión de empresa cuando la transmisión afecte a una entidad económica que mantenga su identidad, entendida como un conjunto de medios organizados a fin de llevar a cabo una actividad económica, esencial o accesoria. (...)

 05/06/2014  usuario1077

Respuesta de despacho:

 09/06/2014  despacho1
Buenas tardes,

En primer lugar, el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, en el punto 3, establece la responsabilidad solidaria en los supuestos de subrogación de empresas, de la siguiente manera:
“3. Sin perjuicio de lo establecido en la legislación de Seguridad Social, el cedente y el cesionario, en las transmisiones que tengan lugar por actos intervivos, responderán solidariamente durante tres años de las obligaciones laborales nacidas con anterioridad a la transmisión y que no hubieran sido satisfechas.”

Asimismo, el artículo 1 del Estatuto de los trabajadores establece lo siguiente:
“1. La presente Ley será de aplicación a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.”

Debéis tener en cuenta que no toda clase de pactos son exigibles y válidos.

En este sentido, este tipo de clausulas no elude la responsabilidad de la empresa, así, entre otras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 25 de febrero de 2014, considera infracción en el orden social muy grave la suscripción de pactos que tengan por objeto la elusión, en fraude de ley, de las responsabilidades empresariales, siendo en este caso una clausula con el fin de eludir la responsabilidad solidaria de la empresa principal, que señala:
“La libertad de pactos prevista en el artículo 1255 del Código Civil que invoca la Sentencia apelada no ampara desde luego cláusulas en fraude de ley como las analizadas en esta Sentencia, como por otra parte dispone el precepto mencionado cuando fija como límite de aquellos pactos las leyes, la moral y el orden público, y de otra parte la apreciación del carácter fraudulento de las cláusulas no requiere de la prueba de una suerte de ánimo fraudulento específico, sino que ese carácter se acredita mediante un análisis racional de los términos de la cláusula, su alcance y los efectos que produce en relación a las normas imperativas de aplicación al caso.

El derecho de repetición que regula el Código Civil - que ampara al contratista principal si la Administración le impone una sanción basada en la responsabilidad solidaria referida y éste considera que las consecuencias de los incumplimientos son en todo o en la mayor parte del subcontratista y le reclama civilmente con ese fundamento, e igualmente ampara al subcontratista en el supuesto de que sea este último el sancionado por la Administración con arreglo a la referida responsabilidad solidaria y reclame por idénticas razones contra el empresario principal - se mantiene y se puede ejercer por quien se considere perjudicado y en nada impide su ejercicio ni el artículo 42.3 de la LISOS ni el artículo 24 de la LPRL , pero ese derecho de retención nada tiene que ver con las sedicentes repercusiones y retenciones impuestas por el empresario principal en las cláusulas controvertidas, que son manifiestamente contrarias a Derecho.”

Pero vuestro caso no es éste. No buscáis eludir vuestras responsabilidades. Es decir, el trabajador cobrará el despido de la empresa entrante. Y luego habéis pactado que la empresa saliente le abonará 20.000 euros. Es decir, la razón del pacto es que la empresa saliente no quiere despedir antes de la subrogación y por eso, se compromete a abonar el despido de dicho trabajador. En todo caso, los acuerdos de negocio entre las distintas empresas (entrante, saliente y principal), en caso de incumplimiento, se podrán hacer valer ante el orden competente, ya sea, civil o mercantil. Es decir, el pacto que planteáis es perfectamente válido y muy común, pero sólo exigible en el orden civil, nunca en el orden social. Es decir, ante un despido la empresa entrante abonará la indemnización y luego exigirá por la vía civil los 20.000 euros a la empresa saliente.

La cuestión es que un acuerdo privado no elude una responsabilidad legal de abonar la indemnización.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.