Vacaciones Y Convenio Textil Publicado En Boe 16 07 2019

Se establece:

Artículo 37. Vacaciones (régimen).
Con carácter general, el periodo anual de vacaciones será de treinta días naturales, de
los cuales veintiún días se disfrutarán ininterrumpidamente entre el 1 de junio y el 30 de
septiembre, salvo que por necesidades de la empresa se acuerde una distribución distinta
(a los 21 días y al período de disfrute) en la negociación del calendario con la representación
legal de los trabajadores. La fijación de los periodos de vacaciones, se hará de común
acuerdo entre las citadas partes, dentro de los tres primeros meses del año, conjuntamente
con el calendario laboral. El periodo de días naturales continuados empezará en lunes,
salvo pacto en contrario.
Para el cómputo de los días de vacaciones del personal contratado durante el año se
tomará como fecha inicial la de su ingreso. Si esta fuera posterior a las mismas, no podrá
disfrutarlas hasta el año siguiente.
Cuando el período de suspensión por maternidad coincida total o parcialmente con el
período de vacaciones, se garantizará el disfrute de ambos derechos en su totalidad,
concretándose su aplicación de mutuo acuerdo entre empresa y la persona afectada, a la
finalización del período de suspensión, pudiéndose disfrutar aunque haya terminado el año
natural a que correspondan.
En las empresas comprendidas dentro del ámbito funcional del Anexo VI, el período de
veintiún días naturales, que recoge el primer párrafo del presente artículo, se realizarán en
verano, sin perjuicio de los acuerdos o pactos que sobre el particular puedan adoptar las
empresas con su personal.


¿ Pese a lo anterior , y atendiendo a las necesidades productivas empresariales acreditables, es posible que una empresa con dicho convenio pacte con sus trabajadores validamente que NO SE PUEDEN HACER VACACIONES DEL 01 de enero al 31 de JULIO ?

Gracias por adelantado

 20/11/2019 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 21/11/2019 LEXA Abogados
Buenas tardes,
 
El artículo 34.2 del Estatuto de los Trabajadores establece, respecto a la fijación de las vacaciones, lo siguiente:
 
2. El periodo o periodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.  

En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción social fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente.
 
Por tanto, como veis, el Estatuto de los Trabajadores establece que las vacaciones se fijarán de común acuerdo entre trabajador y empresario, pero todo ello de acuerdo con lo establecido en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.
 
En este sentido, el convenio colectivo ha establecido que 21 días se disfrutarán de manera ininterrumpida entre el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, salvo que por necesidades específicas de la empresa se acuerde con los representantes de los trabajadores una distribución distinta tanto respecto a los 21 días ininterrumpidos como respecto al periodo de disfrute. Así, existe la posibilidad, según el convenio, de alterar el periodo de disfrute de las vacaciones, siempre que concurren razones específicas y se llegue a un acuerdo con los representantes de los trabajadores.
 
En este sentido, la jurisprudencia ha entendido que es perfectamente válido el pacto entre empresa y representantes de los trabajadores en el que se pacte una distribución distinta de las vacaciones si así lo dispone el convenio colectivo de aplicación. Esto es, si el convenio prevé la posibilidad de que se cambie el periodo de disfrute de las vacaciones establecido en este, dicho cambio es posible, pero respetando rigurosamente los requisitos impuestos por la negociación colectiva.
 
Así se ha pronunciado la jurisprudencia, a lo que se cita la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Islas Canarias 746/2010, de 28 de julio, que establece que:
 
Pero hay una norma previa o anterior a cualquier pacto en materia de disfrute de vacaciones, que es la establecida en el art.38.2  LET, a la que sin cita expresa se refiere la juzgadora de instancia cuando se refiere a "la falta de disposición de la generalidad de los trabajadores a modificar voluntariamente sus vacaciones". El citado precepto establece: "El período o períodos de su disfrute (vacaciones anuales) se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones".
 
Se trata ésta de una norma que ha de cumplirse en todo caso, con independencia de la programación que con carácter general se realice en la empresa en los términos pactados colectivamente, cuyo desacuerdo como se sabe, abre la vía del procedimiento específico regulado en los arts.125 y 126  LPL. Por tanto, con carácter general se ha de considerar inapropiado el proceder de la empresa cuando, a través del escrito de 29 de enero del mismo año, unilateralmente decide poner en conocimiento general de los trabajadores la situación de la empresa a dicha fecha en relación a las reducciones de servicio que hace su cliente (Universidad de La Laguna) y cómo afecta ello a las vacaciones para el año en curso, "adelantando las vacaciones a 12 trabajadores, asignándoles 15 días de vacaciones en febrero quedando el resto para cuando les correspondía por el cuadrante anual de vacaciones", bien entendido ello que se hace cuando ya están programadas las vacaciones del año.
 
Pero ocurre en el presente caso que la empresa, tal y como consta en el relato de hechos probados, ordinal 5º, ha intentado el acuerdo con el Comité de Empresa en la reunión convocada el 7 de enero, o eso es al menos lo que hay que deducir del hecho de que el punto del orden del día de la misma fuera "supresión de servicios por parte de nuestro cliente Universidad de La Laguna y estudio de soluciones a los problemas que puedan afectar a los trabajadores". No parece que se alcanzara acuerdo, pues el Comité eleva a la empresa a los dos días propuesta para la solución del conflicto y 20 días más tarde, es la empresa la que unilateralmente comunica a los trabajadores como quedan afectadas las vacaciones ante las reducciones de servicios operadas.
 
Es por ello que, a pesar de que la norma convencional y los acuerdos alcanzados con la representación legal de los trabajadores exijan el mutuo acuerdo, no puede entenderse aquí que se haya impuesto un cambio de calendario por parte de la empresa, saltándose los requisitos legales y convencionales establecidos, sino que la empresa, tras el intento de negociación con los representantes, y ante las probadas causas organizativas de reducción de servicios, se ve obligada a asignar a los trabajadores períodos de disfrute de sus vacaciones distintos a los pactados, lo que en su caso, y en aplicación de los arts.38 LET y 125 y 126 LPL, podrá dar lugar a la reclamación individual de cada trabajador afectado, pero sin que pueda considerarse en sede de conflicto colectivo que el proceder de la empresa -se insiste, tras el intento de alcanzar acuerdos de solución con los representantes y por probadas razones organizativas- de cambiar los períodos prefijados de vacaciones suponga un incumplimiento del art.45 del Convenio Colectivo y de los Acuerdos de los años 2002 y 2007 que merezca la reprobación de este Tribunal.
 
Por tanto, como veis, la jurisprudencia entiende que cuando se sigan los pasos establecidos en la regulación convencional para modificar los periodos vacacionales establecidos en convenio colectivo, y se cumplan los requisitos establecidos en este, la modificación efectuada será válida.
 
Por ello, para el caso que planteáis, si la empresa acredita las necesidades empresariales que señaláis de manera fehaciente, y es capaz de alcanzar un acuerdo con los representantes de los trabajadores señalando un nuevo disfrute de las vacaciones, entendemos que dicho acuerdo será válido. Esta posición ha sido igualmente convalidada por el Tribunal Supremo, en su Sentencia de 24 de noviembre de 2015.
 
En definitiva, si se cumplen los requisitos establecidos por el convenio colectivo en cuestión, que son las necesidades de la empresa y el acuerdo con la representación de los trabajadores, entendemos que el pacto será válido para el caso puntual que se establezca.
 
En conclusión:
  • El Estatuto de los Trabajadores establece que las vacaciones se fijarán de común acuerdo entre trabajador y empresario, pero todo ello de acuerdo con lo establecido en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.
 
  • A su vez, la jurisprudencia ha entendido que un pacto de modificación de vacaciones alcanzado entre empresa y representación de los trabajadores siguiendo los requisitos establecidos en la negociación colectiva es válido.
 
  • Por tanto, en vuestro caso, si se dan las condiciones que señaláis en la consulta, que son las necesidades productivas de la empresa y el pacto con la representación de los trabajadores, entendemos que el pacto será válido, pero sin que pueda tener carácter permanente.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.


Si no es exactamente la duda que tenías, mándanosla.

¡La resolvemos gratis a profesionales y asesorías!


Respuesta del usuario

En nuestro caso no existe representación legal de los trabajadores, entendemos que es posible pactarlo individualmente con cada uno de los trabjadores afectados. ¿ Correcto ?

 22/11/2019 Usuario LEXA Online
Comprueba todos los servicios que la suscripción LEXA ofrece a profesionales de RRHH y asesorías:
 

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

 

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

 

Novedades

Toda la información jurídica que solo afecta a tu empresa. Normativa y jurisprudencia.

 

Convenios

Trámites publicados en tus convenios colectivos (convenio, tabla salarial, acuerdo,...)

 

Documentos y formularios

Descarga automática de cualquier archivo que necesites en la administración personal del día a día.

 

APP

Descubre nuestra app móvil para Android e IOS

 

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

 

0

Consultas resueltas
 

0

novedades clasificadas
 

0

videos en streaming

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

SUSCRIPCIÓN LEXA

¡Qué poco cuesta estar bien asesorado en materia laboral!

*El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

Somos abogados

Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
Es Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Graduada en Derecho por la Universidad de Navarra y realizó el Máster de Acceso a la Abogacía por la UNED