Tiempo Del Café

El tiempo del bocadillo o del café sabemos que no es tiempo de trabajo efectivo (si el convenio no lo regula) pero en algunas empresas lleva mucho tiempo aplicándose como si lo fuera; es decir, aplicando jornadas de 8 horas cuando el bocadillo ocupa 15 o 20 minutos. (Otro tema serían los cigarros...). Esto ocurre tanto en oficinas como en algunas partes de producción.
¿Se puede plantear el no considerarlo tiempo efectivo? ¿tendría que ser vía modificación sustancial?

 20/01/2012  usuario281

Respuesta de despacho:

 23/01/2012  despacho1
Buenos días:

Al respecto hay numerosas sentencias. Entre otras, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 16 de febrero de 2005, dispone con respecto a esta cuestión:

Alegan los recurrentes que desde el año 1997, pese a pactarse un calendario laboral en el que se excluía de la consideración de jornada los 20 minutos de descanso para el bocadillo o la merienda, lo cierto es que la empresa vino reconociendo tal descanso como de trabajo efectivo, mientras que en el calendario del 2004 la misma se ha negado a reconocer tal descanso como jornada efectiva, entendiendo que con tal actuación la empresa vulnera la condición más beneficios a que los trabajadores tenían adquirida.

Esta Sala deja abierta la posibilidad del establecimiento de que el descanso retribuido se considere como trabajo efectivo por la vía del pacto, de suerte que puede afirmarse que también estaríamos en el mismo caso si se tratara de una situación sostenida en el tiempo que hubiere provocado el nacimiento de una condición más beneficiosa incorporada al contrato. Que el nacimiento de esta requiere algo más que la mera persistencia en el tiempo del disfrute de una determinada situación, siendo necesario que esa persistencia sea indicativa de la voluntad de la empresa de conceder un beneficio que sobrepase las exigencias de las normas legales o colectivas aplicables, integrando así la reiteración una declaración tácita de voluntad en este sentido.

La empresa siempre otorgó y consintió que tales minutos se consideraran jornada efectiva de trabajo y así quedaba reflejado en los respectivos calendarios a la hora de fijar el horario a realizar por los trabajadores integrantes de la jornada a turnos de rotación semanal, hasta que a la hora de negociar el calendario laboral de 2004 la misma se niega a mantener el beneficio otorgado durante siete años, excluyendo expresamente de la jornada efectiva de trabajo los 20 minutos de bocadillo.

No cabe duda que la larga consideración en el tiempo que el descanso de bocadillo era trabajo efectivo, reconocido expresamente por la empresa en los calendarios anuales establecidos, provoca el nacimiento de una condición más beneficiosa para los trabajadores afectados, y la decisión empresarial de suprimir tal condición de forma unilateral constituye sin duda una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que únicamente podía viabilizarse por los cauces establecidos en el artículo 41.4 del Estatuto de los Trabajadores
.”

Por tanto, de dicha sentencia se desprende que el hecho de considerar, durante años, el tiempo de bocadillo como tiempo de trabajo efectivo, lo convierte en condición más beneficiosa. De esta forma, la decisión empresarial de suprimirla incurriría en un supuesto de modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

No obstante, al ser una modificación sustancial, amparada en la situación económica actual, y la difícil y complicada situación en la que se encuentra la empresa, podéis plantearlo como modificación sustancial, acreditando la necesidad de una mayor productividad en la empresa, y pasando como primera medida a que el tiempo del bocadillo no sea considerado como trabajo efectivo. Si no lo hacéis como modificación sustancial y os reclaman, es fácil que en los Juzgados de lo Social den la razón a los trabajadores.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.
Respuesta del usuario

Me imagino que dependerá del tamaño de la empresa, y de la relación que tengas con los representantes, pero yo lo haría por las bravas, creo que en la situación actual todo el mundo lo va a entender, no?

 24/01/2012  usuario36

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.