Sts 4355/2013. Despido Objetivo- Indemnización

Buenas tardes,

Tenemos una duda en relación a la sentencia en unificación de doctrina  STS 43
55/2013.

Hasta ahora, si en la empresa hacíamos un despido objetivo dando un plazo hasta el despido, no poníamos a disposición de la persona la indemnización hasta la fecha de despido.

Pero teniendo en cuenta esta sentencia ¿tendríamos que pagarle en el momento de la comunicación aunque el despido fuera en fecha posterior?

Gracias y un saludo

 07/02/2014  usuario168

Respuesta de despacho:

 10/02/2014  despacho1
Buenas tardes:
 
En primer lugar, la sentencia señalada, del Tribunal Supremo de 9 de julio de 2013, declara que, en la extinción del contrato por causas objetivas, la puesta a disposición de la indemnización ha de ser simultánea a la entrega de la carta de despido.
 
En este sentido, la mencionada sentencia dispone:
 
“La recurrente alega la infracción del artículo 53.1.b) del  Estatuto de los Trabajadores. Para ello, parte el recurso del relato fáctico inalterado en Suplicación, según el cual, la carta de despido tiene fecha de 22 de diciembre de 2010, su fecha de efectos, 7 de enero de 2011, y la entrega del cheque por importe de la indemnización, también en la citada fecha de 7 de enero de 2011, es decir, cuando se hacía efectivo el despido. A la vista de las fechas en las que se ha producido, en primer lugar el preaviso, y en segundo lugar la entrega del cheque y la efectividad del despido, transcurrido entre uno y otro momento dieciséis días, deberemos analizar las consecuencias de la dilación.
 
(…) En el presente caso no se discute la validez del pago en función de que hayan transcurrido o no varios días desde la fecha en la que se procede a efectuar aquel mediante la entrega de cheque bancario en el supuesto de que se hubiera producido alguna dificultad al intentar cobrarlo. Las previsiones de dicha resolución, la Sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2011 que atienden a la específica cuestión planteada acerca del desfase entre la fecha acreditada de la transferencia y la fecha de su efectiva recepción, no pueden ser extrapoladas a la actual controversia, formulada en términos del momento idóneo para la puesta a disposición cuando siendo simultáneas la entrega y la recepción de la indemnización, sin desfase alguno, dicha entrega se ha producido en fecha posterior a la comunicación del despido, si bien simultanea a éste, lo que contradice la doctrina unificada puesta de manifiesto en la sentencia de contraste, siendo de apreciar en la recurrida la infracción objeto de denuncia y en consecuencia, de acuerdo con el informe del Ministerio Fiscal, procede declarar como recta doctrina la aplicada por la sentencia de comparación.”
 
En este caso, el Tribunal califica el despido como improcedente, al no concurrir la simultaneidad entre la puesta a disposición de la indemnización y la carta de despido. En cambio, el Tribunal estima que será válida la transferencia si tiene lugar el mismo día de la entrega de la carta de preaviso.
 
Asimismo, el artículo 53 del Estatuto de los Trabajadores regula la forma y efectos de la extinción por causas objetivas:
 
“1. La adopción del acuerdo de extinción al amparo de lo prevenido en el artículo anterior exige la observancia de los requisitos siguientes:
 
b) Poner a disposición del trabajador, simultáneamente a la entrega de la comunicación escrita, la indemnización de veinte días por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año y con un máximo de doce mensualidades.

Cuando la decisión extintiva se fundare en el artículo 52, c), de esta Ley, con alegación de causa económica, y como consecuencia de tal situación económica no se pudiera poner a disposición del trabajador la indemnización a que se refiere el párrafo anterior, el empresario, haciéndolo constar en la comunicación escrita, podrá dejar de hacerlo, sin perjuicio del derecho del trabajador de exigir de aquél su abono cuando tenga efectividad la decisión extintiva.”
 
Por tanto, como veis, la regla general es la puesta a disposición de la indemnización, simultáneamente a la entrega de la carta de despido.
 
En este sentido, la jurisprudencia viene entendiendo que la puesta a disposición significa que en cualquier momento inmediato en el que el trabajador recabe la entrega por cualquiera de los medios de pago legalmente admitidos, la cantidad deberá estar a su alcance, disponible. No exige la efectiva entrega, pues lo que la ley exige es que el empresario ofrezca la indemnización y la tenga efectivamente disponible (entre otras, sentencia del Tribunal Supremo de 1 de julio de 2010).
 
Además, resulta  válida la entrega mediante transferencia bancaria efectuada con anterioridad al cese, aunque no conste la fecha de recepción (sentencia del TS de 5 de diciembre de 2011), o cuando se abona mediante cheque bancario que no es aceptado por el trabajador y el importe de la indemnización consta en la comunicación de cese (sentencia del TSJ Galicia  de 30 de octubre de 2012).
 
No obstante, existe una excepción a dicha regla general. Y esta es el supuesto de despido objetivo por causas económicas, en el que, como consecuencia de tal situación económica, la empresa no pueda poner a disposición del trabajador la indemnización.
 
De esta forma, cuando el empresario alegue causa económica y justifique en la comunicación de despido la dificultad de cumplir dicho requisito por tal situación económica podrá prescindir de la puesta a disposición de la indemnización, sin perjuicio del derecho del trabajador a exigir el abono cuando tenga efectividad la decisión extintiva (art. 53.1.b) ET).
 
Asimismo, corresponde a la empresa la acreditación de la falta de liquidez. No obstante, la iliquidez no puede justificarse con la sola demostración de la existencia de pérdidas a la fecha del despido, que podrán probar en su caso la mala situación económica pero no la falta del numerario que impide cumplir con la obligación de puesta a disposición. La iliquidez deberá acreditarse por otros indicios como es el estado de cuentas cerrado a la fecha del despido que refleje la situación bancaria y la de tesorería (entre otras, sentencia del TS de 17 de julio de 2008).
 
Por todo lo anterior, es necesaria la puesta a disposición de la indemnización, de forma simultánea a la comunicación del despido, a pesar de que la fecha de efectos del despido sea posterior.
 
Únicamente en los casos señalados anteriormente (despido objetivo por causas económicas y falta de liquidez, con su debida acreditación), podrá la empresa apartarse de la regla general de puesta a disposición simultánea de la indemnización, tal y como establece el artículo 53.1 b) del Estatuto.
 
Esperamos haber resuelto su consulta.
 
Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.