Seguro Medico

Modificar mensaje
A ver si me podeis confirmar : se trata de un seguro médico que paga la empresa, y figura como tomadora del seguro ( y los socios como beneficiarios), estamos ante una retribución en especie que esta sujeta a cotización y exenta a nivel de tributacion hasta los 500 euros de prima anuales por asegurado, es correcto ?. El exceso de esos 500 euros tributaria. Además tienen una bonificación los 3 primeros meses, aunque disfruten de la bonificación , estos seguros hay que reflejarlos como retribución en especie en la nómina, es correcto, verdad ? Los socios son autonomos pero tienen nómina en la empresa.
Modificar mensaje

 22/01/2015  usuario1813

Respuesta de despacho:

 23/01/2015  despacho1
Buenos días:

Con la reforma de la ley de IRPF mediante la Ley 26/2014 de 27 de noviembre, se modifica el artículo 42 de dicha Ley, relativo a las rentas en especie:
ANTERIOR REDACCIÓN NUEVA REDACCIÓN
2. No tendrán la consideración de rendimientos del trabajo en especie:

f) Las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad, cuando se cumplan los siguientes requisitos y límites:

1.º Que la cobertura de enfermedad alcance al propio trabajador, pudiendo también alcanzar a su cónyuge y descendientes.

2.º Que las primas o cuotas satisfechas no excedan de 500 euros anuales por cada una de las personas señaladas en el párrafo anterior. El exceso sobre dicha cuantía constituirá retribución en especie.
3. Estarán exentos los siguientes rendimientos del trabajo en especie:

c) Las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad, cuando se cumplan los siguientes requisitos y límites:

1.º Que la cobertura de enfermedad alcance al propio trabajador, pudiendo también alcanzar a su cónyuge y descendientes.

2.º Que las primas o cuotas satisfechas no excedan de 500 euros anuales por cada una de las personas señaladas en el párrafo anterior. El exceso sobre dicha cuantía constituirá retribución en especie.

Por ello, como veis, en relación a las primas de seguro para la cobertura de enfermedad, antes, se establecía expresamente que no tenían consideración de rendimientos del trabajo en especie. Sin embargo, ahora, tras la publicación de la Ley, pasan a considerarse “rendimientos del trabajo en especie”, pero están exentos de tributación.

De esta forma, la técnica empleada por el legislador consiste en considerar retribución en especie estas primas de seguro, pero declararla exenta, en las cuantías recogidas en el artículo 42.3 c) de la Ley del IRPF (tal y como señaláis, 500 € anuales por cada trabajador).

Estas primas de seguro se regulaban, en virtud de la Ley del IRPF anterior, en el artículo 42.2 f). Y, ahora, tras la publicación de la Ley 26/2014, que modifica la Ley del IRPF, el artículo relativo a dicha cuestión es el artículo 42.3 c).

Por tanto, a efectos de cotización, cotiza íntegramente, y a efectos fiscales, sigue igual que antes, ya que si bien ahora se considera retribución en especie, está exenta.

Efectivamente, el exceso de esos 500 € tributaría.

Una vez sentado lo anterior, se pueden plantear 2 supuestos.

PRIMER SUPUESTO – menos de 500 euros anuales

En este caso, por ejemplo, si una persona percibe 41,66 euros mensuales, no habría que practicar retención de IRPF en especie, siempre y cuando esa sea la cuantía de cada uno de los 12 meses.

Es decir, 41,66 x 12 meses, da un total de 499,92 euros anuales. De esta forma, si todos los meses percibe una cuantía de 41,66 euros (y no superior), en concepto de “seguro médico”, no superará los 500 euros anuales que establece el nuevo artículo 42.3 c) de la Ley del IRPF.

Así las cosas, a pesar de que esos 41,66 euros mensuales se consideren rendimientos del trabajo en especie, estarán exentos del Impuesto.

SEGUNDO SUPUESTO – más de 500 euros anuales

Si se perciben, por ejemplo, 100 € mensuales x 12 meses, son 1.200 euros. De esta forma, las cuotas del seguro médico exceden en 700 € anuales, al máximo de 500 euros anuales que establece el artículo 42.3 c) de la Ley del IRPF.

De esta forma, en virtud del mencionado precepto, que establece que el exceso sobre los 500 € anuales, “constituirá retribución en especie no exenta”, la cuantía de 700 € anuales (o 58,33 € mensuales) sí será considerada rendimiento del trabajo en especie (sin estar exenta), debiendo tributar. En cambio, los 500 € anuales (o 41,66 € mensuales) seguirán exentos de tributación.

Por último, en cuanto a la segunda de las cuestiones planteadas en la consulta, debemos determinar que en caso de que dicho seguro sea obligatorio por convenio, si se deberá reflejar dichas cantidades en nómina. Ahora bien, únicamente en la parte proporcional que sea imputable al trabajador ese mes.

Pues bien, esto es para el supuesto de ser trabajador por cuenta ajena, y por tratarse de rendimientos de trabajo. Pero vuestra consulta trata de un autónomo socio, cuyos rendimientos, desde el pasado 1 de enero de 2015 son rendimientos de actividades económicas.

Mediante la Ley 26/2014 se modifica el artículo 27 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas relativo a rendimientos de actividades económicas. En concreto se introduce un párrafo tercero dentro del apartado 1 con la siguiente redacción:

“No obstante, tratándose de rendimientos obtenidos por el contribuyente procedentes de una entidad en cuyo capital participe derivados de la realización de actividades incluidas en la Sección Segunda de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas, aprobadas por el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, tendrán esta consideración cuando el contribuyente esté incluido, a tal efecto, en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, o en una mutualidad de previsión social que actúe como alternativa al citado régimen especial conforme a lo previsto en la disposición adicional decimoquinta de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de ordenación y supervisión de los seguros privados.”

Ello trae consigo el siguiente cambio en el planteamiento:
  • Los rendimientos obtenidos por el contribuyente procedentes de una entidad en cuyo capital participe derivados de la realización de actividades profesionales, tendrán consideración de “rendimientos íntegros de actividades económicas” y no así de rendimientos de Trabajo.
  • Por ello, y tras confirmación telefónica con la Agencia Tributaria, debemos determinar que lo dispuesto en el artículo 42.3 del la ley de IRPF no es de aplicación en este caso, puesto que dicho artículo hace referencia a “rendimientos de trabajo”.
El importe de las primas abonadas, deberá cotizar por tanto como rendimientos de actividades económicas, sin tener acceso a la exención prevista en el citado artículo 42 LIRPF.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.