Sancionar Respetando La Tipificación

Un trabajador comete una infracción GRAVE.
El convenio preve para tal infracción la SANCION DE "suspension de empleo y sueldo de 3 a 15 dias".
La empresa QUIERE SANCIONARLE CON UNA AMONESTACION.
¿ Puede ?
¿ Podrá alegar el trabajador que NO SE HA RESPETADO EL PRINCIPIO DE TIPIFICACION , dado que se le sanciona con una medida no prevista en la norma ?
Lo mismo seria que el convenio hablara de la posibilidad de despido y la empresa sólo quiera suspenderle de empleo y sueldo.
¿ El castigo superior previsto en un convenio IMPLICA PER SE poder sancionarle con algo menor ? ¿ "quien puede lo más puede lo menos" ? ¿ incumple el principio básico de tipicidad de las sanciones ?

 06/11/2012  usuario1077

Respuesta de despacho:

 07/11/2012  despacho1

Buenos días:

Entendemos que de esta manera no se esta incumpliendo. Es decir, sería incumplimiento si la sanción es excesiva o desproporcionada, pero cuando es una sanción menor a la que esta tipificada no se esta realizadando ningún incumplimiento.

Esta dentro del poder de dirección del empresario. En este sentido la jurisprudencia, encontramos sentencias donde la sanción es menor a la infracción realizada.

En la STSJ Castilla la Mancha de 29 de marzo de 2012 la empresa sanciona mediante una amonestación por escrito la falta muy grave consistente en irregularidades bancarias llevada a cabo por el director de la sucursal.

En la STSJ de Madrid de 27 de enero de 2009 la Comunidad de Propietarios amonesta por escrito al portero ante las faltas muy graves consistentes en ausencias injustificadas y malos tratos de palabra.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.
Respuesta del usuario

Dicho lo anterior, es un principio del derecho punitivo, trasladable al ámbito del derecho laboral, que la
tipicidad está encuadrada dentro del ejercicio del derecho sancionador. El principio relativo a que no puede
sustraerse el empresario en sus facultades de sanción a las limitaciones legales es un criterio aceptado
(TC 24-7-95). De igual manera, existe una supeditación a las normas que facultan el ejercicio del derecho
sancionador, de manera que no puede extralimitarse el empresario en el uso o ejercicio de las facultades de
sanción que le autoriza el legislador, la norma paccionada o la aplicable a la relación de trabajo (TS 8-10-88).

Partiendo de estos asertos, es una norma estatutaria que los trabajadores no pueden disponer
válidamente de los derechos que tengán reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario, o
aquellos que son reconocidos indisponibles por convenio colectivo. En el sentido de lo anterior, tal y como
indica el recurrente, el art. 58 ET supedita la facultad sancionadora del empresario a la graduación de faltas
y sanciones según las disposiciones legales o el convenio colectivo que sea de aplicación, prohibiendo la
sanción que consista en reducción de la duración de vacaciones o la minoración de derechos al descanso del
trabajador o multa de haber. En iguales términos, igualmente lo alega el recurrente, art. 115 LPL , debe ser
declarada nula toda sanción que no consista en alguna de las legalmente previstas o no estuviera tipificada en
las disposiciones legales o en el convenio colectivo aplicable. Previsiones legales que se engarzan con esa
doctrina tanto del Constitucional como del TS a la que hemos aludido, y que implica la imposibilidad de ejercitar
un derecho sancionador que supere o extralimite los umbrales establecidos por la legislación aplicable.

 07/11/2012  usuario1077
Respuesta del usuario

Estaba repasando las consultas efectuadas con anterioridad. Creo que no me han constestado a las consideraciones realizadas el 7/11/2012 en la que les trasladaba el criterio del TC 24/07/95. Quedando a su espera, muchas gracias por adelantado.

 20/03/2013  usuario1077

Respuesta de despacho:

 20/03/2013  despacho1
Buenas tardes:

Efectivamente, no señalamos nada en esta ocasión porque entendíamos que el tema estaba claro. Asimismo, lo que señalas es correcto. Es cierto que se debe sancionar respetando la tipificación

Por ello, entendemos que, sería incumplimiento empresarial si la sanción que se impone es excesiva o desproporcionada, pero cuando es una sanción menor a la que esta tipificada no se esta realizando ningún incumplimiento.

Esta dentro del poder de dirección del empresario. En este sentido la jurisprudencia, encontramos sentencias donde la sanción es menor a la infracción realizada.

En la STSJ Castilla la Mancha, de 29 de marzo de 2012, la empresa sanciona mediante una amonestación por escrito la falta muy grave consistente en irregularidades bancarias llevada a cabo por el director de la sucursal. En este sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 27 de enero de 2009, la Comunidad de Propietarios amonesta por escrito al portero ante las faltas muy graves consistentes en ausencias injustificadas y malos tratos de palabra.

Así, es claro ejemplo de cómo se debe sancionar, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 13 de febrero de 2012, que establece:

“La doctrina jurisprudencial consolidada, considera que la sanción debe ser proporcionada a la falta cometida, de modo que del elenco de sanciones que el ordenamiento jurídico pone a disposición del empresario, debe escogerse la que sea adecuada a la falta cometida. Es necesario, el análisis individualizado de las circunstancias concurrentes, de la adecuación y proporcionalidad de la sanción a las conductas imputadas, todo ello bajo el prisma interpretativo (restrictivo) del derecho sancionador. También de manera reiterada, dicha jurisprudencia, establece respecto al principio de proporcionalidad (ST 13-1-2000, entre otras) que la doctrina gradualista exige que no todo incumplimiento contractual es susceptible de justificar la sanción máxima, sino que los más elementales principios de justicia, exigen una perfecta adecuación entre el hecho, la persona y la sanción, con pleno y especial conocimiento del factor humano (STS 21 de Marzo de 1988 y 20 de Febrero de 1991), de tal forma que han de ponderarse todos los aspectos, objetivos y subjetivos, teniendo presente las circunstancias coetáneas.(…)
La parte demandada no ha rebasado la facultad disciplinaria otorgada al empresario en el art. 58.1 ET. De hecho, no obstante la calificación de la falta como muy grave, ha impuesto una sanción algo inferior, lo que no es motivo de reproche alguno ni tacha de ineficacia de la sanción impuesta, pues lo esencial es la falta que se imputa y su calificación, entrando en el ámbito de las facultades correctoras del empresario la concreta sanción que se imponga, siempre que no supere las previsiones de la correspondiente normativa disciplinaria, sin que la valoración subjetiva expuesta por parte de la recurrente pueda sustituir la objetiva efectuada en su conjunto por el Magistrado de instancia.”.

Por ello, de esta forma no vais a incumplir con la sanción. Lo importante es que se califique correctamente la falta realizada, aunque se imponga una sanción de menor gravedad a los hechos cometidos, de las que establece el convenio. De esta manera no podrá ser considerada desproporcionada, es decir, no vais a incumplir.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.