Responsabilidades De Una Empersa Por Las Trabajadores De Limpieza De Una Actividad Externalizada

Una empresa A (dedicada al sector de oficinas y despachos) tiene contratados los servicios de una empesa B de limpieza .
En total , en esta empresa A vienen a trabajar para hacer estas tareas de limpieza un total de 3 trabajadoras procedentes de la empresa B.
El problema está en que la empresa B no paga a estas 3 trabajadoras , ni está pagando la seguridad social correpondiente a ellas.

1. Esta situación puede perjudicar a la empresa A ? (Via responsabilidad por subcontratación) (Entendemos que es actividad impropia ... ergo no responsabilidad). Es decir , ¿ le pueden las trabajadoras de la empresa B o la INSPECCION DE TRABAJO a la empresa A que le paguen sus nomina y la cotización de ellas ?
2. ¿ Puede la empresa A abonar directamente los salarios a las 3 trabajadoras y descontar lo que suban estas nominas de lo que deba pagarsele a la empresa B ? Imaginemos que la factura de limpieza cuesta 4000 euros , y las 3 nominas cuestan 3000 , es decir , sólo le pagara a la empresa A un total de 1000 euros. ¿ Esto es correcto ? o es liar churros con merinas. Yo creo que es confundir y no se puede hacer ni aunque en contrato lo hubieran establecido las dos empresas A y B.
3. ¿ Nos pueden dar algun consejo para actuar en estas situaciones ? Estoy pensando en si yo ahora contrato a OTRA EMPRESA DE LIMPIEZA , llamemosle C , hasta que punto esto es correcto en el sentido de NO DERIVAR RESPONSABILIDAES. ¿ Podemos cambiar alegremente de empresa de limpieza ? ¿ no habrá subrograciones de las trabajadoras ? ¿ nos eximimos de pagar nominas y seguridad social ?
Muchas gracias por adelantado.

 18/11/2014  usuario1077

Respuesta de despacho:

 19/11/2014  despacho1
Buenas tardes:

Una vez analizado lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores y demás normativa aplicable, así como la jurisprudencia pertinente en relación a la consulta planteada, hemos llegado a las siguientes conclusiones:

1.- En cuanto a la primera de las cuestiones el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores establece lo siguiente:

“1. Los empresarios que contraten o subcontraten con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquéllos deberán comprobar que dichos contratistas están al corriente en el pago de las cuotas de la Seguridad Social. Al efecto, recabarán por escrito, con identificación de la empresa afectada, certificación negativa por descubiertos en la Tesorería General de la Seguridad Social, que deberá librar inexcusablemente dicha certificación en el término de treinta días improrrogables y en los términos que reglamentariamente se establezcan. Transcurrido este plazo, quedará exonerado de responsabilidad el empresario solicitante.”

Pues bien, de acuerdo con lo dispuesto en este artículo, el empresario contratante deberá responder solidariamente en caso de que las obras o servicios correspondan a la propia actividad. Por tanto, lo importante aquí es determinar si el servicio de limpieza se considera que corresponde a la propia actividad de la empresa A, dedicada a trabajo de oficinas y despachos. La clave es, por tanto, interpretar el concepto de “propia actividad”, ya que solo cuando la descentralización de funciones pueda incluirse en la propia actividad, nacerá la responsabilidad a la que se refiere este artículo.

En este sentido se ha pronunciado la jurisprudencia, de cara a excluir diferentes funciones de la noción de “propia actividad”. Es relevante en nuestro caso la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 25 de octubre del 2000, en la cual se excluye la actividad de limpieza de la “propia actividad de un hospital”:

“A tenor del citado precepto los empresarios que contraten o subcontraten con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquéllos... responderán solidariamente de las obligaciones de naturaleza salarial contraídas por los subcontratistas con sus trabajadores y de las referidas a la Seguridad Social durante el período de vigencia de la contrata, con el límite de lo que correspondería si se hubiese tratado de su personal fijo en la misma categoría o puestos de trabajo, y el Tribunal Supremo en sentencia de 29 de octubre de 1998 ha señalado lo siguiente: «dos teorías doctrinales han procurado precisar el alcance de este concepto jurídico indeterminado que es la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de la empresa principal. La primera de ellas es la teoría del ciclo productivo, de acuerdo con la cual el círculo de la propia actividad de una empresa queda delimitado por las operaciones o labores que son inherentes a la producción de los bienes o servicios específicos que se propone prestar al público o colocar en el mercado. Una segunda posición sobre el alcance de las responsabilidades establecidas en el artículo 42 del ET es la teoría que podemos llamar de las actividades indispensables, que dilata el alcance de aquéllas a todas las labores, específicas o inespecíficas, que una determinada organización productiva debe desarrollar para desempeñar adecuadamente sus funciones. La más reciente doctrina de esta Sala del Tribunal Supremo se ha inclinado por la primera de estas dos tesis, excluyendo del ámbito de la propia actividad de la empresa principal a las actividades complementarias inespecíficas, como la vigilancia de edificios o centros de trabajo (STS de 18 de enero de 1995)», y que «el fundamento de esta interpretación estriba en que las actividades del ciclo productivo, a diferencia de las actividades indispensables no inherentes a dicho ciclo, se incorporan al producto o resultado final de la empresa o entidad comitente, tanto si son realizadas directamente como si son encargadas a una empresa contratista, justificando así la responsabilidad patrimonial de la empresa o entidad comitente respecto de los salarios de los trabajadores empleados en la contrata».

En el presente caso la actividad propia de Institución Tres Torres, SA, es la de sanidad privada, según se indica en el hecho probado cuarto de la sentencia recurrida, la cual el 9 de enero de 1998 concertó contrato de arrendamiento de servicios de limpieza con la empresa Iman Cleaning, SL, señalando a su vez el hecho probado primero que la actora ha venido trabajando para la empresa Iman Cleaning, SL, con la categoría profesional de trabajadora de limpieza, en la Clínica Tres Torres, sin que conste que esta última actuara como empleadora de la misma, por lo que no siendo la actividad propia de la empresa recurrente inherente a su ciclo productivo la prestación de servicios de limpieza, no puede ser condenada solidariamente al amparo del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores, como así lo ha entendido ya la Sala en la sentencia recaída en el rollo 1319/2000 a propósito de otra trabajadora que se encontraba en idéntica situación que la actora, razón por la cual, al haberse producido la infracción denunciada, el motivo y el recurso deben ser estimados”.

Por tanto, y como conclusión a la primera de las cuestiones, entendemos que no habrá responsabilidad solidaria de la empresa A por no poder incardinar los servicios de limpieza dentro de la “propia actividad” de la empresa.

2.- En cuanto a la segunda de las cuestiones, desaconsejamos dicha actuación, dado que de actuar así puede crearse precedente y que en el futuro se exija esta forma de pago en base al precedente creado.

En cambio, esa forma de proceder es muy común en empresas de la construcción, pero por una razón, y es que las subcontratas son siempre de la misma actividad, y por tanto, les es de aplicación la responsabilidad solidaria propia del art. 42 del ET. En el caso de la limpieza vuestra no es así, y por tanto, no sería la salida correcta porque no tenéis riesgo en ese sentido de acabar siendo responsables.

En todo caso, como siempre puede haber algún tipo de demanda en tal sentido, como práctica sí podéis retener la factura de 4.000 euros hasta que os acrediten el pago de los salarios y seguridad social de ese mes. Cuando lo hayan justificado, abonáis la factura completa, pero sólo como forma de presión para evitar tener un potencial problema, que aún así no vemos vaya a tener viabilidad (por no ser precisamente, según el punto primero, propia actividad).

3.- En este último punto, en cambio, sí os decimos que habrá subrogación en todo caso. Todos los convenios colectivos de limpiezas de oficinas y locales recogen expresamente la subrogación empresarial convencional. Ello significa que sea cual sea la empresa entrante de limpieza (la que denomináis empresa C) siempre se subrogará en la plantilla actual de la empresa B.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.
Respuesta del usuario

POR TEMA DE COORDINACIÓN EMPRESARIAL, TENEIS QUE PEDIR A LA EMPRESA QUE VIENE A PRESTAROS SERVICIOS EL CERTIFICADO DE ESTAR AL CORRIENTE EN EL PAGO DE LA SSOCIAL.
SI NO LO PAGAN Y UNA DE SUS TRABADORAS TIENE UN ACCIDENTE EN VUESTA EMPRESA, VOSOTROS OS TENEIS QUE HACER CARGO COMO SI FUERA VUESTRA TRABAJADORA.
ASI QUE SI NO LES PAGAN SUELDO, PAGAN SSOCIAL??????
QUE OS PASEN CERTIFICADO Y SI NO OS LO PASAN, CONTRATAD OTRA EMPRESA PARA CURAROS EN SALUD.

 21/11/2014  usuario891

Respuesta de despacho:

 21/11/2014  despacho1
Muchas gracias por la experiencia aportada, usuario 891.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.