Reduccion De Jornada Estudios

Buenos días

Se trata de un trabajador con 9 años de antigüedad, que solicita por escrito una reducción de jornada de un 40% para realizar estudios de FP curso 19/20.y ademas solicita poder adaptar su horario laboral para poder asistir a clase, comer etc.

Es un trabajador a tiempo completo.

Los estudios que va a realizar no tienen nada que ver con su categoría profesional, son estudios totalmente diferentes.

Entendemos que se le debe de conceder ambas solicitudes. La que mas duda con causa en la adaptación de su horario, mas que nada por la problemática que tienen en la empresa de horarios turnos y demás.

También le planteamos que en lugar de reducción de jornada de hacer una adaptación, pero por las mismas causa lo vemos mas problematico.

Para la reincorporación de la reducción y el tiempo máximo de la misma, ¿que nos decis?, nos surgen dudas al respecto mas que nada por el concepto por el cual es la reducción.

En espera de vuestra información, un cordial saludo

Muchas gracias





 06/08/2019  usuario43

Respuesta de despacho:

 07/08/2019  despacho1
Buenos días,
 
En primer lugar, la realización de estudios de FP, se encuadra en la promoción profesional y viene regulada con carácter general en el artículo 23 del Estatuto de los Trabajadores, que señala lo siguiente:
 
1. El trabajador tendrá derecho:  

a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional.  

b) A la adaptación de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formación profesional.  

c) A la concesión de los permisos oportunos de formación o perfeccionamiento profesional con reserva del puesto de trabajo.  

d) A la formación necesaria para su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo. La misma correrá a cargo de la empresa, sin perjuicio de la posibilidad de obtener a tal efecto los créditos destinados a la formación. El tiempo destinado a la formación se considerará en todo caso tiempo de trabajo efectivo.
 
En este sentido, las opciones que dispone son: la elección de turno, o, la adaptación de la jornada ordinaria para asistir a la formación.
 
En este sentido, se pronuncia el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja en su Sentencia 249/2015, de 8 octubre de 2015, que establece:
 
“El citado artículo 23 del  Estatuto de los Trabajadores, relativo a la "Promoción y formación profesional en el trabajo" dispone en su apartado 1 que " el trabajador tendrá derecho: a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional."
 
La pretensión del actor, en cuanto insta la adaptación de su turno de trabajo para cursar estudios dirigidos a la obtención de un título académico, ha de entenderse formulada al amparo del reproducido precepto, sin que sea de aplicación al caso la previsión que establece el apartado b) del mismo -que reconoce el derecho del trabajador " A la adaptación de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formación profesional. "- puesto que este precepto, como en él se expresa, queda constreñido al supuesto en el que la adaptación se refiera a la jornada ordinaria y tenga por objeto el asistir a cursos de formación profesional y no a cursar estudios dirigidos a la obtención de un título académico como es el caso.”
 
De esta forma, por vía del artículo 23 del Estatuto no tiene derecho a la reducción del 40% de la jornada.
 
Por su parte, analizamos también el reciente artículo 34.8 del Estatuto de los Trabajadores, regula la adaptación de la jornada por motivos de conciliación de la vida familiar y laboral:
 
8. Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa. (…)
 
Así, como vemos, el artículo 34.8 del ET, que permite la adaptación de la jornada de trabajo conforme a las necesidades de la persona trabajadora, habla expresamente de la conciliación de la vida familiar y laboral, con lo que la adaptación de la jornada no está prevista para estos casos de formación académica del trabajador.  
 
Además, conviene señalar que dicho artículo no habla de reducción, como sí lo hace el artículo 37.4 del ET, sino que habla de adaptación -en el mismo sentido que el artículo 23 del ET antes analizado-, con lo que entendemos que la reducción de la jornada tampoco es posible en virtud de este artículo. En este sentido, conviene tener en cuenta lo señalado la Sentencia del Juzgado de lo Social nº 5 de Oviedo 132/2019, de 11 de marzo de 2019, que establece:
 
Y, como han tenido la oportunidad de advertir las resoluciones judiciales recurridas en amparo, nos encontramos con una doble regulación jurídica que no se puede confundir, pues ha de distinguirse entre la posibilidad de solicitar una reducción de jornada para el cuidado de hijos con la consiguiente reducción de salario (que fue la opción elegida por la trabajadora en el caso resuelto en nuestra STC 3/2007), que supone el reconocimiento de un derecho exigible al amparo del art.37.5 LET, de aquellos otros supuestos (como es el caso que ahora se nos plantea) en los que se pretende una adaptación de la duración y distribución de la jornada a las concretas necesidades del trabajador con el objeto de conciliar vida privada, familiar y laboral y que tiene apoyo en un precepto diverso, esto es, el art. 34.8 LET, que a diferencia del anterior, condiciona los cambios pretendidos en la jornada sin reducción de ésta ni de salario a la existencia de un pacto colectivo o individual.”       
 
Por tanto, a la vista de lo expuesto, entendemos que no es posible la reducción de la jornada ni a través del art. 23 del ET ni a través del art. 34.8 del Estatuto de los Trabajadores.
 
Por ello, la empresa puede denegar la reducción de la jornada y, por ende, la adaptación que pide el trabajador en tanto que la solicita teniendo en cuenta una jornada reducida.
 
Con todo esto, si no se quiere denegar, o tras la denegación existe interés en encontrar una solución para que pueda acceder a la Formación Profesional, entendemos que existen otras vías que le podéis plantear al trabajador, que os exponemos a continuación:
 
1. Elección de turno:
 
El artículo 23 del Estatuto de los Trabajadores, regula distintos derechos del trabajador relativos a la formación entre los que establece los siguientes:
 
1. El trabajador tendrá derecho:

a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional.

b) A la adaptación de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formación profesional. (…)

Por lo tanto, conforme a este artículo, el trabajador tendrá preferencia a elegir el turno si cursa con regularidad estudios o adaptar su turno de trabajo, de tal forma que pueda compaginar los estudios con la prestación del trabajo a tiempo completo. Entendemos que esta opción podría seros válida ya que como se observa, cuando el trabajador quiera compaginar estudios con el trabajo, tendrá preferencia para elegir el turno concreto.
 
El Convenio Colectivo que os sea de aplicación puede que tenga alguna especificidad más a este respecto.
 
2. Excedencia Voluntaria:
 
Además, podréis también plantear la posibilidad, de conceder al trabajador una excedencia voluntaria tal como prevé el art. 46.2 del Estatuto de los Trabajadores, si bien es posible que esta opción pueda no ser satisfactoria para el empleado. En este sentido, establece el citado precepto:
 
2. El trabajador con al menos una antigüedad en la empresa de un año tiene derecho a que se le reconozca la posibilidad de situarse en excedencia voluntaria por un plazo no menor a cuatro meses y no mayor a cinco años. Este derecho solo podrá ser ejercitado otra vez por el mismo trabajador si han transcurrido cuatro años desde el final de la anterior excedencia voluntaria.

(…)  

El periodo en que el trabajador permanezca en situación de excedencia conforme a lo establecido en este artículo será computable a efectos de antigüedad y el trabajador tendrá derecho a la asistencia a cursos de formación profesional, a cuya participación deberá ser convocado por el empresario, especialmente con ocasión de su reincorporación. Durante el primer año tendrá derecho a la reserva de su puesto de trabajo. Transcurrido dicho plazo, la reserva quedará referida a un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente.
 
Aunque esta no sería la opción más favorable, permite pactar con el trabajador una excedencia con reserva del puesto de un año, lo que posibilitaría al trabajador cursar el curso académico 2019/2020, sin derecho a salario, y posteriormente reincorporarse a su puesto de trabajo en las mismas condiciones. Todo esto estará sujeto a que el trabajador lo acepte.
 
En este sentido, en el acuerdo de excedencia, se puede pactar la reserva del puesto de trabajo, con objeto de que el trabajador tenga garantías del retorno al mismo puesto que ocupaba.
 
3. Novación del Contrato de Trabajo:
 
En todo caso, si la empresa desea acceder a la reducción de la jornada, entendemos que esta deberá quedar reflejada en una novación contractual, en la que se indique la reducción de la jornada, la duración de la misma, el horario y turnos, etc. De cara, a que quede claro la fecha de incorporación a jornada completa, y las condiciones en las que deberá incorporarse.
 
Como veis, existen diferentes opciones que permitirían al trabajador poder cursar dicha formación. Ahora bien, todas ellas están supeditadas al consenso, salvo el derecho preferente del trabajador a elegir turno.
 
En Conclusión:
 
  • Las opciones que otorga el artículo 23 del Estatuto de los Trabajadores para la realización de estudios de FP por parte del trabajador son la elección de turno, o, la adaptación de la jornada ordinaria para asistir a la formación, no previéndose la reducción de jornada.
 
  • El art. 34.8 del Estatuto de los Trabajadores no habla de la adaptación de la jornada para la conciliación de la formación del trabajador y su puesto de trabajo, sino que ciñe el derecho, a la conciliación de la vida laboral y familiar. Además, en dicho precepto no se prevé la posibilidad de reducción, tal como hemos expuesto, sólo la de la adaptación.
 
  • Por tanto, en vuestro caso, no existe la posibilidad de otorgar la reducción y adaptación de jornada en los términos que os pide el trabajador, en tanto que ni el art. 23 ET ni el art. 34.8 ET la posibilitan.
 
  • Conforme a lo establecido por el artículo 23 ET, entendemos que esta opción podría seros válida, ya que el mismo plantea el trabajador tendrá preferencia a elegir el turno si cursa con regularidad estudios o adaptar su turno de trabajo, de tal forma que podría compaginar los estudios con la prestación del trabajo, pero a tiempo completo y sin reducción de jornada.
 
  • Otra situación que se podría plantear, menos favorable para el trabajador, es la de reconocerle el derecho a disfrutar de una excedencia voluntaria del art. 46.2 ET que le permitiese cursar el curso académico 2019/2020, pero sin derecho a salario, y con reserva del puesto de trabajo durante un año.
 
  • Finalmente, si la empresa desea conceder la reducción de jornada, una vía alternativa a la propuesta por el trabajador supondría la novación del contrato de trabajo a uno a tiempo parcial mediante acuerdo expreso entre él y vosotros, en el que se contuviese todo lo expresado anteriormente.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.