Premio Antigüedad, Jubilación Parcial

Buenas tardes.

En la empresa, tenemos una trabajadora que lleva 25 años trabajando. Hace 2 años accedió a jubilación parcial, y durante la jubilación parcial, cumple el número de años necesario para que según el convenio colectivo de aplicación (El Convenio de Colegios Mayores a nivel estatal) le corresponda un premio de jubilación, que equivale a 5 mensualidades. 

La pregunta es: esas cinco mensualidades ¿son a tiempo parcial (ya que ahora está en situación de jubilación parcial, es decir, trabajando a tiempo parcial porque ella accedió voluntariamente) o a tiempo completo (porque se entiende que la mayor parte del contrato estuvo a tiempo completo)? 

Un saludo.


 15/01/2019  usuario107

Respuesta de despacho:

 15/01/2019  despacho1
Buenas tardes.
 
En relación con el premio de jubilación, éste se regula en el artículo 52 del VIII Convenio colectivo nacional de colegios mayores universitarios privados, que determina que, los trabajadores contratados antes de 1 de enero de 1997, tendrán derecho a una paga equivalente a 5 mensualidades en el momento de cumplir 25 años de antigüedad en la empresa:
 
“Los trabajadores contratados con anterioridad a 1 de enero de 1997 tendrán derecho, al cumplir 25 años de antigüedad en la empresa, a una paga de carácter extraordinario equivalente en su cuantía a cinco mensualidades.
 
Esta paga se devengará una sola vez y su importe se hará efectivo en el mes de enero siguiente a la fecha en que se cumplan los 25 años de antigüedad en la empresa tomando como base de cálculo el importe de la mensualidad ordinaria correspondiente a dicha fecha de cumplimiento de los 25 años.”
 
Tal como señala el Convenio, esta paga se abonará en el mes de enero siguiente a cumplir esos 25 años, y para determinar la cuantía de la misma, se tendrá en cuenta el importe de la mensualidad ordinaria que corresponda en la fecha en que se cumple esa antigüedad de 25 años.
 
Por tanto, el Convenio es claro, se tendrá en cuenta el sueldo que la trabajadora ha percibido en la fecha de cumplir 25 años, esto es, el sueldo correspondiente a la jornada parcial realizada. Así habrá que abonarle el equivalente a 5 de estas mensualidades.
 
La clave en este caso es la última frase del artículo 52 señalado, que expresamente señala la forma de cálculo. En otros Convenios, que carecen de tal previsión, los Tribunales han considerado discriminatoria esa forma de aplicación del premio de antigüedad. Como ejemplo la sentencia de 21 de marzo de 2018, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid:
 
“La norma que regula la paga extra por 25 años de antigüedad, es el artículo 32 del convenio al que se refiere la recurrente, que dice así:
 
"Todo el personal afectado por este Convenio tendrá derecho al cumplir 25 años de antigüedad en el centro a una paga de carácter extraordinario equivalente a cinco pagas ordinarias, tomando como base de cálculo para el importe de la paga ordinaria el correspondiente a la fecha de cumplimiento de los 25 años de antigüedad . Dichas pagas comprenderán exclusivamente sueldo según tablas, complemento personal sustitutorio de la antigüedad , complemento de cargo de las categorías funcionales en el caso del personal de administración y servicios y, en el caso del docente-investigador, el promedio mensual de los tres últimos años del complemento especial por actividad docente, en la cuantía establecida en el apéndice Tablas Salariales.

Esta paga se devengará una sola vez y su importe se hará efectivo en el mes de enero siguiente a la fecha en que se cumplan los 25 años de antigüedad en la empresa".

[…]

Pues bien, en el caso de autos, de aceptar la tesis de la Administración de la GENCAT, consistente en que el trabajador a tiempo parcial, por el mero hecho de serlo aún de forma temporalmente limitada los 5 últimos años de su vida laboral (que es un 10,2 % de la vida activa posible ente 16 y 65años) ve reducido el premio de jubilación en una cuantía igual a la reducción de su jornada (entre un 25 % y un 50%, incluso hasta un 75% en caso de contrato de relevo a jornada completa y por duración indefinida); supondría dar un trato desfavorable, penalizando a los trabajadores jubilados parciales en relación a los trabajadores a tiempo completo, por la única razón de trabajar a tiempo parcial. Trato que iría más allá de la proporcionalidad de reducción de la jornada.
 
Así, a un jubilado parcial al 50% a los 64 años se le aplicaría una reducción de la mitad de la cuantía del premio de jubilación por el sólo hecho de haber estado trabajando con esa modalidad contractual en el último año de su vida laboral, que teóricamente podía alcanzar los 48 años hasta la jubilación parcial .
 
Para terminar, es obvio que dicho modo de cálculo no sólo supone un trato desfavorable por el mero hecho de estar contratado a tiempo parcial respecto a un trabajador/a a tiempo completo comparable, ya que no se respeta ni siquiera la regla de proporcionalidad, sino que además es contrario a la finalidad de la norma objeto de interpretación, el art.54 del Convenio, que se propone incentivar el empleo con una edad forzosa de jubilación. También es contrario a la finalidad del  art.12. 6  ET tal y como lo estableció la  Ley 35/02, que se propone incentivar el empleo, por un lado; y por otro, dotar de progresividad y flexibilidad la jubilación, promoviendo el mantenimiento de la vida activa del trabajador. Todas estas finalidades, tanto las Convencionales como las legales, se ven frustradas si se penaliza más que proporcionalmente a al jubilado parcial detrayendo de la cuantía del premio de jubilación la estricta proporción de jornada reducida de los últimos meses de su vida laboral, con independencia del número de años trabajados, tratándose de una mejora social que tiene por finalidad retribuir la fidelidad y vinculación a la empresa, así como la pérdida de ingresos derivada de la imposición de una edad forzosa de jubilación y que tiene por pretensión la de fomentar el empleo."
 
Insistimos en que en ese caso que analiza el TSJ de Madrid, el Convenio, no establecía una forma concreta de calcular el premio de antigüedad, y por tanto, consideraba la sentencia que la aplicación por parte de la empresa de la regla de proporcionalidad resultaba discriminatoria, ya que no lo preveía así el Convenio.
 
Sin embargo, en el Convenio aplicable en este caso, el de Colegios Mayores, sí se prevé el sistema de cálculo, por el que habrá que abonar el premio de antigüedad conforme a la jornada parcial desarrollada. En este sentido se pronuncia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (Sala de lo Social, sección 2ª), 615/2009, de 16 de abril:
 
“A la vista de lo anterior, la cuestión que se suscita en el presente recurso se centra en determinar cual ha de ser el importe de la paga como gratificación especial de jubilación a abonar al trabajador demandante, teniendo en cuenta que al tiempo se solicitarla había obtenido la jubilación parcial, con reducción de su jornada laboral y su salario en un 85 % de la ordinaria.

Para la adecuada resolución del caso planteado debe partirse de la norma general recogida en el art. 12.4 d) del  ET, según el cual "Los trabajadores a tiempo parcial tendrán los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo. Cuando corresponda en atención a su naturaleza, tales derechos serán reconocidos en las disposiciones legales y reglamentarias y en los Convenios Colectivos de manera proporcional, en función del tiempo trabajado".

En aplicación de tal norma, procede reconocer el derecho del trabajador a percibir la gratificación especial de jubilación en proporción a su jornada laboral, de modo que si ésta y el salario percibido se redujo en un 85 % de la ordinaria, en igual proporción debe ser reducido el importe de la gratificación reclamada, tal como ya tiene resuelto esta Sala para un caso similar, en su sentencia 576/2009, de 2 de abril , dictada en el recurso de suplicación 941/2008 .”
 
En definitiva, habrá que abonarse a la trabajadora 5 mensualidades del salario percibido actualmente por la realización de la jornada a tiempo parcial.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.