Permiso Acompañamiento Hijo

Buenos días,

La presidenta del Comité de Empresa nos solicita permiso por cumplimiento de deber inexcusable. El motivo es acompañar a su hijo de 6 años a revisión del traumatólogo tras quitar la escayola del brazo por fractura. En su horario laboral trabaja o bien por la mañana o bien por la tarde. En dicho permiso nos adjunta el enlace que se indica a continuación:

https://www.iberley.es/jurispr...

En ocasiones anteriores siempre ha solicitado este tipo de permiso como un permiso recuperable o bien solicitanto un día de asuntos propios. En esta ocasión incide en que es un derecho que tiene sin ser recuperable.

Nos gustaría confirmar si hay que concedérselo o no. En caso afirmativo, si debe ella justificar que tal visita no la puede hacer fuera de su horario laboral o bien el padre de su hijo.

Actualmente hay otra trabajadora que, en función de la concesión de este permiso a la presidenta del Comité, nos solicitará el mismo permiso puesto que su hijo, con una minusvalía leve, debe acudir a citas médicas con mucha frecuencia.

Saludos,



 28/11/2017  usuario707

Respuesta de despacho:

 30/11/2017  despacho1
Buenos días:

En relación con su consulta, en primer lugar, vamos a analizar la sentencia adjuntada del TSJ de Galicia sobre los permisos retribuidos para el cumplimiento de un deber inexcusable regulados vía convenio.

En este sentido, la sentencia de 14 de julio de 2017 del TSJ de Galicia contiene los siguientes hechos probados:
PRIMERO.- La actora, doña Penélope, provista del DNI NUM000 , viene prestando servicios a tiempo completo como teleoperadora especialista, por cuenta y bajo la dependencia de la empresa Unísono Soluciones de Negocio, S.A. SEGUNDO.- La actora tiene a su cargo a sus dos hijos menores de edad, con los que convive, llamados Eulalio y Elisabeth . TERCERO.- Su hijo Eulalio, nacido el NUM001 de 2001, padece una enfermedad cardíaca sujeta a revisiones periódicas a cargo del Servicio de Cardiología Pediátrica.

CUARTO.- El Convenio Colectivo de Contact Center, aplicable a la relación laboral, reconoce en su artículo 28.1 g) un permiso retribuido por el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal. Por su parte, el apartado segundo de dicho precepto reconoce a los trabajadores un crédito anual de 35 horas retribuidas para asistir a consultas de médicos de la Seguridad Social, debiendo avisar con la mayor antelación posible y debiendo presentar la justificación oportuna, procurando, en la medida de lo posible, adaptar sus horas de visitas médicas a sus tiempos de descanso. Por último, el artículo 29 de ese marco convencional dispone como permiso no retribuido que los trabajadores que tengan a su cargo hijos menores de nueve años, o ascendientes mayores de sesenta y cinco años, dispondrán del tiempo necesario para acompañar a los mismos a las consultas médicas oportunas, previo aviso y justificación. QUINTO.- Tras la consulta de 26 de octubre de 2015 la actora había consumido el crédito de 35 horas que tasa el convenio para acudir a consultas médicas, bien a título personal o bien para acompañar a sus dos hijos sujetos a su patria potestad. SEXTO.- La actora se ausentó los días 5 y 30 de noviembre de 2015 para acompañar a su hijo Eulalio en consultas externas en el Hospital Materno Infantil (5 de noviembre) y para recogerlo en el Hospital tras la expedición del alta médica (30 de noviembre), tras haberse sometido a una intervención quirúrgica el día 25 de noviembre por el que permaneció ingresado entre el 24 y el 30 de noviembre. La actora decidió imputar la ausencia del día 24 de noviembre y su crédito de horas sindicales. SÉPTIMO.- La actora es miembro del Comité de Empresa en el centro de trabajo de Vigo por el sindicato CGT. OCTAVO.- La actora dedujo papeleta de conciliación previa el día 18 de febrero de 2016, que tuvo lugar el día 30 de marzo con el resultado de tenerse por intentada sin avenencia. La demanda ha sido interpuesta el día 28 de abril de 2016.

Por lo tanto, en este caso, el convenio contenía los siguientes permisos:
  • Artículo 28 del convenio: permiso retribuido por el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal. El apartado segundo de dicho precepto reconoce a los trabajadores un crédito anual de 35 horas retribuidas para asistir a consultas de médicos de la Seguridad Social.
  • Artículo 29 del convenio: permiso no retribuido de los trabajadores que tengan a su cargo hijos menores de nueve años, o ascendientes mayores de sesenta y cinco años para acompañar a los mismos a las consultas médicas oportunas, previo aviso y justificación y por el tiempo necesario.

La cuestión sobre la que debe resolver el TSJ en el presente caso es determinar si las ausencias de la trabajadora para acudir al médico con su hijo, tras haber superado el crédito de 35 horas anuales, deben ser consideradas como permisos retribuidos por cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, o, por el contrario, se trata de una obligación legal de los padres de carácter privado sin derecho a dichas licencias.

El TSJ considera que acompañar a un hijo a una consulta médica no puede ser considerado como hecho causante de un permiso retribuido para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, ya que las obligaciones y deberes de los padres respecto de sus hijos constituyen una obligación de naturaleza privada y no pública.

El TSJ de Galicia, en la sentencia mencionada, argumenta lo siguiente:
En el caso concreto debemos asumir que no nos encontramos en presencia de un permiso por el tiempo indispensable para el cumplimiento inexcusable de carácter público y no sólo por los argumentos contenidos en la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, con sede en Las Palmas de Gran Canaria, de fecha 27 de febrero de 2017 , sino también por cuanto no resulta en modo alguno razonable ni comprensible que el Convenio Colectivo Estatal de Contact Center establezca, en sus artículos 28.2 y 29 , el derecho a asistir a consulta médica, bien sea el propio trabajador, bien acompañando a persona sometida a su patria potestad o a su cuidado, como permisos de carácter autónomo, bien sean retribuidos o no retribuidos, y diferentes al permiso retribuido por tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, regulado en el artículo 28.1.g) del Convenio Colectivo , para, a continuación, llegar a la conclusión, de que las asistencias a consultas médicas con hijos menores de edad, que la propia demandada reconoce que se encuentran contenidas, como permiso retribuido, en el artículo 28.2 del Convenio Colectivo , de forma conjunta con las asistencias a consultas médicas de la propia trabajadora y siempre que no superen las 35 horas anuales, cuando superen dicha duración de 35 horas, pasan a ser un permiso retribuido por tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal.

Es decir, es evidente la intención de las partes negociadoras del convenio de reflejar en el mismo, como un derecho o una condición más beneficiosa diferente al permiso establecido en el artículo 37.3.d) del Estatuto de los Trabajadores y en el artículo 28.1.g) del Convenio Colectivo , los permisos para asistencia a consultas médicas regulados en los artículos 28.2 y 29 del Convenio Colectivo , sobre todo cuando la empresa ha reconocido expresamente que considera que, en el primero de dichos preceptos convencionales y como permiso retribuido, se encuentra no sólo la asistencia a consulta médica por parte de la propia trabajadora demandante, sino también cuando acompaña a otras personas bajo su patria potestad y/o cuidado, y siempre hasta el límite de las 35 horas anuales.

Pero es que, a mayor abundamiento, aun cuando asumiéramos la tesis sustentada en la sentencia de esta Sala dictada el 17 de junio de 2011 , que no puede obviarse fue dictada en un supuesto absolutamente diferente, en el que la empresa no reconocía la existencia de ningún tipo de permiso retribuido para acudir con un hijo menor de edad a una consulta médica, tampoco podría prosperar el permiso de la actora y sí el de la empresa demandada, ya que el artículo 37.3.d) del Estatuto de los Trabajadores establece, en cuanto al permiso por el tiempo indispensable, para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, comprendido el ejercicio del sufragio activo, que cuando conste en una norma legal o convencional un periodo determinado, se estará a lo que esta disponga en cuanto a duración de la ausencia y a su compensación económica, existiendo en el artículo 28.2 del Convenio Colectivo Estatal de Contact Center una limitación temporal de 35 horas anuales para que el permiso sea retribuido, duración que la actora ha superado
.

De esta manera, debemos acudir a la regulación del convenio de aplicación en vuestro caso sobre los permisos retribuidos para determinar si establece mejoras al respecto de esta cuestión.

En este sentido, el Convenio colectivo de ámbito de la Comunidad Autónoma de Galicia para peluquerías de señoras, caballeros, unisex y salones de belleza establece en su artículo 17 sobre los permisos retribuidos lo siguiente:
El/la trabajador/a, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo con derecho a remuneración por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:

- 15 días naturales, en caso de matrimonio; en el caso de parejas de hecho, siempre que los convivientes disfruten de este permiso y que con posterioridad contraigan matrimonio con la misma persona, no tendrán derecho a disfrutar de un nuevo permiso por esta causa.

- 2 días en el caso de nacimiento de hijos, enfermedad grave o fallecimiento de parientes hasta el segundo grado. Cuando por estas causas el/la trabajador/a necesite hacer algún desplazamiento estos plazos podrán ampliarse hasta 4 días.

- 1 día por traslado del domicilio habitual.

- 3 días por asuntos propios (sendo remunerados de jornada efectiva de trabajo). Deberán solicitarse como mínimo con 48 horas de antelación y no podrá coincidir en la misma fecha más del 10 % de la plantilla. Será necesario obtener el consentimiento de la empresa, siempre que coincida en víspera de festivo o se solicite en el mes de diciembre.

- Por el tiempo indispensable por el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal. Cuando conste en una norma legal y convencional un período determinado, se establece lo que ésta disponga, en cuanto a su duración y a su compensación económica.

- Por el tiempo indispensable para realizar exámenes prenatales y técnicas de preparación para el parto que deba llevarse a cabo en la jornada de trabajo.

- Por lactancia de un hijo menor de nueve meses, las trabajadoras tendrán derecho a una hora de ausencia al trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La mujer, por su voluntad, podrá sustituir este derecho por una reducción de jornada en media hora con la misma finalidad. Este permiso podrá ser disfrutado por la madre o por el padre si ambos trabajan.

De acuerdo con la regulación del convenio del sector de la Comunidad Autónoma de Galicia, no se prevé un permiso retribuido específico para asistir con los hijos o padres a consultas médicas.
Por todo ello, en vuestro caso, las conclusiones son las siguientes:
  1. En base a la regulación del convenio de Galicia y teniendo en cuenta que la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 14 de julio de 2017 que cita la trabajadora, acudir con los hijos a consultas médicas es un deber de carácter privado y no público, por lo que no estamos ante un permiso por cumplimiento de deber inexcusable de carácter público y personal y la trabajadora no tendrá derecho a un permiso retribuido por este motivo.
  2. En el caso de la sentencia que cita la trabajadora, estamos ante un supuesto diferente, ya que el convenio colectivo de aplicación sí preveía un permiso retribuido consistente en un crédito anual de 35 horas retribuidas para asistir a consultas de médicos de la Seguridad Social (art. 28 del convenio).
  3. La única opción de la trabajadora para que ese tiempo se considere como permiso retribuido es que los solicite de acuerdo con los 3 días a los que tiene derecho por asuntos propios, tal y como señaláis.
  4. En caso de que no opte por solicitar un día de asuntos propios para acudir a dicha consulta, debería solicitar un permiso no retribuido recuperable, y la empresa puede aceptarlo o denegarlo. Es decir, tal y como siempre ha venido realizando.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.