2021-09-24 02:20:04

No Reincorporación Tras Alta Médica

Buenas tardes, 


Expongo el siguiente caso :

Trabajador en situación de incapacidad temporal del 20 de mayo de 2019 a 26 de febrero de 2021. En abril INSS notifica alta médica con efectos del día 27 de febrero, se le concede al trabajador las vacaciones devengadas en 2019 y 2020 y parte de 2021 porque dice no encontrarse bien. A partir de junio se debe incorporar, pero no lo hace porque dice no encontrarse bien, pide una adaptación del puesto de trabajo, así mismo intenta justificar sus ausencias por haber instado demanda contra la resolución de Sanidad que le denegó un nuevo período de incapacidad temporal por la misma patología. Tenemos los servicios de prevención de riesgos laborales con mucho volumen de trabajo en la situación actual de covid.

¿Existe obligación de atender en cualquier caso una adaptación de puesto de trabajo, existe algún plazo? ¿No haberle tramitado aún su petición le puede servir como excusa para no trabajar?

¿Se pueden considerar ausencias justificadas ante esta situación que se nos plantea? ¿o bien podría ser motivo de despido?

Gracias



 02/09/2021 Usuario LEXA Online
Resuelve gratis tu propia consulta laboral en menos de 1 minuto con nuestra herramienta

Respuesta de despacho:

 06/09/2021 LEXA Abogados
Buenos días,

Como regla general, la EJECUTIVIDAD DEL ALTA MÉDICA del trabajador en incapacidad temporal será inmediata, es decir, al cesar la situación de incapacidad finaliza la suspensión del contrato de trabajo. Por tanto, el trabajador tiene la obligación de comunicar a la empresa en el plazo de 24 horas que le han concedido el alta médica y deberá reincorporarse a su puesto de trabajo (sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de 30 de diciembre de 2011).  Sin embargo, hay procedimientos especiales de impugnación de altas médicas en los que la impugnación suspende la efectividad del acta, prolongándose la situación de incapacidad temporal. Cuando el trabajador NO SE REINCORPORA INJUSTIFICADAMENTE, es decir, cuando no realiza ningún acto revelador de su voluntad de mantenimiento de la relación laboral, podrá considerarse como una dimisión por su parte (sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 22 de junio de 2018). Asimismo, la reincorporación tardía tras el agotamiento de la IT, puede constituir causa de despido disciplinario por ausencias injustificadas. 

Ahora bien, puede suceder que el trabajador se encuentre en SITUACIÓN IMPEDITIVA para su reincorporación. En este caso, para que la ausencia no se considere injustificada el trabajador deberá actuar de forma diligente, informando a la empresa de que ha procedido a la impugnación del alta y acreditando mediante los debidos informes la imposibilidad de la ejecución del trabajo. Ello es de suma relevancia, pues el desconocimiento de la impugnación del alta por parte de la empresa puede conllevar el despido disciplinario por ausencias injustificadas. En este sentido, sentencia del Tribunal Supremo de 27 de marzo de 2013. En cambio, en los casos en los que el empresario, pese a la acreditación de la situación impeditiva, teniendo conocimiento de la impugnación del alta médica por parte del trabajador, decidiera dar de baja al trabajador durante la resolución del procedimiento de impugnación, deberá considerarse como un despido improcedente, existiendo, incluso, cierto riesgo de nulidad si la IT era de larga duración. En este sentido, sentencias como Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 25 de septiembre de 2009 o Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 28 de septiembre de 2012.  

En todo caso, TRAS LA RESOLUCIÓN de la impugnación, el trabajador deberá reincorporarse, o aportar justificante de nueva baja. Si continuara aquejando dolencias o limitaciones, la empresa tiene la obligación de enviar al trabajador al servicio de prevención para constatar su estado de salud. Además, cuando el empresario estime que el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro o que existe un riesgo de que las condiciones del trabajo influyan de manera negativa en la salud del mismo, estará obligado a evaluar la situación del trabajador, previo informe de los representantes de los trabajadores. En dichos supuestos, el reconocimiento deberá llevarse a cabo con anterioridad a la reincorporación del trabajador.  Si el resultado fuera apto, la empresa deberá exigir al trabajador la reincorporación al trabajo; si fuera no apto, podrá proceder al despido objetivo por ineptitud sobrevenida. En cambio, si el resultado fuera apto con limitaciones, deberá proceder a la adaptación del puesto de trabajo o su recolección, pudiendo despedir al trabajador por ineptitud sobrevenida en los casos exclusivos en los que no fuera posible la adaptación del puesto de trabajo ni la recolección. En cualquier caso, para que el despido sea declarado procedente, el empresario ha de poder acreditar las causas y haber tratado de reubicar al mismo en otro puesto de trabajo o bien adaptar su puesto de trabajo antes de proceder al despido. En ese sentido, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de País Vasco, de 3 de diciembre de 2019 declara improcedente el despido por ineptitud sobrevenida de un trabajador que padecía fobia a espacios cerrados, al no afectar a la realización de las principales tareas de su profesión y no haber intentado la empresa a adaptación de los puestos existentes o buscado alternativas de ubicación o readaptación.

Finalmente, hay que tener en cuenta que cuando el trabajador se encuentra en situación de IT por tiempo prolongado, el artículo 20.4 ET faculta al empresario para verificar el estado de salud del trabajador que sea alegado por este para justificar sus faltas de asistencia al trabajo, antes de su reincorporación al puesto de trabajo, y sólo en los supuestos en que tenga carácter obligatorio, y no voluntario. En este sentido, sentencia del Tribunal Constitucional de 15 de noviembre de 2004, que obliga a la existencia de un riesgo o peligro objetivable. No es posible pactar por convenio colectivo un reconocimiento médico de carácter obligatorio. En este sentido, sentencia del Tribunal Supremo de 7 de marzo de 2018.

En conclusión:
  • En el supuesto planteado en su consulta, se observa una actitud diligente del trabajador que afirma estar impedido para trabajar, ha solicitado la adaptación del puesto de trabajo y que ha justificado haber impugnado el alta médica. Por ello, para estar ante ausencias injustificadas del trabajador que pudieran justificar una eventual sanción (o incluso el despido), se le tendría que haberle requerido para la incorporación a su puesto de trabajo proponiéndole la realización de un reconocimiento médico para conocer si es apto, apto con limitaciones o no apto para el puesto de trabajo y la posibilidad que existe de adaptar el mismo o reubicarlo en otro puesto de trabajo, habiendo este respondido negativamente.
  • En este contexto, existen grandes probabilidades que un despido fuera declarado improcedente, habiendo incluso riesgo de nulidad de este.
  • En cualquier caso, entendemos que, en respuesta a su solicitud de adaptación del puesto de trabajo, procede proponer la realización de un reconocimiento médico al trabajador para conocer si es apto, apto con limitaciones o no apto para el puesto de trabajo y la posibilidad que existe de adaptar el mismo o reubicarlo en otro puesto de trabajo.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.


Consultas relacionadas

     

    0

    Consultas resueltas
     

    0

    novedades clasificadas
     

    0

    videos en streaming

    Consultas

    Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, siempre con jurisprudencia.

    Jornadas

    Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

    Boletín personalizado

    Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

    Somos abogados

    Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
    Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
    Socio director de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
    José Ángel Brugos Larumbe
    José Ángel Brugos Larumbe
    Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra
    Leticia Medina Bello
    Leticia Medina Bello
    Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
    Abigail Rojas
    Abigail Rojas
    Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra

    ¿ Tienes una duda laboral ?

    ¿ Necesitas la respuesta ¡YA! ?

    Te la resolvemos gratis y sin compromiso

    Haz click aquí