Jubilacion Del 213.4 Smi Y Del 213.1 Flexible Requisito De Estar En Jubilacion Ordinaria

Para las jubilaciones compatibles con el trabajo previstas en el 213.1 jubilacion flexible y la prevista en el 213.4 con ingresos inferiores al SMI ... ¿la persona que quiera optar a esta jubilación debe encontrarse en situacion de JUBILACION ORDINARIA?

¿Una persona que está jubilado anticipadadamente puede utilizar las vias anteriores ? Parece ser que para la jubilación flexible la doctrina lo exige (Antonio Benavides, Jose Francisco Blasco Ibañez ... aunque los preceptos aludidos no dicen nada ...

¿ El soporte legal que nos indican para exigir este requisito se encontraria en el art.214.7 que es donde se regula la jubilacion activa?

Gracias por anticipado

 02/08/2019  usuario1077

Respuesta de despacho:

 05/08/2019  despacho1
Buenos días,

En primer lugar, el artículo 213.1 de la Ley General de la Seguridad Social, establece lo siguiente:
1. El disfrute de la pensión de jubilación será incompatible con el trabajo del pensionista, con las salvedades y en los términos que legal o reglamentariamente se determinen.

No obstante lo anterior, las personas que accedan a la jubilación podrán compatibilizar el percibo de la pensión con un trabajo a tiempo parcial en los términos que reglamentariamente se establezcan. Durante dicha situación, se minorará el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable.
En este sentido, conviene tener en cuenta el artículo 5 del Real Decreto 1132/2002, de 31 de octubre, de desarrollo de determinados preceptos de la Ley 35/2002, de 12 de julio, de medidas para el establecimiento de un sistema de jubilación gradual y flexible, que establece respecto a la jubilación flexible lo siguiente:
1. Se considera como situación de jubilación flexible la derivada de la posibilidad de compatibilizar, una vez causada, la pensión de jubilación con un trabajo a tiempo parcial, dentro de los límites de jornada a que se refiere el artículo 12.6 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, con la consecuente minoración de aquélla en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable, en los términos señalados en el apartado 1 del artículo 12 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores antes mencionada.

2. Fuera de los supuestos señalados en el apartado anterior, la percepción de la pensión de jubilación será incompatible con la realización de actividades, lucrativas o no, que den lugar a la inclusión en cualquiera de los Regímenes de la Seguridad Social, así como en los supuestos previstos en los apartados 2 y 3 del artículo 165 de la Ley General de la Seguridad Social.

En adición, cabe destacar que el artículo 6 del mismo Real Decreto 1132/2002 establece la siguiente obligación:
1. El pensionista de jubilación, antes de iniciar las actividades realizadas mediante contrato a tiempo parcial, deberá comunicar tal circunstancia a la Entidad gestora respectiva.

De la redacción de este artículo se deriva que la persona que vaya a trabajar debe estar ya previamente jubilada.

Por tanto, como se desprende de estos artículos, uno de los requisitos exigidos para poder acceder a la jubilación flexible es el de haber causado y estar disfrutando ya la pensión de jubilación. Ello quiere decir que el trabajador, previamente a la formalización del contrato a tiempo parcial, debe haber accedido ya a la situación de jubilación y estar disfrutando de la pensión correspondiente.

Así lo ha previsto ya la jurisprudencia, a lo que se cita a modo de ejemplo la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria 931/2003, de 30 de junio de 2003, que establece que:
1.- Se considera como situación de jubilación flexible la derivada de la posibilidad de compatibilizar, una vez causada, dentro de unos límites de jornada a que se refiere el artículo 12.6 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores , con la consecuente minoración de aquélla en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable en los términos señalados en el apartado 1 del artículo 12 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores antes mencionada.

Al hacer referencia este artículo, a «una vez causada» la jubilación, habría que entender que no está condicionado la compatibilidad de la prestación con un trabajo a tiempo parcial a que la ley haya entrado en vigor antes que el acceso a la jubilación, sino únicamente a que se haya accedido ya a la situación de jubilación.

Por lo tanto, en virtud tanto de la legislación aplicable como de la jurisprudencia, para que un trabajador pueda acceder a la jubilación flexible es requisito indispensable que, con anterioridad a la formalización del contrato a tiempo parcial, este ya estuviese jubilado.

Por otro lado, respecto a la jubilación del artículo 213.4 de la LGSS, este establece que:
4. El percibo de la pensión de jubilación será compatible con la realización de trabajos por cuenta propia cuyos ingresos anuales totales no superen el salario mínimo interprofesional, en cómputo anual. Quienes realicen estas actividades económicas no estarán obligados a cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social.

Las actividades especificadas en el párrafo anterior, por las que no se cotice, no generarán nuevos derechos sobre las prestaciones de la Seguridad Social.

En este artículo se recoge la jubilación en la que la persona en cuestión compatibiliza la percepción de su pensión de jubilación con el trabajo por cuenta propia con ingresos inferiores al SMI y sin obligación de cotizar, es decir, sin necesidad del alta en el RETA.

De la redacción de este artículo se debe derivar lo mismo que con la anterior jubilación, ya que el precepto habla sobre que se compatibilice la pensión de jubilación con los ingresos derivados de la actividad por cuenta propia, sin necesidad de causar alta en la Seguridad Social. De esta forma, será necesario que el trabajador primero acceda a la jubilación y posteriormente realice dichas actividades.

Respecto a la jubilación anticipada, cabe decir que los preceptos mencionados anteriormente de entre sus requisitos, exigen que el trabajador esté percibiendo ya una pensión con motivo de su jubilación. Ahora bien, nada dicen los mencionados preceptos sobre la modalidad de jubilación en la que debe estar inmerso el trabajador, sino que simplemente aluden a que el trabajador esté ya jubilado, sin ninguna especificación adicional.

Por tanto, entendemos que para acceder a las mencionadas jubilaciones flexible por un lado, y a la jubilación compatible con actividad de ingresos inferiores al SMI, es necesario estar en situación de jubilación, pero no necesariamente ordinaria, sino que basta con cumplir los requisitos mencionados en los diferentes preceptos. La jurisprudencia tampoco hace referencia a que la modalidad de jubilación para la aplicación de estos preceptos sea la ordinaria, a lo que se cita la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid 1022/2018, de 17 de octubre de 2018, que establece que:
La jubilación flexible es aquella que permite compatibilizar, una vez causada la prestación, el percibo de la pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial con la consecuente minoración de la pensión. Es preciso que se inicie un trabajo, salvo en el sector público, en la modalidad de contrato a tiempo parcial, con la reducción de la jornada determinada legalmente y que se efectúe comunicación al INSS antes de iniciarse la actividad laboral, ya que en caso contrario se considera indebido el percibo de la pensión, en el importe correspondiente a la actividad a tiempo parcial con la obligación de reintegro de lo indebidamente percibido.

El artículo 213.4 de la LGSS dispone que el percibo de la pensión de jubilación es compatible con la realización de trabajo por cuenta propia cuyos ingresos anuales no superen el importe del salario mínimo interprofesional, en cómputo anual. Estamos ante una alternativa a la jubilación flexible.”.

Efectivamente, no se realiza ninguna especificación de la modalidad de jubilación que se debe estar disfrutando, con lo que entendemos que para estos preceptos no es necesario estar en situación ordinaria de jubilación, pudiendo estar en una situación de jubilación anticipada, siempre y cuando se cumplan los demás requisitos exigidos por los preceptos.

Cuestión distinta es la jubilación activa, en la que se regulan unos requisitos mucho más específicos para su acceso que para las otras jubilaciones. En este sentido, el art. 214 de la LGSS establece:
1. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 213, el disfrute de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, será compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista, en los siguientes términos:

a) El acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad que en cada caso resulte de aplicación, según lo establecido en el artículo 205.1.a), sin que, a tales efectos, sean admisibles jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran ser de aplicación al interesado.

b) El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100 por ciento.

c) El trabajo compatible podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial.

De esta forma, este tipo de modalidad de compatibilización entre el trabajo y la pensión de jubilación es mucho más estricta, exigiendo, entre otras cosas, que se produzca la jubilación ordinaria. De la misma forma se ha pronunciado la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid 684/2015, de 7 de octubre de 2015, que establece sobre la jubilación activa:
El anterior precepto viene a establecer la posibilidad de poder ser beneficiario de la pensión de jubilación ordinaria y seguir trabajando, a tiempo completo o parcial, pero tal derecho solo corresponde a quienes acceden desde el cese en su actividad profesional a esa jubilación, sin que la compatibilidad pueda entenderse respecto de los que son jubilados anticipados. Esto es, el derecho de compatibilidad sólo se contempla para las jubilaciones ordinarias sin que se haya extendido a las jubilaciones anticipadas y cuando concurran el resto de condiciones o requisitos que la norma ha fijado, lo que implica que ni siquiera todas las personas que por edad ordinaria cesan en su actividad profesional puedan ser acreedoras de la jubilación activa.

Por tanto, dado que el fundamento de la jubilación activa es diferente, dado que a la misma se accede por primera vez sin dejar de trabajar, a la misma solo se puede acceder desde la jubilación ordinaria.

En lo que respecta al art. 214.7 de la LGSS, el mismo establece lo siguiente:
7. La regulación contenida en este artículo se entenderá aplicable sin perjuicio del régimen jurídico previsto para cualesquiera otras modalidades de compatibilidad entre pensión y trabajo, establecidas legal o reglamentariamente.
Lo que este precepto establece es lo contrario a lo que planteáis, ya que dice que su régimen se aplicará sin perjuicio de otras modalidades de compatibilidad entre pensión y trabajo, es decir, que respetará los requisitos exigidos por otras modalidades.

En definitiva, el fundamento que justifica el acceso a la jubilación activa es diferente al de la jubilación flexible y la jubilación con ingresos menores al SMI, ya que la primera especifica qué modalidad de jubilación se realiza (la jubilación ordinaria), y las otras dos no, estableciendo otra serie de requisitos. Además, el art. 214.7 de la LGSS prevé que la jubilación activa se aplique sin perjuicio de otras modalidades de compatibilización, es decir, respetando lo establecido para otras modalidades.

En Conclusión:
  • La jubilación flexible (artículo 213.1 LGSS) y con ingresos inferiores al SMI (213.4 LGSS) exigen para su acceso que el trabajador ya esté jubilado.
  • Ahora bien, ninguna de ellas especifica en qué tipo de modalidad debe estar jubilado, estableciendo una serie de requisitos diferentes. Por tanto, se puede acceder a ellas tanto a través de la jubilación anticipada como de la ordinaria.
  • Cuestión distinta es la jubilación activa del art. 214 de la LGSS, que establece unos requisitos más estrictos, entre ellos el de haber accedido a la jubilación mediante la modalidad ordinaria y tener derecho al 100% de la pensión.
  • El art. 214.7 de la LGSS establece que el régimen de la jubilación activa respetará otras modalidades de compatibilización de la pensión de jubilación y el trabajo. Por tanto, el requisito de estar en situación de jubilación ordinaria sólo es aplicable a la jubilación activa, y no a las demás.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.