Jornada Mínima Partida

Trabajador jornada parcial no se le aplica convenio colectivo, realiza su jornada laboral de mañana , y tiene pactada la realización de horas complementaria.

Esta la realiza de la siguiente forma  4 horas de jornada ordinaria de la tarde y 1 sóla hora por la mañana como hora complementaria.

¿ Podrá realizar únicamente esta hora por la mañana o tiene que respetar un mínimo de hora  ?

 06/02/2019  usuario1439

Respuesta de despacho:

 07/02/2019  despacho1
Buenos días.

La normativa que regula el contrato a tiempo parcial, así como las horas complementarias, se regulan en el artículo 12.4 y siguientes del Estatuto de los Trabajadores en los términos que a continuación se exponen:
 
“4. El contrato a tiempo parcial se regirá por las siguientes reglas:

[…]La realización de horas complementarias se regirá por lo dispuesto en el apartado 5.”

Como podéis ver, las horas complementarias se rigen por lo establecido en el apartado quinto del artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores, que determina lo siguiente:

“5. Se consideran horas complementarias las realizadas como adición a las horas ordinarias pactadas en el contrato a tiempo parcial, conforme a las siguientes reglas:

a) El empresario solo podrá exigir la realización de horas complementarias cuando así lo hubiera pactado expresamente con el trabajador. El pacto sobre horas complementarias podrá acordarse en el momento de la celebración del contrato a tiempo parcial o con posterioridad al mismo, pero constituirá, en todo caso, un pacto específico respecto al contrato. El pacto se formalizará necesariamente por escrito.

b) Solo se podrá formalizar un pacto de horas complementarias en el caso de contratos a tiempo parcial con una jornada de trabajo no inferior a diez horas semanales en cómputo anual.

c) El pacto de horas complementarias deberá recoger el número de horas complementarias cuya realización podrá ser requerida por el empresario.

El número de horas complementarias pactadas no podrá exceder del treinta por ciento de las horas ordinarias de trabajo objeto del contrato. Los convenios colectivos podrán establecer otro porcentaje máximo, que, en ningún caso, podrá ser inferior al citado treinta por ciento ni exceder del sesenta por ciento de las horas ordinarias contratadas.

d) El trabajador deberá conocer el día y la hora de realización de las horas complementarias pactadas con un preaviso mínimo de tres días, salvo que el convenio establezca un plazo de preaviso inferior.

e) El pacto de horas complementarias podrá quedar sin efecto por renuncia del trabajador, mediante un preaviso de quince días, una vez cumplido un año desde su celebración, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:
1.ª La atención de las responsabilidades familiares enunciadas en el artículo 37.6.
2.ª Necesidades formativas, siempre que se acredite la incompatibilidad horaria.
3.ª Incompatibilidad con otro contrato a tiempo parcial.

f) El pacto de horas complementarias y las condiciones de realización de las mismas estarán sujetos a las reglas previstas en las letras anteriores. En caso de incumplimiento de tales reglas, la negativa del trabajador a la realización de las horas complementarias, pese a haber sido pactadas, no constituirá conducta laboral sancionable.

[…] h) La realización de horas complementarias habrá de respetar, en todo caso, los límites en materia de jornada y descansos establecidos en los artículos 34.3 y 4; 36.1 y 37.1.

i) Las horas complementarias efectivamente realizadas se retribuirán como ordinarias, computándose a efectos de bases de cotización a la Seguridad Social y periodos de carencia y bases reguladoras de las prestaciones. A tal efecto, el número y retribución de las horas complementarias realizadas se deberá recoger en el recibo individual de salarios y en los documentos de cotización a la Seguridad Social.”

En definitiva, la realización de horas complementarias ha de atenerse a las siguientes reglas:

El empresario podrá exigir la realización de horas complementarias, cuando así lo pacte con el trabajador. El trabajador debe prestar servicios al menos de diez horas a la semana. El pacto de horas complementarias no podrá exigir al trabajador incrementar su jornada en más del 30%. Habrá que avisar al trabajador con al menos 3 días de antelación de la necesidad de realizar dichas horas. Las horas complementarias se retribuirán como ordinarias.

Como puede apreciarse, no existe limitación alguna en relación con la cuestión planteada, por lo que si el régimen en que el empleado, trabaje durante una hora complementaria diaria respeta los señalados límites, no existe impedimento para que preste servicios en la forma planteada.

En este sentido, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en sentencia de 14 de abril de 2009, que tras enumerar los requisitos a los que ha de atenerse la realización de horas complementarias, señala que cuando se cumplen de las reglas del artículo 12.5 del Estatuto, no puede considerarse existente infracción alguna.

“La realización de horas complementarias está sujeta a las siguientes reglas:

El empresario sólo podrá exigir la realización de horas complementarias cuando así lo hubiera pactado expresamente con el trabajador. El pacto sobre horas complementarias podrá acordarse en el momento de la celebración del contrato a tiempo parcial o con posterioridad al mismo, pero constituirá, en todo caso, un pacto específico respecto al contrato. El pacto se formalizará necesariamente por escrito, en el modelo oficial que al efecto será establecido.

Sólo se podrá formalizar un pacto de horas complementarias en el caso de contratos a tiempo parcial de duración indefinida.

El pacto de horas complementarias deberá recoger el número de horas complementarias cuya realización podrá ser requerida por el empresario.

El número de horas complementarias no podrá exceder del 15 % de las horas ordinarias de trabajo objeto del contrato. Los convenios colectivos de ámbito sectorial o, en su defecto, de ámbito inferior podrán establecer otro porcentaje máximo, que, en ningún caso, podrá exceder del 60 % de las horas ordinarias contratadas. En todo caso, la suma de las horas ordinarias y de las horas complementarias no podrá exceder del límite legal del trabajo a tiempo parcial definido en el apartado 1 de este artículo.

El pacto de horas complementarias y las condiciones de realización de las mismas estarán sujetos al cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras anteriores y, en su caso, al régimen previsto en los convenios colectivos de aplicación. En caso de incumplimiento de tales requisitos y régimen jurídico, la negativa del trabajador a la realización de las horas complementarias, pese a haber sido pactadas, no constituirá conducta laboral sancionable.

Como puede apreciarse, en este supuesto, como resuelve la sentencia recurrida, el contrato a tiempo parcial suscrito prevé una jornada máxima de 20 horas semanales, distribuidas en periodos bimensuales, pero estipula al mismo tiempo una banda horaria en menos, hasta del 35% y superior, sin fijar límites, en función de las circunstancias de la producción de la empresa que por no ajustarse con detalle y precisión a lo preceptuado legalmente, como se ha trascrito, podía haber recibido la negativa del trabajador cuando le hubieren sido requeridas, más una vez realizadas, aunque excedan de los requisitos y régimen jurídico, nada la da derecho a percibir las mismas como horas extraordinarias, sino como ordinarias, por lo que realizado dentro de los parámetros establecidos, del que se exceden en 26,5 y 49,5 horas, el tercer y cuarto bimestre, sin sobrepasar la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable, habiendo percibido las realizadas como horas ordinarias, ningún precepto infringió la sentencia recurrida, debiendo se por tanto confirmada.”

En definitiva, entendemos que, siempre que exista pacto de realización de horas complementarias con el trabajador, y se cumplan el resto de las normas reguladoras en materia de horas complementarias (límite máximo, preaviso…), no existe problema en que las horas complementarias se presten en la forma planteada.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.