Interpretación Convenio

Buenos días

Tenia un duda de interpretación del convenio. Adjunto el articulo:

"Al personal en activo, que no se encuentre en situación de suspensión de contrato por motivo de incapacidad, y que le sea reconocida una discapacidad igual o superior al 33%, se le abonará, en la mensualidad siguiente a la que acrediten dicha situación, y por única vez, la cantidad de XXX".

Mi entendimiento sería que aplicaría:

1. A los empleados que se incorporen a la empresa con una discapacidad ya reconocida igual o superior al 33% que acrediten dicha situación, cumpliendo por ello los requisitos para el abono de la cantidad. En el momento que acreditan dicha situación, son personal activo de la empresa, y tienen reconocida una discapacidad con el porcentaje solicitado en el párrafo.

2. Personal de la empresa que les venga sobrevenida dicha discapacidad, cumpliendo así los requisitos establecidos, de personal activo y discapacidad.

¿Es correcta mi interpretación? ¿aplicaría en ambos casos? Entiendo que al no establecerse en el convenio el momento concreto en que debe darse dicha discapacidad, sino que en el momento de la acreditación cumplan los requisitos de personal activo y que tenga reconocido un porcentaje determinado de discapacidad, entendería que aplicaría en ambos casos. En el caso que no fuera así, por favor, ¿podrían indicarme donde se establece en el articulado el momento temporal de la discapacidad para aplicarlo en uno u otro caso?

Gracias.


 12/08/2019  usuario1721

Respuesta de despacho:

 12/08/2019  despacho1
Buenos días.
 
En relación con la cuestión, lo importante en este punto, será determinar el criterio interpretativo a aplicar, para poder así afirmar el significado del contenido del artículo concreto del Convenio colectivo.
 
En este sentido, los Tribunales, vienen afirmando que, por regla general, los convenios colectivos, deben ser interpretados en primer lugar conforme al sentido literal de las palabras de sus disposiciones. Así lo afirma, entre muchas otras, la sentencia del Tribunal Supremo de 27 de septiembre 2006:
 
“1.– Desde la exclusiva contemplación del precepto a interpretar [el art. 60, antes reproducido], una aproximación al tema parece que debiera llevar a una conclusión favorable a la tesis recurrente y a declarar que la doctrina ajustada a Derecho es la mantenida por la sentencia de contraste, siendo así que la misma parecería ajustarse –en principio– a los criterios hermenéuticos que para los pactos colectivos proclama la doctrina jurisprudencial, y muy especialmente sus afirmaciones siguientes: (a) la relativa a que el carácter mixto de aquéllos –norma de origen convencional/contrato con eficacia normativa– determine que en su interpretación haya de atenderse tanto a las reglas que se refieren a las normas jurídicas como a aquellas otras que disciplinan la relativa a los contratos, esto es, los arts. 3, 4 y 1281 a 1289  CC  (  sentencias de 13/06/00 –rec. 3839/99–;  16/10/01 –rec. 33/01  –;  10/06/03 –rec. 76/02 –); (b) la de que el primer canon hermenéutico en la exégesis de los contratos es «el sentido propio de sus palabras» [art. 3.1 CC ], el «sentido literal de sus cláusulas» [art. 1281 CC ] (  STS 25/01/05 –rec. 24/03   –), que constituyen «la principal norma hermenéutica –palabras e intención de los contratantes-» (  STS 01/07/94 –rec. 3394/93 –), de forma que cuando los términos de un contrato son claros y terminantes, no dejando lugar a dudas sobre la intención de los contratantes debe estarse al sentido literal de sus cláusulas, sin necesidad de acudir a ninguna otra regla de interpretación [  STS 29/09/86 ] (  STS 20/03/90    –infracción de Ley–); y (c) que las normas de interpretación de los arts. 1282 y siguientes del CC tienen carácter de subsidiariedad en su aplicación [  SSTS 01/04/87  ; y  20/12/88], de forma que cuando la literalidad de las cláusulas de un contrato sean claras, no son de aplicar otras diferentes que las correspondientes al sentido gramatical, o dicho de otro modo, el art. 1281 CC consta de dos párrafos, que persiguen la doble finalidad de evitar que se tergiverse lo que aparece claro [  SSTS 22/06/84   ] o que se admita –sin aclarar– lo que se ofrezca oscuro, siendo factor decisivo de interpretación en el primer supuesto las palabras empleadas [  SSTS –Sala Primera– 20/02/84  ; 04/06/84; y  15/04/88], y en el segundo la intención evidente de los contratantes (S  TS 30/01/91 – infracción de Ley–).”
 
Por eso mismo, entendemos que el literal del precepto del convenio es claro al determinar que la cuantía económica señalada corresponderá en exclusiva a los empleados que:
 
  • Estén en activo,
  • No se encuentren en situación de Incapacidad Temporal.
  • Que le sea reconocida minusvalía.
  • Que la minusvalía sea superior al 33%
 
Por lo tanto, entendemos que, la cantidad establecida en el Convenio corresponde a los que siendo empleados en la empresa se les reconozca una minusvalía superior al 33%. Sin embargo, entendemos que dicha cuantía no corresponderá a aquellos trabajadores que teniendo reconocido un determinado grado de minusvalía ingresen en la empresa.
 
Es decir, el literal del convenio, determina que el momento en que nace el derecho es aquel en que al trabajador en activo en la empresa, es decir, al trabajador que ya está contratado, le reconocen un grado de minusvalía igual o superior al 33%.
 
Entendemos que este es el significado literal de la norma del Convenio, y que esta disposición no resulta aplicable a aquellos que teniendo reconocido un grado de minusvalía igual o superior al 33% ingresen a trabajar en la empresa.
 

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.