Instructor Y Secretario En El Marco De Un Expediente Contradictorio

En el marco de un E CONTRADICTORIO la empresa nombra a un instructor y secreario , que NO ES NUNCA EL EMPRESARIO , para que sea imparcial el procedieminto y no tenga ni interés ni enemistad con el trabajador inculpado.
Entiendo que el secretario y instructor deben ser trabajadores de la empresa. (Y si la empresa sólo tiene un trabajador?)
Bueno, la pregunta es QUE FUNCIONES EXACTAMENTE HACEN. Estan presentes en reuniones ? firman las actas ? reciben escritos ? deciden la sanción a imponer ???? ( CREO QUE NO , QUE ESTO CORRESPONDE AL EMPRESARIO ) . Dirigen el procedimiento sacionador ? qué quiere decir esto en la prácica? . En que se diferencia las funciones de estos con lo que hace el empresario ? Muchas gracias

 30/01/2014  usuario1077

Respuesta de despacho:

 31/01/2014  despacho1
Buenos días:

En primer lugar, el artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores señala las garantías de los miembros del comité de empresa y los delegados de personal, como representantes legales de los trabajadores. En concreto, la letra a) establece la siguiente garantía:

“a) Apertura de expediente contradictorio en el supuesto de sanciones por faltas graves o muy graves, en el que serán oídos, aparte del interesado, el comité de empresa o restantes delegados de personal.”

La jurisprudencia ha venido entendiendo que no es necesario el nombramiento de un Instructor ni un Secretario, salvo previsión expresa al respecto en el convenio colectivo de aplicación. En ese caso, si el convenio colectivo exige el nombramiento de un secretario y un instructor, estos requisitos se incorporan con carácter inexcusable al contenido del expediente.

En este sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, Burgos, de 13 de julio de 1993 recoge:

“La necesidad de expediente contradictorio que prevé el art. 68.a) del Estatuto de los Trabajadores queda colmada desde el momento en que la demandada ha dado conocimiento al trabajador del hecho, quien ha aportado la contestación a descargo, sin pedir la práctica de ninguna prueba. En este sentido, dice la Sentencia del Tribunal Supremo de 3-10-1989 que «como ya tiene declarado esta Sala en doctrina interpretativa del mencionado art. 68, el hecho de que en el expediente previo que se hubiera tramitado no figure acreditada la designación de instructor y secretario no vicia, con efectos invalidantes, a dicho expediente, pues la intervención de aquéllos ni añade garantías para el trabajador, las cuales se manifiestan en la oportunidad real de audiencia y en la exigencia de que se practiquen las pruebas por aquél propuestas, ni constituye por tanto, requisito formal imprescindible para la validez y eficacia del expediente contradictorio.”

En cambio, la sentencia del Tribunal Supremo de 25 de septiembre de 2012 recoge un supuesto en el que el Convenio de aplicación sí preveía el nombramiento de Instructor y Secretario:

“En el supuesto enjuiciado al no nombrar la empresa un secretario y un instructor imparciales, la propia empresa se ha autoatribuido las funciones de instructor, secretario y órgano sancionador, privando al expediente contradictorio de todo contenido, en un supuesto como el presente en que concurre además la circunstancia de que existía en la empresa un solo delegado sindical, el expedientado, y que era de imposible cumplimiento dar audiencia a "los demás miembros del comité de empresa o delegados sindicales", lo que obligaba a extremar el cumplimiento de lo dispuesto en el art. 72 de la norma convencional. El incumplimiento de aquellos requisitos como expresamente señala el precepto, implicará la nulidad de la sanción impuesta.”

Por tanto, como veis, la exigencia o no de nombramiento de Instructor y Secretario vendrá impuesta por el Convenio Colectivo de aplicación.

En cualquier caso, en el expediente contradictorio el empresario deberá dirigirse a todos los delegados de personal, a efectos de darles audiencia.

Y, si es sólo uno el representante, tras ser oído el interesado, no será preciso oír a nadie más. Entre otras, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia Castilla y León, Valladolid, de 27 de abril de 1993 señala:

“Entrando en el examen de los motivos de fondo articulados, se denuncia infracción, por interpretación errónea, de los arts. 68.a) del Estatuto de los Trabajadores y 108.2.b) de la vigente Ley de Procedimiento, denuncias que deben decaer, ya que consta acreditado que, previamente al despido de la demandante (único delegado de personal) se instruyó el correspondiente expediente disciplinario contradictorio (extremo que acepta la propia recurrente), sin que, precisamente por el hecho de ser la único delegado de personal, resulta necesario oír a ninguna otra persona, ya que los citados preceptos, tal y como entendió la Magistrado en su sentencia, se limitan a exigir tal audiencia cuando existiera más de un delegado de personal, sin que en supuesto como el de autos se precise de ninguna otra audiencia, al margen de la concedida a la sujeta a expediente, que sí se cumplió.”

Por tanto, como veis, si la empresa cuenta con un único representante, no será necesario oír a ninguna otra persona. Es decir, en este supuesto, el requisito de audiencia se verá colmado simplemente con la audiencia del único representante.

Por otro lado, en relación a las funciones de Instructor y Secretario en el Expediente contradictorio, al ser su nombramiento un requisito exigido por Convenio Colectivo, habrá que acudir al Convenio para conocer cómo regula tal cuestión.

Por ejemplo, en el Convenio Colectivo Canal Isabel II se establece:

“El expediente disciplinario constará de tres partes básicas, incoación, desarrollo y conclusión, ajustándose al siguiente procedimiento:

1) Fase de incoación: la incoación del expediente disciplinario deberá ser ordenada por la Dirección, que podrá delegar esta facultad.

El procedimiento se iniciará mediante un escrito de incoación que deberá contener, al menos, los siguientes extremos: relato de los hechos susceptibles de sanción, trabajador o trabajadores presuntamente implicados; designación del Instructor o Secretario; resolución acordando la apertura del expediente y ordenando al Instructor el inicio de las actuaciones que procedan en orden al esclarecimiento de los hechos. Del escrito de incoación se dará traslado inmediato y simultáneo a: Instructor, Secretario, trabajador o trabajadores afectados, Comité de empresa.

Recibido éste, el Instructor designado deberá alegar mediante escrito razonado, si así procediera, la concurrencia de cualquier causa de abstención de las legalmente previstas. Igualmente, el trabajador o trabajadores afectados y el Comité de empresa podrán realizar, también mediante escrito razonado, la recusación correspondiente contra el nombramiento del Instructor. En ambos supuestos, las alegaciones deberán realizarse dentro de las veinticuatro horas siguientes al recibo del escrito de incoación, y se resolverán por la Dirección en el término de dos días.

2) Fase de desarrollo: concluida la fase anterior se abrirá un período de prueba, debiéndose comunicar dicha apertura al trabajador o trabajadores afectados y al Comité de empresa. El período de prueba tendrá una duración de quince días hábiles, de los cuales, los tres primeros servirán para proponer y los doce restantes para practicar las pruebas propuestas, que podrán ser admitidas o rechazadas por el Instructor según su criterio. Éste, por su parte, podrá realizar durante toda la fase, y aun concluida ésta, cuantas diligencias estime convenientes en orden al esclarecimiento de los hechos y a determinar las responsabilidades a que hubiere lugar.

3) Fase de conclusión: finalizado el período de prueba, el Instructor dará vista de lo actuado a las partes intervinientes en el procedimiento para que en el término de cinco días formulen, si lo estiman conveniente, alegaciones. A continuación, el Instructor deberá formular a la Dirección de la empresa su propuesta de resolución que deberá contener, al menos, lo siguiente: exposición breve y precisa de los hechos que han resultado probados. Normas legales de aplicación. Calificación de los hechos. Propuesta de resolución que proceda.

La Dirección, recibido el expediente, dictará la resolución que proceda, debiéndose comunicar por escrito al trabajador o trabajadores afectados y al Comité de empresa.”

Como veis, dicho Convenio regula expresamente las fases del procedimiento de expediente contradictorio, así como las funciones de Instructor y Secretario.

Por ello, si el Convenio Colectivo de aplicación establece como requisito el nombramiento de Instructor y Secretario en el marco de un expediente contradictorio, habrá de acudir a aquel para conocer cómo se desarrollará el procedimiento, así como las funciones de uno y otro.

En cualquier caso, como veis, será el Convenio Colectivo el que determine las funciones d euno y otro.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.