Incapacidad Permanente

Buenos días, tenemos una resolución de la seguridad social sobre la concesión a un trabajador de una incapacidad permanente total con revisión por agravación o mejoría dentro de dos años. El trabajador parece ser que tiene un mes para aceptar o rechazar la resolución, y se ha dirigido a la empresa sondeando la posibilidad de otro puesto de trabajo o un nuevo contrato a tiempo parcial que dice que es compatible con la prestación. Independientemente de la decisión a tomar nos gustaría saber a lo que podemos estar obligados, entendemos que con la declaración de incapacidad podemos extinguir la relación laboral existente , por otro lado que posibilidades y que consecuencias se derivan de hacer un nuevo contrato parcial, se extinguiría todo lo anterior o se mantienen todos los derechos. Muchas gracias

 13/06/2019  usuario29

Respuesta de despacho:

 14/06/2019  despacho1
Buenos días.

Lo cierto es que, la declaración de Incapacidad Permanente con un periodo de revisión por agravación o mejoría de hasta dos años, supone la suspensión de la relación laboral con reserva del puesto de trabajo por este tiempo, tal como determina el artículo 48.2 ET.
2. En el supuesto de incapacidad temporal, producida la extinción de esta situación con declaración de incapacidad permanente en los grados de incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo o gran invalidez, cuando, a juicio del órgano de calificación, la situación de incapacidad del trabajador vaya a ser previsiblemente objeto de revisión por mejoría que permita su reincorporación al puesto de trabajo, subsistirá la suspensión de la relación laboral, con reserva del puesto de trabajo, durante un periodo de dos años a contar desde la fecha de la resolución por la que se declare la incapacidad permanente.

Por su parte, en cuanto a la extinción del contrato de trabajo se refiere, el artículo 49.1.e) ET establece:
1. El contrato de trabajo se extinguirá:
e) Por muerte, gran invalidez o incapacidad permanente total o absoluta del trabajador, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 48.2.

Por tanto, los efectos respecto al puesto de trabajo tras la declaración de incapacidad permanente total son:
  • La suspensión de contrato, tras la declaración de incapacidad permanente de probable revisión por mejoría en el plazo de hasta dos años, tras la que, en su caso, se puede reincorporar a la empresa. Transcurrido el plazo de dos años sin mejoría, entonces se produce la extinción del contrato.
  • La extinción del contrato, tras una declaración de incapacidad permanente total previsiblemente definitiva.
Como veis, es diferente una declaración de incapacidad permanente previsiblemente definitiva (aunque se concrete un plazo para su revisión por agravación o mejoría), y por ello extintiva de la relación laboral; y una declaración de incapacidad permanente de probable revisión por mejoría y por ello suspensiva de la relación laboral.
En vuestro caso, indicáis que contáis con una Resolución de la Seguridad Social en la cual se concede al trabajador una Incapacidad Permanente Total con revisión por agravación o mejoría dentro de dos años, por lo que en este caso el contrato permanece en suspenso en tanto en cuanto se efectúe dicha revisión.
Es decir, el empresario podrá decidir la rescisión del contrato de trabajo, cuando el trabajador es declarado en situación de incapacidad permanente total de forma previsiblemente definitiva, y ello debe indicarse en la resolución administrativa. De lo contrario, el empleador no podrá dar por extinguida la relación laboral con el trabajador declarado en incapacidad.
En este sentido, la Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de febrero de 2016:

“En tal sentido... el art. 48.2 ET en su redacción actual ha introducido un supuesto de suspensión del contrato de trabajo por dos años a contar desde la fecha de la resolución por la que se declare la invalidez permanente en aquellos supuestos en que «la situación de incapacidad del trabajador vaya a ser previsiblemente objeto de revisión por mejoría que permita su incorporación al puesto de trabajo ».
(…)
Tal situación constituye una especialidad importantísima respecto de la previsión general de revisión de las declaraciones de invalidez que se contiene en el art. 143.2 de la LGSS , puesto que, mientras en este precepto se limita a reconocer como principio general que toda invalidez es susceptible de revisión en tanto el interesado no haya cumplido la edad de jubilación, tanto por mejoría como por empeoramiento de la situación, previendo la fijación de un plazo no vinculante a partir del cual se podrá solicitar la revisión por cualquiera de las partes, en el art. 48.2 ET se parte de una revisión por mejoría no ya posible sino probable, puesto que se considera previsible que se producirá, y por ello se fija un plazo de suspensión de la relación laboral con reserva de puesto de trabajo que es vinculante para el empresario, en situación que no se produce ante la simple posibilidad de revisión que contempla el art. 143 LGSS.
en los supuestos en los que resulta de aplicación el artículo 48.2 ET la situación de Incapacidad Absoluta se concede con la muy importante precisión de que va a ser, previsiblemente, objeto de revisión por mejoría , por lo que la aludida situación no provoca, directamente, la extinción del contrato de trabajo en aplicación de lo dispuesto en el artículo 49.1. e), sino que determina la suspensión por un período de dos años. Ello implica que la propia situación incapacitante no cabe considerarla como definitiva o irreversible, sino provisional hasta que transcurra el plazo de dos años previsto en artículo 48.2 ET.”

En iguales términos que, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia 526/2017, de 24 de enero de 2017:

“Se argumenta que la parte actora está incursa en una situación de incapacidad permanente total revisable del art. 48.2 ET, y que conlleva, con tal precepto, la suspensión de la relación laboral con derecho a la reserva del puesto de trabajo
Respecto a las condiciones del puesto de trabajo tras la incapacidad declarada se refiere, hay que señalar que se debe valorar si puede ofrecerse al trabajador el desempeño de un puesto de trabajo compatible con las limitaciones físicas y funcionales que fundamentan el reconocimiento de la Incapacidad Permanente.
En conclusión.
  • Por tanto, en los supuestos en los que la situación de incapacidad se concede con la precisión de que va a ser, previsiblemente, objeto de revisión por mejoría, ello determina la suspensión del contrato de trabajo por un período de dos años. Si transcurridos los dos años, el trabajador sigue en situación de IPT, el contrato se extingue.
  • Podrá ofrecérsele al trabajador un puesto de trabajo, siempre que este resulte compatible con las limitaciones que motivaron la IPT.
  • En cualquier caso, aclarar que el convenio colectivo puede que recoja, ante el reconocimiento del trabajador en incapacidad permanente total para una profesión, la obligación de la empresa de ofrecer una vacante de un puesto no incompatible con las nuevas capacidades del trabajador.


Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.