2021-03-05 14:03:19

¿Trabajas en una asesoría o en RRHH?

Los abogados en ejercicio de Lexa pueden resolver tus dudas laborales en 24h y siempre con jurisprudencia

Guarda Legal Por Cuidado De Familiar

Un trabajador solicita una reducción de jornada por guarda legal para atender a su madre. Nos aporta una valoración de dependencia en grado de dependiente moderado (grado I). Sabemos que tiene derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida. Ahora bien, como se especifica que no pueda valerse por sí misma ¿Se puede pedir la guarda legal con este grado de dependencia o sólo con los grados II o III?

Muchas gracias,

 19/02/2021 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 22/02/2021 LEXA Abogados
Buenos días:

En primer lugar, cabe citar el artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores regula la reducción de jornada por cuidado de menor o familiar estableciendo lo siguiente:
 
6. Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe          una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella. Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

Por ende, la normativa exige para la concesión de la reducción de jornada por cuidado directo de un familiar de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad la concurrencia de los siguientes requisitos:
  • Que el familiar no pueda valerse por sí mismo
  • Que no desempeñe actividad retribuida.
 
Es decir, la normativa no establece como requisito un grado de dependencia concreto a efectos de conceder la reducción de jornada solicitada por el trabajador. Al contrario, lo que se exige es la prueba (a través de informes médicos o de los trabajadores sociales) constatando la necesidad de que el familiar no puede valerse por si mismo.
 
Asimismo, la jurisprudencia ha reiterado en múltiples ocasiones la necesidad de acreditar la efectiva necesidad del familiar de estar atendido, por parte de quien solicita dicha reducción de jornada por cuidado de familiar.
 
En este sentido, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, de 1 de julio de 2015, concede la reducción de jornada a una trabajadora por cuidado de su suegra, con grado II de dependencia, y los motivos que se acreditan por la misma para justificar que su suegra no puede valerse por sí misma son:
 
"Se acredita, por otro lado, la invalidez personal requerida por la ley mediante Resolución de situación de dependencia, grado II, nivel 1 (dependencia severa), que, como indica la sentencia, implica la necesidad de ayuda para tareas básicas de la vida diaria, dos o tres veces al día, sin apoyo permanente. Lo cual puede quedar cubierto, precisamente, con la ayuda que puede ofrecer el demandante a su suegra en virtud de la reducción de jornada interesada."

No obstante, en la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, de 2 de junio de 2005, se deniega a una trabajadora la reducción de jornada por cuidado de su madre y los motivos que esgrime el TSJ son:
 
“Por el contrario, es significativo que la madre de la actora reside en Villamediana de Iregua junto a su esposo, del que no consta, ni siquiera se alega, que no pueda encargarse de su cuidado, y ello a pesar de que el 14 de junio de 2004, tras la solicitud de reducción de jornada, la madre se empadronó en Logroño en el domicilio de la actora. Y también lo es el que se presentaran dos informes médicos, expedidos por su médico generalista de su localidad de residencia, Villamediana de Iregua, el 21 de mayo de 2004 –fecha de la solicitud de reducción de jornada– y el 26 de enero de 2005 –más de dos meses después de la presentación de la demanda–, en ninguno de los cuales se especifica las dolencias que la madre de la actora padece. Y no lo es menos que el inicio del pretendido derecho viene a coincidir con la finalización de una reducción de jornada, por otras causas, establecida de mutuo acuerdo entre la trabajadora demandante y la empresa para el período comprendido entre el 1 de octubre de 2003 y el 30 de septiembre de 2004.”
 
Con todo, entendemos que el trabajador deberá probar que el familiar no puede valerse por sí mismo, es decir, que necesita supervisión continua para las actividades de la vida diaria. Esto así, los indicios que puede aportar el trabajador para justificar este requisito pueden ser:
 
  • Informes médicos de los que se desprenda la necesidad de cuidados diarios, e informe de la trabajadora social que señale que la persona que reduce la jornada es cuidador directo.
  • Que no exista otro familiar, principalmente el esposo o con quien se conviva, que pueda encargarse de su cuidado.
  • Certificados de dependencia o de discapacidad física o sensorial
 
En conclusión:
 
  • La reducción de jornada por cuidado directo de un familiar de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad exige:
    • Que el familiar no pueda valerse por sí mismo
    • Que no desempeñe actividad retribuida.
  •  Ni la normativa, ni la jurisprudencia establecen como requisito un grado de dependencia concreto a efectos de conceder la reducción de jornada solicitada por el trabajador.
  • Al contrario, lo que se exige es la prueba (a través de informes médicos o de los trabajadores sociales) constatando:
    • La necesidad de que el familiar requiera ayuda para tareas básicas de la vida diaria, dos o tres veces al día, sin apoyo permanente.
    • De que no existe otro familiar.
    • Que existe dicha dependencia (certificado de dependencia).
 
 

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.


Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
 

0

Consultas resueltas
 

0

novedades clasificadas
 

0

videos en streaming

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

SUSCRIPCIÓN LEXA

¡Qué poco cuesta estar bien asesorado en materia laboral!

*El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

Somos abogados

Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
Socio director de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
José Ángel Brugos Larumbe
José Ángel Brugos Larumbe
Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
Leticia Medina Bello
Leticia Medina Bello
Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra