2021-03-05 14:01:02

¿Trabajas en una asesoría o en RRHH?

Los abogados en ejercicio de Lexa pueden resolver tus dudas laborales en 24h y siempre con jurisprudencia

Firma De Contrato

Buenos días, la consulta trata sobre la firma de un contrato de trabajo.

El firmar un contrato de trabajo que nosotros enviamos al cliente en formato PDF, el cliente lo quiere firmar con su firma digital ( certificado digital) y quiere dárselo al trabajador para que también lo firme digitalmente, o a través de pantalla con el lápiz. Suponemos que posteriormente lo archivan con las firmas digitales correspondientes, y le entregarán una copia al trabajador. 

Sería correcta esta forma de proceder?

Se dará el supuesto de trabajadores ( casi todos) que no tengan certificado digital, por eso lo de firmar con el lápiz, lo que no conocemos su legalidad 

Algún otro sistema de firma?

Muchas gracias 

Un cordial saludo 


 15/01/2021 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 18/01/2021 LEXA Abogados
Buenos días:

En relación con esta cuestión, debemos acudir a la Ley de Comercio Electrónico, Ley 34/2002, que en su artículo 23 regula la contratación por vía electrónica, su validez y eficacia, disponiendo lo siguiente:
 
“1. Los contratos celebrados por vía electrónica producirán todos los efectos previstos por el ordenamiento jurídico, cuando concurran el consentimiento y los demás requisitos necesarios para su validez.
Los contratos electrónicos se regirán por lo dispuesto en este Título, por los Códigos Civil y de Comercio y por las restantes normas civiles o mercantiles sobre contratos, en especial, las normas de protección de los consumidores y usuarios y de ordenación de la actividad comercial.
2. Para que sea válida la celebración de contratos por vía electrónica no será necesario el previo acuerdo de las partes sobre la utilización de medios electrónicos.
3. Siempre que la Ley exija que el contrato o cualquier información relacionada con el mismo conste por escrito, este requisito se entenderá satisfecho si el contrato o la información se contiene en un soporte electrónico.
4. No será de aplicación lo dispuesto en el presente Título a los contratos relativos al Derecho de familia y sucesiones.
Los contratos, negocios o actos jurídicos en los que la Ley determine para su validez o para la producción de determinados efectos la forma documental pública, o que requieran por Ley la intervención de órganos jurisdiccionales, notarios, registradores de la propiedad y mercantiles o autoridades públicas, se regirán por su legislación específica.”

De esta manera, La Ley de Comercio Electrónico permite que el consentimiento otorgado en “documentos electrónicos” pueda equipararse al consentimiento que alguien otorga en un contrato escrito, no siendo necesario el previo acuerdo entre las partes para la utilización de los medios electrónicos. Además, la Ley admite en el apartado 3 que el contrato y toda la información relativa al mismo, se contenga en un soporte electrónico, equiparándose a la obligación del artículo 8 del Estatuto de que este conste por escrito.

En vuestro caso, la firma por parte del trabajador y por tanto su consentimiento con el contrato, se produce de manera manuscrita, siendo guardado este contrato firmado por el trabajador en soporte electrónico por parte de la empresa de acuerdo con el artículo 23.3 de la Ley del Comercio Electrónico.

Por lo tanto, entendemos que no existiría ningún problema en la validez y eficacia del contrato ni tampoco en su almacenaje a nivel electrónico.

Además, en este sentido también respondió la Consulta de la Dirección General de Empleo de 20 de febrero de 2017, sobre la validez de la contratación on-line y la firma manuscrita en otros soportes electrónicos como Tabletas o PDAs y señaló lo siguiente:
 
“8.- Distinto por completo, a la suscripción de un contrato mediante la firma electrónica reconocida, es la posibilidad de suscribirlo mediante la firma escaneada del trabajador, que no resulta admisible en ningún caso, y no tendría ninguna validez legal. La utilización de medios informáticos y electrónicos para la celebración de actos con transcendencia jurídica, como el contrato de trabajo, podrá llevarse a cabo cuando se empleen mecanismos totalmente seguros pero no otros susceptibles de distorsión o manipulación. Así la inserción de una firma escaneada en un documento previamente confeccionado, tiene escasa eficacia probatoria respecto del consentimiento así prestado, por lo que no resulta admisible formalizar un contrato de trabajo de esta manera. Siendo como es el contrato de trabajo de naturaleza personalísima nada ha de enturbiar la autenticidad de la prestación del consentimiento y la prueba correspondiente, respecto a cada singular contrato de trabajo celebrado. No es posible pues que la firma escaneada sea incorporada informáticamente al contrato que pueda vincular a un trabajador con una empresa, ni al resto de los documentos respecto a los cuales la normativa aplicable exija la firma personal del trabajador”.

La DGE estableció las siguientes consideraciones:
 
  • En los contratos de trabajo la práctica general de suscripción es la firma manuscrita en el documento original no manipulado, lo que se entiende acreditativo de su autenticidad, es decir, de la autoría de un documento, así como de la integridad y contenido de la obligación.
  • Es perfectamente posible que el empresario y trabajador no se encuentren en el mismo lugar en el momento de la celebración del contrato, planteándose entonces la cuestión de cómo sustituir la firma manuscrita del trabajador en los contratos de trabajo celebrados en esas circunstancias.
  • Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica se aprobó con el fin de garantizar la autoría y autenticidad de un documento suscrito electrónicamente, confiriendo a esos instrumentos el mismo valor o eficacia jurídica que a la firma manuscrita estampada sobre un documento en papel.
  • La DGE dispone que sólo la firma electrónica avanzada satisface el requisito jurídico de una firma en relación con los datos en forma electrónica del mismo modo que una firma manuscrita satisface dichos requisitos en relación con los datos en papel.
  • Además, la firma electrónica reconocida es el único tipo de firma que es totalmente equivalente con la firma manuscrita.
 
También la jurisprudencia se ha manifestado acerca de esta cuestión, en la reciente sentencia del Audiencia Nacional de 28 de febrero de 2017 donde entendió válido el consentimiento dado vía SMS o internet prestado a través de la plataforma virtual de la página web ya que previamente este se encontraba registrado en la página web, lo que da fe de la autenticidad de que el consentimiento ha sido prestado por él.

En consecuencia, la actual regulación legal del comercio electrónico posibilita la celebración de contratos o negocios jurídicos sin contar con la presencia física de las partes, siempre que se garantice que se ha prestado efectivamente el consentimiento.

Además, aunque la firma electrónica es una alternativa a esta contratación on-line que ha sido regulada legalmente, sí es posible establecer otros medios electrónicos e informáticos para realizar estas contrataciones, siempre que sean seguros y se garantice que tanto el contenido del contrato como su firma no puede ser distorsionados o manipulados.
 
En conclusión:
 
  • En vuestro caso, donde la firma del contrato va a realizarse manuscritamente por el trabajador y posteriormente se va a enviar, escanear y guardar en soporte electrónico por parte de la empresa, no existe problema en cuanto a que se presta efectivamente el consentimiento por parte del trabajador.
  • En todo caso, será necesario garantizar la seguridad del contenido del contrato, a efectos de evitar que la firma no pueda ser distorsionada o manipulada.
  • Se pueden tomar medidas para ello, como las preguntas de seguridad, el acceso previo a la firma con contraseñas, los códigos de confirmación, sms, etc.
  • Asimismo, para garantizar la seguridad y autenticidad de la celebración del contrato, cabe la posibilidad de que el trabajador autorice la comunicación contractual por medios digitales: en una plataforma web, se le entrega al trabajador usuario y contraseña de acceso y cuando tiene un contrato nuevo recibe un mail para que lo lea acepte y firme. Una vez hecho esto, el trabajador recibe un sms con un código para validar la misma. 
 
 

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.


Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
 

0

Consultas resueltas
 

0

novedades clasificadas
 

0

videos en streaming

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

SUSCRIPCIÓN LEXA

¡Qué poco cuesta estar bien asesorado en materia laboral!

*El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
José Ángel Brugos Larumbe
José Ángel Brugos Larumbe
Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra
Adrián Ventura
Adrián Ventura
Graduado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra