2020-09-25 03:13:44

Fijos Discontinuos

Buenos días.

Tenemos una duda sobre contratos de fijos discontinuos. Se celebraron para prestar servicios de Junio a Enero aproximadamente, que es el periodo del año de máxima actividad de producción de la empresa, y es el periodo para el que los necesitan

Este año ha sido excepcional, y a diferencia de otros sectores, han tenido mas trabajo del inicialmente previsto, por lo que los contratos no se han interrumpido en ningún momento, enlazándose con el siguiente periodo

Podría el trabajador solicitar que se declarara su contrato como un indefinido ordinario, para prestar servicios todo el año?

Que cautelas habría que adoptar para que en enero podamos  dar por concluida la campaña?

Gracias!

 09/09/2020 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 10/09/2020 LEXA Abogados
Buenos días,
 
El Estatuto de los Trabajadores recoge en su artículo 16 el contrato fijo-discontinuo. Asimismo, la sentencia del Tribunal Supremo, de 1 de octubre de 2013, define al trabajador fijo discontinuo de la siguiente forma:
 
“Y el motivo debe ser favorablemente acogido, siguiendo igualmente la tesis de la sentencia referencial, porque aunque aquí no se trate del mismo sector de actividad que allí analizábamos específicamente (las actividades de manipulación, envasado y comercialización de frutas y hortalizas y fabricación de conservas vegetales), también ahora podemos reiterar nuestra doctrina tradicional, según la cual, tal como se recoge en la propia sentencia de contraste, con cita de numerosos precedentes concretos, para apreciar la condición de trabajadores fijos discontinuos ha de acreditarse "el carácter permanente de la actividad, como consecuencia de una necesidad de trabajo de carácter intermitente o cíclico, es decir, a intervalos temporales separados pero reiterados en el tiempo y dotados de una cierta homogeneidad".” 
 
Esto es, tendrán condición de trabajadores fijos discontinuos los trabajadores que sean llamados como consecuencia de una necesidad de trabajo de carácter intermitente o cíclico, es decir, a intervalos temporales separados pero reiterados en el tiempo y dotados de una cierta homogeneidad. No obstante, la sentencia continua estableciendo:
 
“Esa doctrina comporta, aquí también, "el rechazo de tal naturaleza jurídica en relación laboral que se mantiene de manera ininterrumpida -sin solución de continuidad alguna-" desde noviembre del año 2007; es decir, durante un largo período temporal y al margen de la duración de exposiciones o eventos concretos que pudieran justificar la discontinuidad, de ahí la irrelevancia de las revisiones fácticas propuestas en el tramite de suplicación, modificaciones que afectaban a otros cuestiones, tal como adelantamos más arriba (FJ 2º).
 
Como razonaba la mencionada sentencia de contraste, "El art. 15.8 ET admite la figura que se cuestiona «para realizar trabajos que tengan el carácter de fijos-discontinuos y no se repitan en fechas ciertas, dentro del volumen normal de actividad de la empresa»"; y aunque en algún sector de la producción, como el que estudiábamos en esa misma resolución referencial, las campañas pueden llegar a encadenarse e incluso alcanzar períodos anuales completos (art. 4 OM 30/05/1991), ello no puede suponer la derogación del precepto estatutario y menos aún "admitir que las campañas puedan sucederse sin solución de continuidad durante años sin que ello repercuta en la naturaleza jurídica de la relación ..., por lo que ... , en todo caso, la regulación legal excluye la sistemática y prolongada falta de solución de continuidad entre ellas, en términos tales que nos encontremos en presencia de una actividad permanente [que no intermitente, como la discontinuidad requiere por definición], cuyas necesidades de mano de obra únicamente dependan de las vicisitudes del mercado" ( TS 15-7-2010, R. 2207/09).
 
En aplicación, pues, de la doctrina que se contiene en la sentencia de contraste y confirmando en tal sentido la conclusión de instancia, procede estimar el primer motivo del recuso y establecer, resolviendo de este modo esa cuestión previa, imprescindible para la adecuada solución del litigio, que el actor ostenta la condición de trabajador fijo continuo de la Fundación demandada”.
 
Por tanto, pese a la denominación formal que se le dé en el contrato de trabajo, los Tribunales han venido considerando que NO tiene naturaleza fija discontinua la relación laboral que se mantiene de manera ininterrumpida -sin solución de continuidad alguna- durante un largo período temporal, desvinculada de cualquier actividad cíclica, estacional o de temporada. 
 
En igual sentido que la anterior, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de C. Valenciana, de 14 de marzo de 2012, señala:
 
La proyección de la doctrina jurisprudencial antes expuesta al presente caso lleva a rechazar la censura jurídica deducida por la recurrente ya que nos encontramos en presencia de una relación laboral que se mantienen de manera e ininterrumpida desde el 1 de marzo de 2001, es decir, no estamos en presencia de una prestación de servicios intermitente, como la discontinuidad requiere por definición, sino ante una prestación ininterrumpida que excede de la actividad y duración de las campañas que pueden haber sido encomendadas a la demandada por la Administración de la Generalidad Valenciana o por los organismos públicos dependientes de ella, por lo que se ha de concluir, tal y como efectúa la sentencia de instancia, que el demandante ostenta la condición de trabajador fijo continuo u ordinario y todo ello sin perjuicio de que en otras situaciones -con hechos probados diversos a los de autos- pudiera llegarse a conclusión diversa respecto de trabajadores en cuya actividad laboral se acreditara la cualidad de fijo discontinuo, por la intermitencia de su ocupación para las distintas campañas de la empresa, tal y como concluye la sentencia del Tribunal Supremo anteriormente citada que se pronuncia sobre un supuesto muy similar al ahora analizado."
 
De igual forma dispone la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 21 de febrero de 2012,
 
Dándose además la circunstancia de que en el caso de autos debemos también considerar que se ha producido una fraudulenta contratación bajo la apariencia formal de la modalidad de contrato fijo discontinuo, cuando la relación laboral global se ha prolongado durante más de cinco años sin solución de continuidad y prestando servicios todos los meses del año, lo que evidencia que estamos ante un supuesto especial y excepcional de fraude en la contratación, con la circunstancia añadida de que esa actuación fraudulenta viene agravada por el hecho de que la trabajadora ha pasado sucesivamente de una a otro empresa del mismo grupo, alternando de este modo formalmente la contratación pese a seguir realizando la misma actividad lo que evidencia sin duda un especial ánimo defraudatorio en la actuación empresarial, que ha pretendido disfrazar bajo la modalidad de fija discontinua una necesidad productiva que es permanente y continuada todos los meses del año, y ajena por lo tanto a cualquier regla de temporalidad derivada de la época de recogida de la fruta.
 
Por tanto, entendemos que es fraudulenta la contratación bajo la apariencia formal de la modalidad de contrato fijo discontinuo cuando la relación laboral es continuada.
 
Sin embargo, como podéis apreciar en la sentencia recientemente citada, el tribunal declara fraudulenta la relación laboral continuada durante más de cinco años. Este caso difiere claramente al que nos presentáis vosotros, ya que la continuidad de la relación laboral sólo se ha dado excepcionalmente con respecto a la “última temporada” y por el aumento de la productividad de la empresa.
 
En este sentido, cabe citar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, de 5 de octubre de 2016:
 
“Al contrario, los hechos probados de autos revelan una pluralidad de llamamientos para realizar concretas tareas administrativas vinculadas a concretas actividades de orientación laboral, interrumpidas por lapsos temporales de varios meses en los que dichas necesidades no existieron.
Es cierto que a lo largo de ocho años de vinculación laboral con el IMEFEZ, en una ocasión no hubo solución de continuidad entre dos programas de orientación laboral: la actora prestó servicios del 3/6/2013 al 31/12/2013 para llevar a cabo los Programas laborales de Zaragoza Dinámica; y a continuación trabajó del 1/1/2014 al 30/9/2014 para llevar a cabo el Programa Integral para la mejora de la Empleabilidad.
Pero la existencia de soluciones de continuidad entre los restantes llamamientos impide estimar su pretensión de que se le reconozca la condición de trabajadora con un contrato de duración indefinida a tiempo completo. La mera sucesión temporal, sin interrupción, de dos programas que debía ejecutar el IMEFEZ, en los que precisó de la prestación de servicios de la actora, cuando posteriormente ha habido relevantes soluciones de continuidad en su prestación de servicios laborales, durante los cuales no han sido necesarios los servicios de esta trabajadora, en modo alguno supone que su relación laboral deje de tener naturaleza fija discontinua. La demandante solo deberá ser llamada cuando se produzca la necesidad de que realice su trabajo”.
 
Por tanto, de esta sentencia se desprende que la interrupción de prestación de servicios entre un llamamiento y otro, a lo largo de toda la relación laboral, y el hecho de que puntualmente no se haya interrumpido la prestación de servicios con el objetivo de dar respuesta a la alta demanda del mercado, NO convierte en fraudulento el contrato fijo discontinuo y, por ende, no se puede declarar la relación laboral fija ordinaria.
 
Con todo, entendemos que en enero podréis dar por concluida la campaña sin problemas, sin perjuicio de que, por cautela, podáis entregar un escrito a los trabadores expresando que la prestación de servicios sin solución de continuidad ha sido excepcional y con el objetivo de expresar el agradecimiento de la empresa por su colaboración este año excepcional para poder dar respuesta a la demanda de productividad excepcional.
 
En conclusión:
 
  • Tienen condición de trabajadores fijos discontinuos los trabajadores que sean llamados como consecuencia de una necesidad de trabajo de carácter intermitente o cíclico, es decir, a intervalos temporales separados pero reiterados en el tiempo y dotados de una cierta homogeneidad.
  • Los Tribunales han considerado que no tiene naturaleza fija discontinua la relación laboral que se mantiene de manera ininterrumpida.
  • No obstante, si durante toda la relación laboral, la prestación de servicios se ha visto interrumpida entre campaña y campaña, y la prestación continuada de servicios ha sido excepcional, entendemos que NO habrá fraude. Este es vuestro caso.
  • Por tanto, en enero podréis dar por concluida la campaña sin problemas.
  • Os recomendamos que, por cautela, entreguéis un escrito a los trabadores expresando que la prestación de servicios sin solución de continuidad ha sido excepcional y con el objetivo de dar respuesta a la demanda de productividad.
 
 

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.


¿Resuelve tu duda esta consulta de otro usuario?


Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
Formularios inteligentes
Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
 

0

Consultas resueltas
 

0

novedades clasificadas
 

0

videos en streaming

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

SUSCRIPCIÓN LEXA

¡Qué poco cuesta estar bien asesorado en materia laboral!

*El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
Adrián Ventura
Adrián Ventura
Graduado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra
Leticia Medina Bello
Leticia Medina Bello
Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra