Excedencia Por Cuidado De Abuelo

Se trata de un trabajador de GIIMNASIO de Navarra. Convive con su madre que no trabaja, y su abuela, que precisa de atención aconsejada por los servicios sociales. Pretende solicitar una EXCEDENCIA POR CUIDADO DE FAMILIAR, pero la duda es si puede solicitarla desntro de los dos años que corresponderían, en varias veces, por ejemplo, cuatro meses, reincorporarse al trabajo, y luego volver a acogerse a esta excedencia..........tiene que ayudar a su madre a cuidar de la abuela y es por esta razon.

 14/06/2019  usuario86

Respuesta de despacho:

 17/06/2019  despacho1
Buenos días.

En primer lugar, conviene señalar que, efectivamente, se puede solicitar excedencia para atender el cuidado de un familiar, hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad, o discapacidad, no pueda valerse por sí mismo, y siempre que no desempeñe actividad retribuida alguna, tal como determina el artículo 46.3 ET.
También tendrán derecho a un periodo de excedencia, de duración no superior a dos años, salvo que se establezca una duración mayor por negociación colectiva, los trabajadores para atender al cuidado de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad no pueda valerse por sí mismo, y no desempeñe actividad retribuida.
Asimismo, respecto a la duración y su disfrute se refiere, el mismo artículo 46.3 ET en su párrafo tercero señala:
La excedencia contemplada en el presente apartado, cuyo periodo de duración podrá disfrutarse de forma fraccionada, constituye un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa. Cuando un nuevo sujeto causante diera derecho a un nuevo periodo de excedencia, el inicio de la misma dará fin al que, en su caso, se viniera disfrutando.

Es decir, su duración es de dos años, salvo que por negociación colectiva se establezca una duración superior.
Como veis, dicho período se puede disfrutar de forma fraccionada, pues en este caso no es obligado que la excedencia vaya de fecha a fecha, sino en períodos separados, ya que aquí no interviene el condicionamiento de la edad (como ocurre en la excedencia por cuidado de hijo), sino el de la enfermedad o discapacidad de quien no puede valerse por sí mismo y no desempeña actividad retribuida.
En este sentido, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 9 de marzo de 2015:

“Distinto es el caso, a juicio de la Sala, en el que el trabajador necesita de la excedencia para el cuidado de un familiar y en el que la causa que entra en juego es totalmente distinta a la utilizada para la atención del hijo. Es cierto que por su propia naturaleza, esta institución del derecho del trabajo se concibe habitualmente y de forma general como un cese temporal ininterrumpido, a fin de cumplir el fin para el que se solicita, no siendo de principio consustancial a la misma un tiempo de duración que no suponga el cese temporal ininterrumpido, y lo que no hace propio de la excedencia dividir su duración en diversos períodos, intercalando la prestación efectiva de servicios con la suspensión del contrato. Pero el fraccionamiento se permite excepcionalmente por la norma, que en el caso de cuidado de familiares no es obligado que vaya de fecha a fecha (desde el primer día en que se disfruta hasta transcurridos tres años naturales) sino en períodos separados, si el interesado opta por ello, ya que aquí no interviene el condicionamiento de la edad, sino el de la enfermedad o discapacidad de quien no puede valerse por sí mismo y no desempeñe actividad retribuida, situación objetiva que puede acontecer de forma indefinida y sea cual fuere la edad de quien la sufre, mientras que en el caso del hijo este factor es elemento clave para la duración de la excedencia. En definitiva, los períodos de suspensión del contrato nunca podrán sobrepasar tres años, según la norma interna de la empresa demandada, pero bajo el presupuesto de que el "dies a quo" del cómputo no finaliza cuando haya transcurrido dicho período-en el caso enjuiciado el 22-12-2014-sino una vez que, sumado todo el tiempo fraccionado, llegue a consumirse el período total referido.

En consecuencia, a los períodos ya disfrutados por la actora que se reflejan en el ordinal fáctico cuarto, habrá de sumarse el tiempo no consumido sin límite o "dies ad quem" fijo y hasta completar tres años.”
Por tanto, tal y como indica la sentencia transcrita, el dies a quo del cómputo finaliza cuando sumando todo el tiempo fraccionado, llegue a consumirse el período total referido.
Es decir, tratándose de excedencia por cuidado de familiar, los períodos de suspensión del contrato nunca podrán sobrepasar tres años, pero bajo el presupuesto de que el "dies a quo" del cómputo no finaliza cuando haya transcurrido dicho período sino una vez que, sumado todo el tiempo fraccionado, llegue a consumirse el período total referido.

En conclusión.
  • La excedencia por cuidado de familiar tiene una duración no superior a dos años (salvo que el convenio disponga una duración mayor) pudiéndose disfrutar dicho período de forma fraccionada.
  • Por ello, en vuestro caso, el trabajador tiene derecho a disfrutar la excedencia por cuidado de familiar tantas veces como precise para atender el cuidado de su familiar, en tanto en cuanto no se supere el plazo máximo de dos años.


Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.