Erte

Buenas  tardes, me surgen varias dudas a cerca de los efectos de los ERTES por fuerza mayor tramitados a posteriori del famoso Real Decreto ley.  como dicen que tienen que resolver en el plazo de 5 días naturales, que sucede si en el plazo de esos 5 días no han resuelto, hay alguna forma de que nos puedan dar algún tipo de resolución para empezar a mover todo.

por otro lado me han comentado que una vez que el ERTE ha sido concedido la empresa debe de seguir pagando a traves de lo que se denomina el pago delegado, es decir que la empresa paga al trabajador y luego se lo deduce en los seguros sociales, necesito que me confirméis si esto es así o si directamente el trabajador cobra del SEPE.

y otro tema en el caso de que tenga trabajadores que los he incorporado al ERTE y finaliza su contrato de trabajo mientras que están en el ERTE, les puedo dar de baja o deben de seguir vinculados a la empresa durante el tiempo que dure el ERTE.


Un saludo.

 23/03/2020 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 24/03/2020 LEXA Abogados
Buenas tardes,
 
Pasamos a resolver las cuestiones planteadas de manera separada.
  1. Silencio Administrativo
El silencio en este tipo de procedimientos ha venido considerándose como positivo. Ahora bien, conviene señalar que, si la resolución es dictada en plazo, pero notificada fuera, no existirá silencio positivo.
 
Así se ha pronunciado la jurisprudencia, a lo que si cita la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (Sala de lo Contencioso) 1316/2005, de 4 de noviembre, que establece que:
 
“No obstante, y para que no padezca el derecho a la tutela judicial efectiva de la demandante diremos que la presunta antinomia entre el artículo 43.1 de la LPAC por un lado y el artículo 51.6 del TRLET, no es tal, sino que el principio de especialidad obliga a aplicar con preferencia esta última Ley, y ello porque el artículo 51 del TRLET regula no solo los aspectos sustantivos, sino también los procesales o procedimentales, de la intervención administrativo en los casos de despidos colectivos, como prueba el hecho de que el artículo 51 no solo determina en su número 1 cuando concurren las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que permiten entender que procede la regulación de empleo, sino que además regula como y cuando debe iniciar el empresario o en su caso los trabajadores el correspondiente procedimiento, los trámites esenciales de éste, incluidos informes de distintos órganos y la consulta con la representación de los trabajadores, y en fin la forma de terminación del procedimiento, según se haya llegado a no a acuerdo entre las partes, con la particularidad de que en este último caso la falta de resolución en plazo permite entender autorizada la medida correspondiente en los términos de la solicitud, es decir, por silencio administrativo positivo, así que esta regulación específicamente procedimental de tales despidos y suspensiones colectivas de los contrataos de trabajo, obliga a estar a lo dispuesto al respecto en el Estatuto de los Trabajadores con preferencia a la regulación general contenida en la LPAC.
 
Por tanto, en un principio, deberá considerarse estimada la solicitud por silencio positivo, sin perjuicio de la posterior resolución de la Autoridad Laboral.
  1. Pago delegado
En los supuestos de ERTE por coronavirus el desempleo corre a cargo del SEPE. De hecho, el artículo 25.1 del Real Decreto-ley 8/2020 establece lo siguiente:
 
1. En los supuestos en que la empresa decida la suspensión de contratos o la reducción temporal de la jornada de trabajo por las causas previstas en el artículo 47 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, con base en las circunstancias extraordinarias reguladas en este real decreto-ley, el Servicio Público de Empleo Estatal y, en su caso, el Instituto Social de la Marina, adoptarán las siguientes medidas:  

a) El reconocimiento del derecho a la prestación contributiva por desempleo, regulada en el título III del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, a las personas trabajadoras afectadas, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo necesario para ello.  

b) No computar el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo de nivel contributivo que traiga su causa inmediata de las citadas circunstancias extraordinarias, a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos.
 
Por tanto, el reconocimiento de la prestación se hará automáticamente por el SEPE, una vez la empresa comunique el listado de trabajadores afectados por el ERTE.
 
Respecto al pago de la prestación, el artículo 26.4 del Real Decreto 625/1985, de 2 de abril, por el que se desarrolla la Ley 31/1984, de 2 de agosto, de Protección por Desempleo, establece que:
 
4. El pago de la prestación o subsidio por desempleo total se efectuará por el Instituto Nacional de Empleo y el de la prestación por desempleo parcial se efectuará por la Empresa por delegación del Instituto Nacional de Empleo, excepto cuando éste asuma el pago directo o así lo determine la autoridad laboral, cuando la situación económica de la Empresa lo aconseje.
 
Por tanto, mientras no se trate de la prestación por desempleo parcial, será el SEPE quien se encargará de satisfacer las correspondientes prestaciones por desempleo.
  1. Contratos Temporales
La suspensión de un contrato por un ERTE no afecta a la duración de los contratos temporales, es decir, no afecta a su vencimiento. De esta forma, llegado el término de un contrato temporal, el empresario puede extinguirlo válidamente, mediante la correspondiente comunicación al trabajador.
 
En este sentido, existe jurisprudencia consolidada, y de este modo se pronuncia la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Comunidad Valenciana 2347/1997, de 30 de septiembre, que establece que:
 
Es doctrina jurisprudencial consolidada que en los contratos temporales son aplicables las causas de suspensión del art. 45 del Estatuto de los Trabajadores y que tales causas no amplían la duración normal del contrato. Suspenden el contrato en cuanto este esté vigente, pues no consisten los contratos temporales en la prestación de determinados días de trabajo sino en la permanencia del vínculo en tanto no transcurra el plazo (Tribunal Supremo Sentencia de 12 febrero 1995) así como ocurre en el servicio militar que suspende el contrato de trabajo pero no el computo de duración del contrato que se extingue por la llegada del término (STCT 25 abril 1989 [ RTCT 1989911]). Doctrina que de forma correcta aplica el Juez «a quo» pues el art. 3 del Real Decreto 1989/1984, de 17 octubre, vigente en 7 de febrero de 1991 la fecha en que se celebró el contrato entre las partes establece que la duración de los contratos temporales para fomento de empleo no podrán ser superiores a tres años y el art. 45 del Estatuto de los Trabajadores dispone que la suspensión exonera de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo, de donde se deduce para la relación laboral, en contrato, permanece vigente y por lo tanto, salvo norma expresa en contrario la duración del contrato debe computarse desde la fecha del inicio de la relación laboral sin descontar los períodos de suspensión del contrato (…).
 
Por tanto, efectivamente, cuando llegue el momento de la finalización del contrato, a pesar de estar incurso en un ERTE, la empresa deberá comunicarle la extinción del contrato al trabajador y tramitar la correspondiente baja en Seguridad Social.
 
En conclusión:
  • En caso de falta de resolución en plazo, el silencio será positivo.
 
  • Salvo en el desempleo parcial, el pago de las prestaciones por desempleo será a cargo del SEPE.
 
  • Un ERTE no amplía la duración de un contrato temporal, con lo que, cuando llegue el término de un contrato temporal, y este se encuentre suspendido por estar incurso dentro de un ERTE, el empresario podrá finalizarlo válidamente.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.



Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
Dinos tu email y te enviamos todas las semanas un resumen de las consultas más leídas:
 

0

Consultas resueltas
 

0

novedades clasificadas
 

0

videos en streaming

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
José Ángel Brugos Larumbe
José Ángel Brugos Larumbe
Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
Adrián Ventura
Adrián Ventura
Graduado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra