Diferentes Actividades

Una empresa con una actividad agrícola va a comenzar a realizar una actividad de pelado, limpieza, procesado y envasado de verduras y hortalizas (CNAE;10.39).

1º Es posible tener las dos actividades con CCC diferenciados y aplicar a los empleados de cada actividad el convenio que les corresponda? Agropecuario y conservas vegetales.

2º Entiendo que la actividad del CNAE 10.39 es una actividad conservera, por lo que se tendría que aplicar el convenio de conservas vegetales ¿me lo podéis confirmar y explicar las peculariedades de la cotización de conservas vegetales)


Gracias.

 06/08/2019  usuario1272

Respuesta de despacho:

 07/08/2019  despacho1
Buenos días,
 
En primer lugar, respecto a la posibilidad de tener dos actividades con CCC diferenciados, la Seguridad Social ha señalado lo siguiente:
 
Al Código de Cuenta de Cotización Principal se vincularán todos aquellos otros que puedan asignársele a un empresario. Es importante señalar que el empresario debe solicitar un Código de Cuenta de Cotización (modelo TA.7) en cada una de las provincias donde ejerza actividad, así como en determinados supuestos en que sea necesario identificar colectivos de trabajadores con peculiaridades de cotización.
 
Por tanto, tal como señala la Seguridad Social, será necesario que el empresario tenga al menos un CCC principal, que será el que coincida con la actividad principal. Sólo en caso de que la empresa ejerza en otra provincia o de que tenga una actividad adicional de suficiente envergadura en el que tenga trabajadores con peculiaridades de cotización tendrá que solicitar un CCC diferente.
 
Por tanto, como veis, sí es posible tener dos actividades con CCC diferenciados, aunque sólo será obligatorio en los dos casos señalados, siendo posible ejercer con un solo CCC en los demás casos.
 
En lo que respecta a la aplicación de dos Convenios Colectivos a dos actividades de la misma empresa, conviene señalar que la regla general en cuanto al Convenio Colectivo aplicable se refiere es aquella que corresponde a la actividad principal de la empresa y se encuadre en el ámbito funcional de la norma convencional. 
 
En este sentido, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 20 de junio de 2017:
 
La opción por el criterio señalado conlleva la aplicación de un único convenio colectivo sectorial a todos los trabajadores de la contrata - el que corresponde a la actividad preponderante que desarrolla la empleadora en ese marco -, incluidos aquellos cuya actividad se incardina en el ámbito funcional de otra norma convencional sectorial.

A ese planteamiento ha de ajustarse la Sala, de conformidad con los principios de justicia rogada y congruencia que rigen el proceso social, so pena de menoscabar las garantías de contradicción y defensa de los litigantes y de desconocer la naturaleza extraordinaria de la suplicación, que impide a este Tribunal entrar a resolver, y estimar el recurso, en todo o en parte, en base a razones que no fueron alegadas por los contendientes.
 
Asimismo, la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos en Consulta 69/2016 de 28 de febrero de 2017, recoge una serie de criterios para determinar cuál es esa actividad principal o preponderante, en los siguientes términos:
 
4ª. Criterios o indicios para determinar la actividad principal de la empresa Para determinar la actividad principal o preponderante de una empresa, se puede acudir a distintos criterios que nos puedan orientar adecuadamente. Ninguno de estos criterios puede resultar decisivo ni excluyente de los demás, debiendo hacerse una interpretación conjunta de los mismos. En la CCNCC, a la hora de resolver las consultas que se plantean, se tienen en cuenta, principalmente, los siguientes criterios

Epígrafe en el que la empresa se encuentre dada de alta en el IAE. 

Código o códigos CNAE que la empresa tenga declarados. 

La comunicación de apertura de centro de trabajo a la Autoridad Laboral, donde consta cuál es la actividad económica de la empresa. 

La inscripción de la empresa en la Seguridad Social. 

El objeto social definido en la escritura de constitución de la empresa o en sus Estatutos. 

Las funciones concretas desarrolladas por los trabajadores. 

Los materiales empleados en el proceso productivo. 

Las cifras económicas de la empresa.

Si nos fijamos en el rendimiento obtenido de las distintas actividades empresariales, podríamos otorgar la consideración de actividad principal a aquélla de la cual la empresa obtiene un mayor rendimiento económico (por ejemplo: consulta CCNCC 25/2013, que recoge el caso de una empresa dedicada a la prestación de servicios de gestión fiscal, contable y laboral, estando en duda la aplicación de Convenio colectivo estatal para despachos técnicos, tributarios y asesores fiscales o del Convenio Colectivo de oficinas y despachos correspondiente; habiéndose dictaminado por la CCNCC la aplicación del estatal para despachos técnicos tributarios en base a que se consideró la gestión fiscal como la actividad principal en orden a que la facturación obtenida de tales servicios suponía el 66% del total de la facturación de la empresa). 

La plantilla destinada a cada actividad.

El tipo de producto utilizado o el principal servicio ofrecido.
 
Por tanto, como veis a efectos de determinar el convenio colectivo aplicable, la regla general remite al principio de unidad de empresa que supone que en una empresa que tiene una misma forma jurídica, se aplica un único convenio colectivo.
 
No obstante, el principio de unidad de empresa quiebra cuando se constata que un centro de trabajo, con una organización productiva independiente de los restantes centros de la empresa, se dedica a actividades concretas y distintas del principal. A modo de ejemplo, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de 22 de marzo de 2000:
 
Pero es que, como excepción a este principio de unidad de empresa, se admite la posibilidad de la aplicación de más de un convenio colectivo a la misma empresa, cuando falta una organización productiva preponderante, desarrollándose la actividad con organización distinta en diferentes centros de trabajo (por todas, sentencia del TSJ del País Vasco de 2-3 1999, recurso núm. 2945/98).

(…)

A juicio de esta Sala, coincidiendo con el "iudex a quo", se trata de dos centros claramente diferenciados, no pudiendo sino concluir que no es de aplicación el principio de unidad de empresa, al tratarse de dos organizaciones distintas, con centros de trabajo distintos, sin que conste que exista una organización productiva preponderante.
 
Es decir, en estas situaciones en las que se desarrollan actividades con organización distinta en diferentes centros de trabajo, debe identificarse el convenio colectivo aplicable en función del principio de especificidad.
 
Por tanto, en vuestro caso:
 
  • Si la nueva actividad que vais a realizar no tiene un gran peso dentro de la empresa, se realiza en el mismo centro de trabajo y la actividad preponderante (en cuanto a ingresos, personal etc.) sigue siendo la misma, no hará falta que apliquéis dos Convenios Colectivos diferentes.
 
  • Por el contrario, sí la nueva actividad va a tener una gran envergadura, que va a permitir identificar dos actividades claramente diferenciadas y con una organización diferente, deberéis aplicar los dos Convenios Colectivos que mencionáis.
 
Para el caso de que efectivamente vayáis a aplicar dos convenios colectivos diferentes, el artículo 2 del Convenio Colectivo para la Fabricación de Conservas Vegetales establece, respecto a su ámbito funcional, lo siguiente:
 
Los preceptos de este Convenio Básico regulan las relaciones laborales de todas las empresas o centros de trabajo cuya actividad principal, y con respecto al principio de unidad de empresa, sea la fabricación de conservas vegetales, platos precocinados, zumos y congelados vegetales, cualquiera que sea la denominación y personalidad jurídica, privada o pública, de las empresas afectadas, y del personal que en ellas presten sus servicios.  

Se considera que integran dicha industria las fábricas, talleres y explotaciones industriales que se dedican a la preparación, o transformación de verduras, frutas, legumbres y hortalizas mediante sistema de confitura, desecación, lavado y acondicionamiento, tratamiento con gases de cualquier tipo que permita la conservación, aunque sea por breve periodo de tiempo y con necesidad de frío, u otro cualquiera de conservación, procediendo al envasado de los productos, utilizando la hojalata, cristal, madera, cartón, bolsas de plástico, bandejas u otro medio (entendiéndose comprendidos los productos de 4.ª y 5.ª gama), así como los talleres de fabricación de envases cuando constituyan dependencias anejas a la actividad principal.
 
Por tanto, atendiendo tanto a las actividades que nos habéis descrito en la consulta como a las actividades a las que hace referencia este artículo del convenio, parece claro que el Convenio Colectivo a aplicar efectivamente es el de Conservas Vegetales, en tanto que coinciden sustancialmente.
 
Respecto a las peculiaridades de cotización, conviene señalaros la Orden TMS/83/2019, de 31 de enero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para el ejercicio 2019, ya que en ella se recogen las normas de cotización que se deberán tener en cuenta para 2019. Concretamente, deberéis tener en cuenta su artículo 13, en el que podréis ver los Bases y tipos de cotización en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios establecido en el Régimen General de la Seguridad Social.
 
Por lo demás, no hay ninguna particularidad respecto de la cotización en estos Sistemas Especiales. Las empresas y demás sujetos responsables, deben ingresar las cuotas de Seguridad Social de conformidad con las normas comunes de recaudación previstas en el RGSS.
 
En Conclusión:
 
  • Existe la posibilidad de tener dos CCC diferentes en una misma empresa.
 
  • Respecto a la aplicación de dos Convenios Colectivos en la misma empresa, con carácter general, rige la aplicación de un único convenio colectivo a todos los trabajadores siendo aquel que corresponda a la actividad preponderante de la empresa.
 
  • Sin embargo, habrá que aplicar otro convenio cuando se constate que un centro de trabajo, con una organización productiva independiente de los restantes centros de la empresa, se dedica a actividades concretas y distintas del principal.
 
  • Por tanto, en vuestro caso, a no ser que la nueva actividad que vayáis a realizar esté claramente diferenciada de la otra, realizándose en otro lugar y con una organización diferente, habrá que aplicar un único Convenio, el que corresponda a la actividad principal de la empresa.
 
  • Para el caso de que efectivamente vayáis a aplicar dos convenios colectivos diferentes, entendemos que el Convenio Colectivo a aplicar es el de Conservas Vegetales, ya que las actividades descritas en su artículo 2 coinciden sustancialmente con las que nos habéis descrito.
 
  • Respecto a la cotización, deberéis tener en cuenta el artículo 13 Orden TMS/83/2019, de 31 de enero, en caso de trabajadores incluidos en el ámbito de aplicación del régimen agrario. Sin embargo, para el envasado de  conviene señalar que no hay ninguna particularidad adicional respecto de la cotización dentro de este sistema.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.