Convenio De Empresa Obligar A Trabajadores

El otro día con la jornada, me gustó la idea de hacer un convenio de empresa. Pero llegue a la empresa, estuve con el comité y me dijeron que ellos no quieren saber nada de un convenio de empresa, que ya el convenio de sector regula muy bien todo, y no hace falta. Puedo obligarles a negociar? saludos

 29/06/2011  usuario96
Respuesta del usuario

No, nunca se puede obligar a hacer algo que necesita del consentimiento de ambas partes. Otra cosa, es que consigas ofrecerles algo que les compense lo que van a perder por otro lado. Pero no se puede obligar.

 29/06/2011  usuario57
Respuesta del usuario

Sí, no obligar no. saludos

 29/06/2011  usuario84
Respuesta del usuario

Hola:
Al hilo de esta cuestión... Nosotros tenemos un convenio de empresa y querriamos lo contrario... acogernos al convenio provincial... ¿cómo habría que hacer?

Gracias

 29/06/2011  usuario162

Respuesta de despacho:

 01/07/2011  despacho1
Buenas tardes:

En primer lugar, hay que saber exactamente si vuestro convenio de empresa es estatutario o extraestaturio.

Para saber si es estatutario puedes consultar la siguiente pregunta resuelta en el foro: http://bit.ly/iywiwX.

[u]En el caso de que sea extraestatutario (pactos de empresas, etc)[/u], no se le aplica la regla de la ultraactividad, por lo que el convenio, a su vencimiento, muere y se podría aplicar el de sector. No obstante, aún siendo extraestatutario, habrá que estar a lo que diga el convenio. Es decir, si el convenio establece expresamente la ultraactividad, lógicamente se le aplicará también. Pero no porque lo diga el Estatuto de los Trabajadores sino porque lo han pactado así las partes. Por tanto, si es extraestatutario, lo que hay que valorar en primer lugar es lo pactado en el mismo, y se estará en todo caso a lo pactado.

Así se desprende, entre otras, en sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, de 24 de junio de 2006, o sentencias del Tribunal Supremo, de 17 de abril de 2000, de  17 de octubre de 1994, de 14 de diciembre de 1996 y de 25 de enero de 1999: "[i]que la ultra actividad de los convenios colectivos sólo es predicable respecto de los que hayan sido negociados y concluidos con los requisitos y trámites establecidos en el título III del propio cuerpo legal[/i]" (es decir, que solo es predicable de los convenios estatutarios); de tal manera que la "[i]contractual[/i]" eficacia de los extraestatutarios queda "[i]limitada a las partes que lo suscribieron y en los términos en ella establecidos[/i]".

[u]En el caso de que el convenio sea estatutario (convenio colectivo con todos los requisitos del Título III del Estatuto de los Trabajadores)[/u], se aplican varias reglas:

1.- En primer lugar, si nadie lo denuncia (no es vuestro caso, porque vosotros queréis denunciarlo), se irá prorrogando año a año. Es lógico, ambas partes están contentas con el acuerdo, y se va prorrogando mientras no lo denuncien.

2.- En segundo lugar, [u]si se denuncia[/u], y hasta no se logre un acuerdo, se mantiene vigente parte del convenio, y parte queda derogado. Esta parte del convenio que se mantiene vigente se mantiene vigente mediante lo que se denomina "[i]ultra actividad[/i]". Se mantenienen vigentes en "[i]ultra actividad[/i]" las llamadas cláusulas normativas, y se derogan las cláusulas obligacionales.

Las cláusulas [u]normativas[/u] se refieren al contenido material del convenio (jornada, salarios, horas extras, vacaciones, complementos de IT, etc). En cambio, las cláusulas que quedan derogadas con la mera denuncia a su termino (las [u]obligacionales[/u]) se refieren a compromisos de carácter instrumental de cara a resolver las discrepancias con arbitraje, claúsulas referidas a la concurrencia del convenio de empresa con otros convenios, compromisos de aprobación de acuerdos con la asamblea de trabajadores, etc.

[b]No obstante, la ultraactividad tiene un límite[/b], tal y como establece la jurisprudencia, entre otras, sentencia del Tribunal Supremo, de 6 de noviembre de 1998: "[i]la ultraactividad del convenio no se aplica sine die (sin límite), ya que se único fin es cubrir transitoriamente posibles vacíos de regulación; no subsiste cuando se constata abandono de la actividad negociadora dirigida a la renovación del convenio, momento en el que puede entrar a regir otro convenio colectivo[/i]".

En este supuesto en concreto, la empresa intenta llegar a un acuerdo con los trabajadores, pero no lo consiguen, razón por la que el Tribunal Supremo da por bueno que pase a ser de aplicación el convenio de sector, en vez del convenio de empresa:

"[i]Con la denuncia del Convenio de Empresa, su vigencia finaliza el 31 de diciembre de 1992, si bien mantiene la ultra actividad de sus cláusulas normativas en los términos del artículo 86.3 del Estatuto de los Trabajadores, en tanto no exista otro convenio aplicable, pues la prórroga de estas cláusulas, no impone las consecuencias de la conservación "sine die", sino que busca salvar vacíos normativos aunque sean temporales. En este supuesto, ante el abandono de las negociaciones del nuevo Convenio Colectivo, que resulta de los inalterados hechos probados de la sentencia de instancia [b]y, que no se debe a maniobras torticeras para evitar el acuerdo -sobre las que ningún indicio de prueba existe-, deviene aplicable el Convenio de ámbito general[/b], con la pérdida de eficacia del contenido normativo del Convenio de Empresa desde la entrada en vigor de aquél, que en su artículo primero, dispone que: "será de aplicación a las relaciones laborales de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, así como a los Corredores de Reaseguros y a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, todos ellos definidos conforme a su legislación específica[/i]".

Por lo tanto, sí que hay una vía de escape al convenio de sector.

En todo caso, ahora con la Reforma de la negociación colectiva, y si vuestro convenio acaba su vigencia tras la entrada en vigor del presente Real Decreto Ley 7/2011 (es decir, que su vigencia acaba a partir de 11 de junio de 2011), debéis seguir el procedimiento de plazos establecido (8 meses de negociación como máximo si la vigencia del convenio son menos de 2 años, y 12 meses de máximo si su vigencia es superior), y luego, como no habrá acuerdo, acaberéis obligatoriamente en un arbitraje (Disposición Adicional Primera del RDLey 7/2011). En dicho arbitraje vosotros solicitaréis la aplicación del convenio de sector por no estar la empresa en una situación económica o productiva que le permita aceptar el mantenimiento de una serie de medidas con los trabajadores.

En todo caso, y ésto es un aspecto introducido por la Reforma de la Negociación Colectiva, si no se llega definitivamente a un acuerdo, si no se someten las discrepancias a dicho arbitraje, o si el arbitraje no hubiese resuelto la discrepancia, se MANTENDRÁ LA VIGENCIA DEL CONVENIO. Habrá que esperar a ver cómo interpretan este último punto los tribunales, ya que no tiene mucho sentido que la reforma persiga acabar con la ultra actividad, y deje la puerta abierta a través de esta vía.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.
Respuesta del usuario

Yo entiendo que los tribunales tampoco dejarán que se prorrogue eternamente el convenio, ya que esa es la intención de la Reforma. Yo creo que en este punto, si la empresa muestra su buena fe en la negociación, y no hay acuerdo, la jurisprudencia lo interpretará igual. Antes no se podía prolongar de forma indefinida el convenio segun esa sentencia del Supremo. ahora entiendo que menos todavía, si la finalidad de la norma es esa. Es una opinión, salu2

 01/07/2011  usuario84

Respuesta de despacho:

 01/07/2011  despacho1
Buenas tardes:

Lo que sí queda claro, y ya para finalizar de aclarar el tema es que la ultra actividad que se pretendía eliminar por la Patronal se ha mantenido. Por ello, entendemos que si se mantiene en este punto la ultraactividad también se mantendrá la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que establece que no pueden prolongarse los convenios sine die (eternamente).

Esperamos os sirva de aclaración.

Recibid un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.