Convenio Colectivo Aplicable

Se trata de una Comunidad de Propietarios de un Centro Comercial, ubicado en un enclave turistico (Provincia de Las Palmas), el uso del centro comercial por parte de sus propietarios , es diversos teniendo actividades varias desde bazares, agencia de viaje,  oficina inmobiliaria , joyeria, peluqueria, supermercado, restaurante, bares ect. .. hemos calculado un 60% de estos locales estan afectos al convenio de Hostelería y el resto a Comercio  ect...,  Se tiene contratado por esta comunidad  a dos personas con funciones de mantenimiento , limpieza , que prestan servicios en las zonas comunes .
Tenemos dudas en cuanto al convenio de aplicación. Hostelería , Estatuto Trabajadores  ( Por no existir convenio Comunidad propietarios en Las Palmas)  o Construcción , teniendo en cuenta que es una COMUNIDAD PROPIETARIOS, pero que por otro lado sus propietarios tienen actividades diversas.

 21/01/2014  usuario1439

Respuesta de despacho:

 22/01/2014  despacho1
Buenas tardes:

Para que en una empresa se puedan aplicar más de un convenio colectivo, o se excluya del común a uno o varios trabajadores, es necesario que la propia estructura empresarial tenga componentes productivos autónomos y que se dediquen a actividades tan dispares que no puedan ofrecer un punto común de encuentro, así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, de 5 de diciembre de 2005, establece lo siguiente:
 
“Siendo así, ha de partirse, como explicaba la sentencia de esta Sala de 12.5.2003, de la consideración de que ni el trabajador puede disponer de los derechos que se contienen en el Convenio Colectivo - artículo 3.5 ET - ni los empresarios pueden imponer las condiciones de un convenio distinto del ámbito de aplicación, sea personal, territorial o temporal. La adscripción de un trabajador en una empresa a una determinada tarea no afecta a la aplicación del convenio aplicable según la actividad de la empresa. Debe primar el principio de unidad de empresa que desde las sentencias del extinto Tribunal Central de Trabajo viene siendo pauta de aplicación convencional, y en los casos en que por la especificidad de la entidad puedan aplicarse varios convenios es preciso que «falte materialmente la homogeneidad productiva o la existencia de algún tipo de trabajo predominante» o se carezca «de sustrato esencial que permita la actuación del referido principio» de unidad de empresa.
 
Para que en una empresa se puedan aplicar más de un Convenio Colectivo, o se excluya del común a uno o varios trabajadores, es necesario que la propia estructura empresarial tenga componentes productivos autónomos y que se dediquen a actividades tan dispares que no puedan ofrecer un punto común de encuentro. En todo caso, debe concluirse que el Convenio de aplicación es el de la actividad prevalente de la empresa. “
 
Como vemos, la jurisprudencia utiliza, en estos casos, el que denomina criterio de especificidad. En su virtud, se podrá considerar que deben aplicarse varios convenios colectivos que regulen diferenciadamente esas distintas actividades.
 
En este sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, de 20 de abril de 1993, establece lo siguiente:
 
“Mientras el principio de unidad de empresa es aplicable a aquellas empresas con una actividad general cuyo carácter preeminente resulta claramente diferenciado, que cuentan además con otras actividades auxiliares que comparativamente con ésta ostentan escasa entidad, el criterio de especificidad es de aplicación a las empresas en que coexisten varias actividades empresariales sometidas al campo de aplicación de ordenanzas y convenios diferentes”.
 
Así pues, en nuestro caso, existiendo actividades diferenciadas, en principio podríamos aplicar el principio de especificidad, tal y como recoge la Consulta a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos, expediente 2010/112, de 24 de febrero de 2011:
 
“CONSULTA: Planteada para que se determine el convenio colectivo aplicable al nuevo centro de trabajo de la empresa de referencia, donde se van a desarrollar distintas actividades comerciales, planificadas en un minicentro comercial, en el que se ubicarán un supermercado, un bar, un despacho para la venta de pan y dulces, preparación de alimentos para su entrega a domicilio y venta de tabaco y prensa, estando los trabajadores de cada actividad destinados exclusivamente a un área determinada, que se podrá distinguir por su vestimenta específica.
La empresa de referencia ya cuenta con otro centro a 4 kms. de distancia del de nueva creación, donde se viene aplicando el Convenio Colectivo del Comercio de Alimentación de Santa Cruz de Tenerife, al dedicarse a esta actividad, pero se plantea la duda sobre si en el nuevo centro se debe aplicar un único o varios convenios de sector en función de las actividades realizadas.
 
CONSIDERACIONES: Parte la presente consulta de la circunstancia que el nuevo centro de trabajo sobre el que versa no ha iniciado su actividad en el momento de solicitar este dictamen, por lo que se estima, en base a la información disponible, que la estructura empresarial proyectada parece asentarse sobre la realización de actividades con una organización autónoma y diferenciada, donde no es posible determinar una actividad principal y actividades secundarias y subordinadas a la misma, sino que todas parecen tener una finalidad productiva propia, con personal adscrito en exclusiva sin movilidad funcional entre las distintas actividades, lo que parece justificar la aplicación de tantos convenios de sector como actividades se van a realizar, en base al principio de especialidad o especificidad, admitido por la doctrina y la jurisprudencia para determinar la norma convencional aplicable en las empresas con más de una actividad perteneciente a ciclos productivos diferenciados.

Por tal motivo, a partir del presupuesto anterior, se entenderían aplicables al presente caso los convenios colectivos de sector que se indican a continuación:

- Convenio Colectivo de Hostelería de Santa Cruz de Tenerife (BOP 23/02/2009,
Revisión Salarial BOP 17/02/2010), para la actividad de bar, porque su ámbito personal y funcional (art. 3º) obliga a las empresas y trabajadores que presten servicios de productos listos para su consumo en restaurantes, cafés y bares, entre otros establecimientos.
- Convenio Colectivo del Comercio de Alimentación de Santa Cruz de Tenerife
(BOP 6/3/2009 Revisión salarial 17/2/2010) para la actividad de venta de productos alimenticios en el supermercado, porque su ámbito funcional (art. 1º) es de aplicación a la actividad mixta de comercio de alimentación en establecimientos que tienen la configuración de supermercados.
- Convenio Colectivo de Comercio e Industrias de Pastelería, Confitería, Bollería, Heladería artesanal, Repostería, Pastelería salada y Panadería artesanal (boutique del pan), publicado en el BOP 6/5/2005 (Revisión Salarial 4/7/2008) para la actividad destinada a la venta de pan y dulces, porque su ámbito funcional (art. 2º) regula las relaciones laborales en los centros de trabajo cuya actividad principal sea el comercio menor de productos de panadería y pastelería.
- Convenio Colectivo de Elaboradores de Productos Cocinados para su Venta a Domicilio (BOE 15/02/2010) para la actividad de elaboración de productos cocinados para su posterior reparto a domicilio, porque su ámbito funcional (artículo 1º) recoge esta actividad.
- Convenio Colectivo Nacional del Ciclo de Comercio del Papel y Artes Gráficas (BOE 5/7/2010 Corrección de errores BOE 21/8/2010) para la venta de periódicos y revistas, porque su ámbito funcional (art. 3º) obliga a las empresas dedicadas al comercio de productos editoriales.
 
DICTAMEN: En virtud de lo anterior, en la reunión de la Subcomisión de la Comisión Consultiva, celebrada el 24 de febrero de 2011, se acuerda por unanimidad informar, de acuerdo con la información disponible, que la actividad empresarial que desarrollará la empresa de referencia en un minicentro comercial de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, donde se ubicarán un supermercado, un bar, un despacho para la venta de pan y dulces, la preparación de alimentos para su entrega a domicilio y la venta de tabaco y prensa, por aplicación del principio de especialidad en la actividad realizada, resultaría afectada por los ámbitos funcionales especificados en el punto anterior.”
 
Pues bien, en cuanto al convenio de aplicación para estos dos concretos trabajadores con funciones de limpieza y mantenimiento, este parecería ser Convenio Colectivo provincial de Limpieza de Edificios y Locales de Las Palmas, que establece en su artículo 1:
 
“Artículo 1. Ámbito personal y funcional
El presente Convenio regulará las condiciones de trabajo de todas las empresas cualquiera que sea la forma jurídica que adopten, cuya actividad aún no siendo la principal sea la de limpieza de edificios y locales, incluyendo dentro de estos últimos las cabinas de aviones y las zonas de pasajeros de barcos, así como medios de transportes de pasajeros excepto lavado de chasis y motores.”
 
No obstante, el Informe de la CCNCC de 10 de abril de 2008, expediente 2008/0022, se encarga de determinar:
 
“CONSULTA: Relativa al convenio colectivo aplicable a una Comunidad de Propietarios, que tiene contratada, a tiempo parcial, a una trabajadora encargada de realizar las labores de limpieza en la citada Comunidad de Propietarios, tras señalar que hasta la fecha se le viene aplicando el Convenio Colectivo de Limpieza de Edificios y Locales del Principado de Asturias, pero se suscita la duda por el Presidente de esa Comunidad sobre si el convenio que se debería aplicar es el Convenio Colectivo para Empleados de Fincas Urbanas del Principado de Asturias.
 
CONSIDERACIONES: En primer lugar, conviene decir que, como vienen señalado los Tribunales de Justicia, en relación con la aplicación de los Convenios Colectivos del sector de Limpieza de Edificios y Locales a las Comunidades de Propietarios (STSJ de Madrid 26 junio 2001 (AS 2001, 2961), STSJ Asturias 7 noviembre 2003 (AS 2004, 720) y STSJ Castilla y León/Valladolid 13 octubre 2004 (AS 2004, 2763), la contratación directa de un trabajador por una Comunidad de Propietarios, para la realización de los servicios de limpieza de los elementos comunes, no permite presumir que la comunidad, que recibe los servicios prestados por el trabajador, se convierta en una empresa de limpieza, a los efectos de que pueda resultarle de aplicación las normas convencionales que regulan el sector empresarial de la limpieza de edificios y locales, donde, por otra parte, tampoco están legítimamente representadas las comunidades de propietarios entre los sujetos negociadores de estos convenios colectivos.
Así pues, sobre la base de que el empleador en la presente consulta es una Comunidad de Propietarios, procede pues determinar si el Convenio Colectivo para Empleados de Fincas Urbanas donde radica dicha comunidad, ha previsto su aplicación a los trabajadores contratados por las Comunidades de Propietarios para realizar los trabajos de limpieza de sus instalaciones.
El Convenio Colectivo para Empleados de Fincas Urbanas del Principado de Asturias, para los años 2005 a 2011 (BOPA 24/09/2005), dispone lo siguiente en su artículo 1º (Ámbito): “El presente Convenio colectivo será de obligada aplicación para toda la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias y afectará a la totalidad de Empleados de Fincas Urbanas y a todos los propietarios de las mismas, ya sean personas naturales o jurídicas, a título individual o constituidos en comunidad o cooperativa.” Siendo cierto que aunque el aludido convenio no ha previsto la clasificación profesional de los trabajadores que prestan servicios en estas comunidades, lo es también que su ámbito funcional es de obligada aplicación para la totalidad de los empleados de fincas urbanas, sin reparar en la delimitación de las tareas o funciones asignadas a cada trabajador, de lo que cabe entender que estos empleados puedan realizar exclusivamente labores de limpieza de los elementos comunes, máxime si tenemos en cuenta que ya existen convenios colectivos de este sector que han contemplado expresamente entre sus categorías profesionales la de Limpiadores/as contratados específicamente para realizar trabajos de limpieza de los elementos comunes sin realizar funciones de vigilancia o cuidado alguno de la finca, como sucede con los Convenios Colectivos para Empleados de Fincas Urbanas de Castilla y León (BO. Castilla y León 7/3/2008), de Zaragoza (BOP 11/3/2005), de Burgos (BOP 8/2/2006), de Murcia (BORM 14/9/2007) y de Madrid (BOCM 16/1/2002).
 
DICTAMEN: En virtud de lo expuesto, en la reunión de la Comisión Consultiva celebrada el 10 de abril de 2008, se acuerda por unanimidad informar que el convenio colectivo aplicable a la trabajadora encargada de realizar labores de limpieza en la Comunidad de Propietarios a la que hace referencia el escrito de consulta es el Convenio Colectivo para Empleados de Fincas Urbanas del Principado de Asturias, publicado en el BOPA de 24 de septiembre de 2005, que ha tenido una revisión salarial publicada el 29 de marzo de 2008.”
 
Por tanto, como veis, la CCNCC concluye, en un supuesto similar (comunidad de propietarios y trabajadores con funciones de limpieza y mantenimiento) que no puede serles de aplicación el Convenio de Limpiezas y Locales, puesto que no son propiamente empresas de limpieza, estableciendo en cambio que el convenio de aplicación es el de Fincas Urbanas. No obstante, en vuestro caso, entendemos que dicho Convenio no puede ser de aplicación a un centro comercial y, a mayor abundamiento, no existe un Convenio Colectivo de Fincas Urbanas en el ámbito de Las Palmas o Canarias.
 
Así pues, y por todo ello, entendemos que, en este caso, no existe convenio colectivo alguno de aplicación para estos dos trabajadores, por lo que a nuestro juicio podría aplicarse el Estatuto de los  Trabajadores.
 
Esperamos haber resuelto su consulta.
 
Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.