Convenio Colectivo

Buenos días. Nosotros llevamos 4 años encuadrados en el convenio del comercio del metal. Hoy hemos tenído inspección y un inspector, nos ha comentado que tenemos que cambiar de convenio y pasarnos al de construcción.
Mi pregunta es, ¿quién dicta en cada momento el convenio colectivo aplicable a cada empresa? si hago un convenio colectivo de empresa ¿me puedo acoger a este y no aplicar ningún otro?
Muchas gracias y perdonar mi desconocimiento

 08/03/2012  usuario212

Respuesta de despacho:

 09/03/2012  despacho1
Buenos días:
 
En primer lugar, debe tenerse en cuenta que la aplicación de un convenio colectivo, no depende del convenio que considere más idóneo la empresa. El convenio se aplica de forma objetiva, para una empresa, en función de su actividad y la localización geográfica de ésta. Es decir, por la actividad que se desarrolla.
 
Así pues, la empresa puede aplicar un convenio y después, en sentencia, ante una demanda de un trabajador, establecerse que le es de aplicación otro convenio, con base en la actividad desarrollada y la localización de la empresa o centro de trabajo. Normalmente, la aplicación del convenio depende de cada centro de trabajo.
 
Además, la inspección no puede proceder al cambio de convenio, sin fundamentarse en la actividad.
 
Por otra parte, e independientemente de que el nuevo convenio que se pretenda aplicar sea más adecuado y se adapte mejor a la actividad de la empresa, no puede aplicarse sin más, de manera unilateral.
 
En este sentido, la sentencia del Tribunal Supremo de 1 de julio de 2010 establece que será necesario la previa negociación y acuerdo con los representantes de los trabajadores o seguir el procedimiento del artículo 41 ET:
 
“(…) Interesando que se dictase sentencia por la que se declare: "la radical nulidad y, por lo tanto, la necesaria inaplicación de la decisión empresarial de dimensión colectiva, consistente en dejar de aplicar el convenio colectivo de aplicación que ha consistido en los convenios provinciales de Metal correspondiente a los lugares de trabajo y comenzar a aplicar el convenio colectivo de Ingeniería y Estudios Técnicos”.
El artículo 83-1 del Estatuto de los Trabajadores establece que los convenios tendrán el ámbito de aplicación que las partes acuerden, mientras que en el 82-3 del mismo texto legal se establece que los convenios colectivos obligan a todos los empresarios incluidos en su ámbito de aplicación. Esta regla, "no es incondicionada, sino que está sometida a determinadas limitaciones que se relacionan por una parte con exigencias de objetividad y estabilidad y por otra con la propia representatividad de las organizaciones pactantes, aparte de las que derivan de las previsiones del Estatuto de los Trabajadores sobre concurrencia y articulación de convenios. Desde esta perspectiva hay que señalar (. . .) que la unidad apropiada de negociación suele construirse a partir de criterios de cierta homogeneidad que permitan establecer una regulación uniforme de condiciones de trabajo, sin perjuicio del juego de otros mecanismos excepcionales de corrección, como los que hoy contemplan los artículos 41 y 82.3 del Estatuto de los Trabajadores".
La controversia radica en si la empresa tenía potestad para modificar unilateralmente los convenios del metal que venía aplicando desde siempre, sustituyéndolos por el convenio de Ingeniería y Estudios Técnicos, cuestión ésta, a la que sentencia recurrida da respuesta negativa, aún cuando, se admitiera a efectos dialécticos -sigue diciendo la resolución de instancia- que la actividad preponderante de la recurrente se correspondiera con el citado convenio.
(…) sin previa negociación y acuerdo con los representantes de los trabajadores o en su defecto, sin acudir al procedimiento de modificación de condiciones sustanciales colectivas regulado en el artículo 41.4 del Estatuto de los Trabajadores , la empresa no puede modificar, sustituyendo de forma súbita, la normativa convencional que, desde siempre y pacíficamente, venía aplicando a sus trabajadores.”
 
Por lo tanto, sin acuerdo entre empresa y representantes de los trabajadores, se aplicará el convenio en función de la actividad y localización geográfica del centro de trabajo o empresa. En cambio, si hay acuerdo de empresa a través del cual se regula alguna materia y de forma subsidiaria se pacta que será de aplicación el convenio del comercio del metal, será de aplicación éste. Por eso, la aplicación del convenio depende de la actividad y del acuerdo entre las partes, no de lo que diga la inspección de trabajo. La inspección podrá considerar, en base a la actividad, que os es de aplicación otro convenio. Pero si lo pactáis con los representantes, el Inspector ya no dirá nada.

En todo caso, si nos señalas exactamente vuestra actividad y localización geográfica, te podemos señalar por vuestra actividad qué convenio encaja mejor: el de comercio del metal o el de construcción.
 
Esperamos haber resuelto su consulta.
 
Reciba un cordial saludo.
Respuesta del usuario

Buenos días.
Nuestra empresa se dedica a montaje de estructuras metalicas (andamios) y plataformas-montacargas. Monta dichas estructuras pero no hace nada más en obra. Esta empresa vende, alquila y además incorpora mano de obra como subcontrata para el montaje de andamios. El ámbito de aplicación es Navarra.
En el caso que los representantes de los trabajadores estuvieran de acuerdo en seguir en este convenio y no cambiar a otro. Como se tendría que hacer para no tener problemas.
Muchas gracias

 

 09/03/2012  usuario212
Respuesta del usuario

Nosotros, eso para que no haya problemas, siempre lo incluimos en el pacto de empresa. Para que te hagas una idea, nosotros no queremos tocar salarios en convenio de empresa, porque luego nos ahogan con las subidas. Por tanto, hemos hecho un pacto sobre otras cuestiones (en concreto, hemos puesto mucho énfasis en la jornada irregular, que hemos pactado un 15% de jornada irregular, creo que es un avance importante) pero en las demás materias firmamos siempre que vamos al convenio de Fontanería. El momento para realizar un buen pacto de empresa (sin que toque salarios) es ahora, que las cosas están tan mal. Pero ahí además sería la forma de que vosotros cerréis que os es de aplicación el convenio de comercio del metal. saludos

 09/03/2012  usuario107

Respuesta de despacho:

 12/03/2012  despacho1
Buenos días:
 
Ambos convenios, el del comercio del metal y el de construcción, recogen en sus artículos 1 el ámbito de aplicación de cada uno de ellos.
 
Hay ya jurisprudencia que establece que, en supuestos de montaje de andamios (cuando se incluye mano de obra para el montaje de los mismos) es de aplicación el convenio de la construcción. No obstante, todo dependerá del porcentaje de la actividad que suponga dicha montaje de andamios con mano de obra vuestra. Se trata de que veáis si la actividad principal en vuestra empresa es el montaje de andamios con personal propio o no. Para saber si es actividad principal, comprobad el número de trabajadores, y valorad cuántos de ellos se dedican a dicha actividad. Asimismo, para valorarlo tened en cuenta el porcentaje de facturación que supone el montaje de andamios con mano de obra vuestra.
 
Como primero punto, se comienza analizando el ámbito de aplicación de ambos convenios:
 
En primer lugar, el de construcción recoge:
 
“El presente Convenio será de aplicación a las Empresas y a los trabajadores que presten sus servicios en Navarra, y que estén encuadrados en las actividades de mármoles y piedras, constructores de edificaciones, constructores-promotores de edificaciones urbanas, albañilería, carpintería de armar, pintura, decoración en yeso y escayola, fabricación de yesos y cales, contratistas de obras públicas en general y empresas de obras públicas de ámbito nacional, canteras, graveras y areneras cuya materia se destina a construcción y no sean explotadas directamente por empresas constructoras, así como todas las actividades detalladas en el anexo II, apartado a) del Convenio General del Sector de la Construcción.”
 
En segundo lugar, el del comercio del metal dispone que será de aplicación para:
 
“Empresas que comercializan maquinaria y mobiliario de oficina e informática, empresas que se dedican a la venta o alquiler de cintas de vídeo, almacenistas de hierros y metales, ferreterías, saneamiento, venta de electrodomésticos, joyería, relojería y bisutería, automoción, recambios y accesorios de automoción, material eléctrico, máquina herramienta, maquinaria de construcción y obras públicas, maquinaria agrícola, así como las secciones de grandes almacenes que comercialicen artículos comprendidos en las actividades antes especificadas y en general todas aquellas relacionadas, con la comercialización de artículos metálicos (…).”
 
Pues bien, a pesar de que en un primer momento podéis considerar que no os es de aplicación el de construcción, la jurisprudencia (entre otras, sentencia del TSJ de Cantabria, de 27 de julio de 2009, entiende que es de aplicación el convenio de construcción en un supuesto muy similar al vuestro:
 
Por otro lado y en lo que respecta a la segunda cuestión que se plantea en el recurso, cabe indicar que la determinación de la actividad principal o preponderante de la empresa demandada, como criterio determinante para delimitar el convenio colectivo aplicable a la misma, es una cuestión de naturaleza, evidentemente, fáctica cuya resolución debe ajustarse al relato de hechos probados de la sentencia recurrida, ya que, como recoge la Sentencia del TS de 15.6.2000 "(...) en el interior de la empresa, y en relación con sus trabajadores, lo relevante y decisorio es la actividad real que aquélla desempeña, y en la que intervienen los empleados con motivo de la prestación de sus servicios".
En el presente supuesto, consta que la empresa se dedica al "alquiler y montaje de andamios con personal propio" ( HPsegundo). Este hecho no ha sido cuestionado por la parte recurrente, que se limita en el último de los motivos del recurso, a citar dos sentencias dictadas por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Rioja, que con independencia del respeto que merecen, no constituyen la denominada doctrina legal, de conformidad con lo dispuesto en el art. 1.6 CC , por lo que no cabe alegarlas al amparo del art. 191 c) LPL , añadiendo luego que no existe prueba de que la actividad de la empresa sea precisamente la que se indica. Tales argumentos no pueden prosperar, ya que, los hechos probados de la sentencia de instancia, únicamente, pueden modificarse en virtud de documentos fehacientes que evidencien un error valorativo y en este supuesto, la parte recurrente no ha justificado documentalmente, los fundamentos de su pretensión, siendo así que incluso, ha obviado solicitar la modificación del contenido del referido hecho segundo, que recoge un dato fundamental para determinar la aplicación del Convenio Colectivo de la Construcción y Obras Públicas de Cantabria, ya que la actividad de la empresa no se limita al alquiler de maquinaria para la construcción, sino que además, cuenta con personal propio, lo que determina que se encuentre dentro del ámbito de aplicación de la referida norma convencional, al encontrarse el sector productivo propio de la empresa demandada dentro de su ámbito de regulación, lo que determina que deba desestimarse íntegramente el recurso interpuesto”.
 
No obstante, la clave en estos procedimientos es que la actividad principal de vuestra empresa sea el montaje de andamios con mano de obra incluida. Si es así, si ésta es la actividad principal, os será de aplicación el convenio de construcción. Para valorar si es actividad principal, valorad:
  1. Trabajadores destinados a esa rama de la actividad.
  2. Porcentaje de facturación que supone el montaje de andamios con mano obra, etc.
En el peor de los casos, que lleguéis a la conclusión de que os es de aplicación el convenio de la construcción, podéis intentar pactar con los Representantes seguir aplicando dicho convenio de comercio del metal. No obstante, entendemos que puede que el convenio de la construcción sea más favorable para ellos.
 
Esperamos haber resuelto su consulta.
 
Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.