Contabilidad B

Buenas tardes, nos comentan que hay una sentencia muy reciente sobre una empresa que realiza un despido colectivo, teniendo contabilidad b. ¿Podéis confirmarlo? ¿podría haber problemas en caso de despido colectivo en el Juzgado, solo por tener contabilidad b? Qué estan diciendo los jueces. Saludos.

 15/04/2014  usuario72

Respuesta de despacho:

 16/04/2014  despacho1
Buenos días:

Efectivamente, tal y como señalas, existe una reciente sentencia del Tribunal Supremo, de 18 de febrero de 2014, en la que el Alto Tribunal considera nulo el despido colectivo en cuyas negociaciones no se aporta la contabilidad real del grupo de empresas. En concreto, el Tribunal declara que si una empresa tiene contabilidad B, ello no es obstáculo para llevar a cabo un despido colectivo. No obstante, cuando se siente a negociar con los trabajadores tiene que enseñársela. De lo contrario, la empresa no estará negociando de buena fe y, por tanto, el despido colectivo será anulado en los tribunales.

A continuación, resumimos los principales hechos de las sentencias, así como las consideraciones del Tribunal.

Supuesto de Hecho:
  • La empresa aragonesa Curbimetal, que formaba un grupo de empresas a efectos laborales junto a Curbiperfil, puso en marcha un despido colectivo el 25 de junio de 2012 para despedir a 38 empleados, más de la mitad de la plantilla.
  • Las negociaciones se prolongaron durante un mes, en el que hubo tres reuniones. Pero acabaron sin pacto. Así que el 27 de julio del mismo año la empresa comunicó al comité de empresa su decisión de seguir adelante con sus intenciones iniciales, lo que fue recurrido ante los tribunales.
  • Durante las negociaciones, la empresa explicó cuál era su situación económica, atendiendo a la contabilidad oficial.
  • De esta forma, en virtud de la contabilidad “oficial”, se apreciaba un hundimiento de la facturación: si en 2007 Curbimetal había ingresado 24,9 millones, en 2011 facturó 12,9. Y en el primer trimestre de 2012 la tendencia a la baja se mantenía. De hecho, en octubre de 2012, la metalúrgica entró en concurso voluntario de acreedores.
  • Sin embargo, con carácter habitual desde 1.999 Curbimetal y Cubiperfil han venido atendiendo pedidos de diversos clientes, al término de cuyas operaciones comerciales no quedaba constancia en la contabilidad de las empresas y el precio de los materiales elaborados y suministrados era satisfecho directamente en metálico por los compradores, sin que tal ingreso tuviera tampoco reflejo contable.
Consideraciones Jurídicas:
  • La empresa alega que si se lleva a cabo alguna o algunas operaciones en B ello no debe ser obstáculo a que pueda reducir su plantilla si las ventas o ingresos se reducen significativamente.
  • Por su parte, el Tribunal declara que ciertamente ello no sería obstáculo a la posible procedencia de tal decisión empresarial, pero siempre que los representantes de los trabajadores en el periodo de consultas y el órgano judicial en el momento de dictar sentencia conocieran la contabilidad real de la empresa para poder deliberar aquéllos y decidir éste sobre la idoneidad, adecuación y proporcionalidad de la medida extintiva propuesta, y sin perjuicio de las responsabilidades administrativas y penales procedentes.
  • Pero, lógicamente el mero hecho de haber logrado la empresa ocultar datos trascendentes de su realidad contable al acreedor tributario no comporta que los restantes acreedores, y menos los trabajadores, tengan que someterse a la ficción de unas cuentas cuya certeza y realidad ha quedado desvirtuada.
  • En consecuencia, la falta de entrega a los representantes de los trabajadores en el periodo de consultas de la contabilidad real de las empresas integrantes del indiscutido grupo a los efectos laborales, impidió una verdadera negociación durante las referidas consultas y, a juicio del Tribunal, comporta el incumplimiento de la exigencia legal de que "Durante el periodo de consultas, las partes deberán negociar de buena fe, con vistas a la consecución de un acuerdo".
  • Por todo ello, el Tribunal declara la nulidad del despido colectivo.
Como veis, en este caso, el Tribunal declara que si una empresa tiene contabilidad B, ello no es obstáculo para llevar a cabo un despido colectivo. No obstante, cuando se siente a negociar con los trabajadores tiene que enseñársela. De lo contrario, la empresa no estará negociando de buena fe y, por tanto, el despido colectivo será anulado en los tribunales.

La sentencia completa está a su disposición en el buscador de jurisprudencia del Consejo General del Poder Judicial, en el siguiente enlace: http://bit.ly/1h2p2n7.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.