Consulta Vacaciones

Buenos días,

Tenemos un trabajador a jornada completa con este horario: de 10 a 19 de lunes a viernes con 1.15 para comer y una semana de cada cuatro la jornada del viernes finaliza a las 14,45 y trabaja 3 horas ese sábado.

Ha solicitado un tramo vacacional de viernes a viernes, teniendo que trabajar ese sábado por ser uno de los que por acuerdo ha de hacer una vez al mes. El trabajador nos comenta que no tendría por qué trabajar ese sábado ya que su ultimo día de vacaciones, el viernes, hace menos horas haciendo el resto de las horas ese sábado con lo que ese útimo día de vacaciones "cubriría"ambos días.

Entendemos que esto no es posible ya que esa distribución semanal de horas es un acuerdo entre las partes que no implica horas extraordinarias, con lo que si sus vacaciones acaban el viernes y da la casualidad de que esa semana le toca trabajar el sábado tendría que hacerlo independientemente de esas variaciones horarias. No obstante agradeceríamos vuestra opinión.


Un saludo

 28/10/2019 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 29/10/2019 LEXA Abogados
Buenas tardes,
 
En este caso se plantea la duda de si el trabajador tiene derecho a disfrutar de un día adicional de vacaciones cuando, mediante pacto de reordenación del tiempo de trabajo entre empresa y trabajadores, se ha acordado reducir la jornada de un viernes y trabajarla el sábado.
 
A este respecto, nada dice el Estatuto de los Trabajadores acerca del disfrute de las vacaciones en estos casos, Igualmente, entendemos que el convenio colectivo aplicable tampoco resuelve la situación.
 
Por tanto, se hace necesario acudir a la jurisprudencia para dar solución al problema planteado. En este sentido, procede citar la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña 9/2006, de 13 de abril, que establece que:
 
“Eso es lo que acontece con los sábados, que son festivos además en un sentido particular, puesto que ellos lo son por reordenación del horario anteriormente seguido en la empresa, y no por una reducción de jornada que convirtiera en festivo lo que antes era laborable. Independientemente del cómputo concreto de la jornada anual y de la alteración que pueda resultar del cambio de un sábado por una tarde, –lo que no se ha alegado y respecto del que por tanto no constan los elementos necesarios– es claro que lo que las partes quisieron con tal cambio era una mera reordenación del horario laboral, reordenando los momentos de entrada y salida al trabajo en lo que se refiere a los sábados y tardes, sustituyendo unos por otras, sin que ello tuviera repercusión alguna en lo que se refiere a las vacaciones.Buena prueba de ello es que la norma sobre vacaciones ha permanecido inalterada a lo largo de todos los Convenios Colectivos de la empresa, y que ha sido la misma que la establecida legalmente con carácter general por el art. 38.1  ET  ( RCL 1995, 997)  , que lo fija en treinta días naturales: 26 días laborables, más cuatro sábados –no trabajados porque se han sustituido por tardes– son treinta días al año.
 
El que los sábados sean «festivos», como los son incluso un día recuperable, o cinco días más al año por encima de los 14 legales al año, no significa en el caso concreto que no deban de excluirse del cómputo de 26 días laborables, pues en definitiva conforme a la interpretación histórica del pacto del Convenio colectivo ello solo significa que se ha producido una reordenación horaria de la jornada semanal, sustituyendo una mañana de sábado por una tarde entre semana, pero en modo alguno una ampliación de las vacaciones anuales. El término «festivo «del Convenio precisa pues que aquél día no se trabaja, en virtud de la reordenación horaria repetida, pero no que no deba de computarse como día «laborable» dentro de los 26 que como tales establece el Convenio. Solo los términos, y no las ideas expresivas de la voluntad de las partes, abonan la tesis de los demandantes, pero ha de prevalecer la voluntad interpretada por la historia de los textos sobre la apariencia de la palabra misma, y especialmente por el hecho de que no consta en modo alguno la voluntad de la empresa de conceder seis días más de vacaciones por el hecho de haber sustituido los sábados por las tardes, máxime cuando precisamente ya consta que además se conceden seis días festivos por encima de los catorce anuales.”
 
En este caso, aunque los hechos concretos sean diferentes, el trasfondo es el mismo. Esto es, nos encontramos ante un pacto de reordenación del tiempo de trabajo por el que empresa y trabajadores han acordado no trabajar un viernes a la tarde a cambio de trabajar el sábado posterior por la mañana, mientras que en la sentencia se trata el caso en el que se acuerda no trabajar los sábados a cambio de dos tardes entre semana.

De esta forma, en la sentencia, el tribunal concluye que, de tenerse el sábado como festivo y no computarse como día laborable, se estaría otorgando a los trabajadores un mayor número de días de vacaciones que el establecido en el convenio colectivo aplicable, lo que no se desprende del acuerdo entre las partes.
 
Pues bien, lo mismo ocurre en el caso planteado en la consulta, ya que, de permitir el sábado como día de vacaciones, se estaría otorgando un día mas de vacaciones a los trabajadores, cosa que no se previó en el pacto de reordenación del tiempo de trabajo. Además, lo que se otorgan son días de vacaciones, no horas de vacaciones, con lo que entendemos que igualmente no debe concederse el sábado como día de vacación.
 
De todas formas, habrá que tener en cuenta igualmente lo previsto en el convenio colectivo, ya que la decisión puede variar si se consideran días laborables o no los sábados, y de la condición que tengan los días de vacaciones, es decir, naturales o laborables. A este respecto, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria 201/2005, de 23 de febrero, establece lo siguiente:
 
Es cuestión controvertida si los sábados deben ser computados como días laborales a efectos de vacaciones.
 
Aún reconociendo el error de la sentencia de instancia, que se centra en la interpretación de los artículos 28 y 30 del Convenio de Detallistas de Alimentación de Cantabria, y reproduce los argumentos empleados en otra sentencia de un Juzgado de lo Social referida a un supuesto distinto, la solución ha de ser la misma a tenor de los preceptos referidos.
 
El artículo 4 del Convenio Colectivo aplicable expresa que "con carácter general" la jornada laboral será de lunes a viernes, por lo que, como es lógico, la regla también general a los efectos de la controversia es la exclusión de los sábados como días laborables también a efectos del cómputo de los días del período vacacional. Es la conclusión lógica del artículo 1281 del Código Civil.
 
La posibilidad de trabajo en sábados es excepcional y exige la misma que exista pacto entra la empresa y la representación de los trabajadores. Es decir, pese a lo que manifiesta la parte recurrente, se está excluyendo, salvo la posibilidad comentada (que es excepción y no regla) que el sábado tenga carácter laboral.
 
Por tanto, si el referido sábado tiene la condición de laborable, no se podrá excluir del cómputo de las vacaciones y deberá trabajarse. Por el contrario, si no tiene dicha condición, se podrá excluir dicho día del cómputo de las vacaciones.
 
En este caso, en virtud del pacto existente entre empresa y trabajadores, entendemos que el sábado en cuestión tiene la consideración de día laborable, con lo que no deberá excluirse del cómputo de las vacaciones.
 
Ahora bien, teniendo en cuenta que el trabajador realiza 3 horas los sábados, el hecho de no concederlo como vacaciones puede tener la consecuencia de que se supere el límite máximo de jornada anual, produciéndose un exceso. Esto quiere decir que, para el caso de que con el horario de trabajo establecido se realice la jornada máxima anual, el hecho de que no disfrute esas tres horas el sábado como vacaciones puede acarrear un exceso de jornada que deberá ser compensado.
 
De esta forma, si con esas tres horas se supera la jornada máxima en cómputo anual, lo que procederá será la compensación de dichas horas. Por el contrario, si no se supera, el hecho de que no se otorgue dicho día como vacaciones no tendrá consecuencias.
 
En Conclusión:
  • En este caso, existe un pacto de reordenación del tiempo de trabajo entre empresa y trabajadores por el que un viernes al mes se trabajan menos horas, las cuales pasan al sábado posterior, adquiriendo este la condición de día laborable.
 
  • Por ello, entendemos que, de otorgarse el sábado como día de vacaciones, se estaría produciendo una ampliación de los días de vacaciones que no se ha pactado.
 
  • Ahora bien, al no otorgarse el sábado como día de vacación, esas 3 horas trabajadas se computan como tiempo de trabajo, lo que se añadiría a la jornada anual realizada. De esta forma, existe la posibilidad de que, con esas 3 horas, se supere la jornada máxima en cómputo anual, lo que conllevaría la obligación de compensar las horas de exceso.
 
  • Por tanto, aunque entendemos que, teniendo el sábado la condición de día laborable, no procede su exclusión del cómputo de las vacaciones, si esas 3 horas van a suponer un exceso de jornada, estas deberán compensarse.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.


Si no es exactamente la duda que tenías, mándanosla.

¡La resolvemos gratis a profesionales y asesorías!


Comprueba todos los servicios que la suscripción LEXA ofrece a profesionales de RRHH y asesorías:
 

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

 

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

 

Novedades

Toda la información jurídica que solo afecta a tu empresa. Normativa y jurisprudencia.

 

Convenios

Trámites publicados en tus convenios colectivos (convenio, tabla salarial, acuerdo,...)

 

Documentos y formularios

Descarga automática de cualquier archivo que necesites en la administración personal del día a día.

 

APP

Descubre nuestra app móvil para Android e IOS

 

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

 

0

Consultas resueltas
 

0

novedades clasificadas
 

0

videos en streaming

Consultas

Buscador de consultas sobre cualquier tema laboral que necesites, si no encuentras respuesta a tu pregunta, haz tu propia consulta y te la resolvemos en menos de 24 horas, siempre con jurisprudencia.

Jornadas

Visualiza todas las jornadas de actualización laboral. Todas las novedades analizadas de la mano de expertos en solo 5 minutos.

Boletín personalizado

Recibe mensualmente un boletín personalizado para las sedes, sector, y convenio de tu empresa.

SUSCRIPCIÓN LEXA

¡Qué poco cuesta estar bien asesorado en materia laboral!

*El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
José Ángel Brugos Larumbe
José Ángel Brugos Larumbe
Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra