Concesión De Excedencia

La consultante es una empresa que presta servicios de ayuda a domicilio y aplica el convenio macroestatal de servicios de atención a las personas dependientes y desarrollo de la promoción de la autonomía personal.

Una de sus trabajadoras está en excedencia por cuidado de familiares de un año de duración ,que finalizará dentro de un mes. En este mes previo al vencimiento ha solicitado una nueva excedencia, en este caso voluntaria de 1 año .

Tiene obligación la empresa de conceder esta segunda excedencia ??

Gracias

 16/01/2019  usuario2397

Respuesta de despacho:

 17/01/2019  despacho1
Buenos días.

En primer lugar, conviene señalar que el artículo 46.3 del Estatuto de los Trabajadores regula y recoge le excedencia por cuidado de familiares, en los siguientes términos:
“3. Los trabajadores tendrán derecho a un periodo de excedencia de duración no superior a tres años para atender al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza, como por adopción, o en los supuestos de guarda con fines de adopción o acogimiento permanente, a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa.

También tendrán derecho a un periodo de excedencia, de duración no superior a dos años, salvo que se establezca una duración mayor por negociación colectiva, los trabajadores para atender al cuidado de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad no pueda valerse por sí mismo, y no desempeñe actividad retribuida.

Cuando un nuevo sujeto causante diera derecho a un nuevo periodo de excedencia, el inicio de la misma dará fin al que, en su caso, se viniera disfrutando.

El periodo en que el trabajador permanezca en situación de excedencia conforme a lo establecido en este artículo será computable a efectos de antigüedad y el trabajador tendrá derecho a la asistencia a cursos de formación profesional, a cuya participación deberá ser convocado por el empresario, especialmente con ocasión de su reincorporación. Durante el primer año tendrá derecho a la reserva de su puesto de trabajo. Transcurrido dicho plazo, la reserva quedará referida a un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente.”

Añade el artículo, que el tiempo transcurrido durante esa excedencia computará a efectos de antigüedad.

Por otro lado, el artículo 46.2 del Estatuto reconoce el derecho del trabajador a disfrutar de la excedencia voluntaria, en los siguientes términos:
“2. El trabajador con al menos una antigüedad en la empresa de un año tiene derecho a que se le reconozca la posibilidad de situarse en excedencia voluntaria por un plazo no menor a cuatro meses y no mayor a cinco años. Este derecho solo podrá ser ejercitado otra vez por el mismo trabajador si han transcurrido cuatro años desde el final de la anterior excedencia voluntaria.

Es decir, para que un trabajador pueda acceder a la excedencia voluntaria, será necesario que:
  • Tenga una antigüedad en la empresa de al menos un año.
  • No haya disfrutado de otra excedencia voluntaria en los últimos cuatro años, que se reduce por aplicación del convenio a dos año.

En este sentido, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla Y León, en sentencia de 11 de septiembre de 1992 afirma que, a una excedencia por cuidado de hijos, puede seguir otra puramente voluntaria, sin que deba mediar el plazo de 4 años, que es aplicable sólo entre excedencias voluntarias:
“Por tanto, es correcta la conclusión de la sentencia recurrida en cuanto acoge la tesis de que a una excedencia para atender al cuidado de un hijo puede seguir otra puramente voluntaria , sin que medie entre una y otra un tiempo de cuatro años.”

Es decir, cuando el trabajador cumpla con los requisitos de antigüedad, y de no haber disfrutado otra excedencia voluntaria en los dos años anteriores (sin tener en cuenta la excedencia por cuidado de hijos, y computando a efectos de antigüedad el tiempo transcurrido en situación de excedencia voluntaria), el trabajador tiene derecho a disfrutar de le excedencia.

Sin embargo, si la empresa deniega el acceso a la excedencia voluntaria solicitada, el trabajador no podrá situarse en dicha situación, ya que para ello, requerirá de la aceptación de la empresa, o de su reconocimiento judicial, tal como afirman sentencias como la del Tribunal Superior de Justicia de Baleares de 22 de octubre de 2001:
“Como declara la sentencia antes citada, la opinión más extendida en la doctrina científica y en los tribunales es que, incluso en aquellos supuestos en que la regulación convencional configura con nitidez la excedencia voluntaria como un derecho subjetivo del trabajador, éste no puede hacerlo efectivo de modo unilateral y pasar a la situación de excedente sin un previo reconocimiento de ese derecho por parte de la empresa o, en su defecto, una declaración positiva de la autoridad judicial obtenida mediante la interposición de la acción oportuna. En puridad, el reconocimiento empresarial no supone en tales casos un verdadero acto de otorgamiento de la excedencia sino una manifestación formal por medio de la cual la empresa reconoce que concurren los requisitos necesarios para que el trabajador haga uso de la excedencia voluntaria , y que contribuye además a fijar el inicio de su disfrute, tal como señaló esta Sala en sentencia de 2 de julio de 1992 ( AS 1992, 3909) . El criterio es perfectamente aplicable a la excedencia que previene el Convenio Colectivo de Personal de Tierra de la empresa aquí demandada. El art. 32 dice, ciertamente, que «la excedencia voluntaria es un derecho del trabajador, pudiendo presentarse un preaviso de situarse en excedencia con treinta días de antelación». No se trata, empero, de un derecho absolutamente incondicionado. El mismo artículo subordina su ejercicio a la concurrencia de dos requisitos: una antigüedad mínima de un año y, si el trabajador ya ha disfrutado de una excedencia, al transcurso de al menos dos años desde el final del anterior período. La falta de cualquiera de ellos, pues, justifica que la empresa se oponga a la solicitud del interesado y reafirma la necesidad de un acto expresivo de que la acepta.”


En síntesis:
  • Si la trabajadora cumple con los requisitos de 1 año de antigüedad, y no haber disfrutado en los dos años anteriores de otra excedencia voluntaria, tiene derecho a la excedencia.
  • A efectos de antigüedad computa el tiempo transcurrido en excedencia por cuidado de hijos.
  • Sin embargo, esa excedencia no computa a efectos de considerar que ha disfrutado de otro período de excedencia en el plazo de dos años.
  • En este sentido, aunque el disfrute de la excedencia se condicione a que la empresa reconozca tal derecho, también es cierto que si la empresa lo deniega y la trabajadora acude a un Tribunal, éste le reconocerá el derecho a disfrutar de la excedencia.

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.