¿cómo Se Computan Los Contratos Temporales Para El Despido Colectivo?

Buenas tardes:

¿Cuando debe valorarse si el contrato está en fraude de ley? ¿en el juicio de despido colectivo? Entiendo que será solo para los temporales que hayan demandado, no?

 03/02/2016  usuario1785

Respuesta de despacho:

 05/02/2016  despacho1

Buenos días:

En primer lugar, la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 11 de noviembre de 2015, establece lo siguiente:

Para responder a esta cuestión, con carácter preliminar, debe recordarse que este Tribunal, en el apartado 67 de su sentencia Rabal Cañas , ya declaró que el artículo 1, apartado 1, de la Directiva 98/59 debe interpretarse en el sentido de que, para apreciar si se ha llevado a cabo un «despido colectivo» en el sentido de dicha disposición, no han de tenerse en cuenta las extinciones individuales de los contratos de trabajo celebrados por una duración o para una tarea determinadas, cuando dichas extinciones tienen lugar en la fecha en la que el contrato de trabajo llega a su fin o se finaliza la tarea encomendada”.
(….)
“Por cuanto antecede, procede responder a la tercera cuestión prejudicial que la Directiva 98/59 debe interpretarse en el sentido de que el hecho de que un empresario proceda, unilateralmente y en perjuicio del trabajador, a una modificación sustancial de elementos esenciales del contrato de trabajo por motivos no inherentes a la persona del trabajador queda comprendido en el concepto de «despido» utilizado en el artículo 1, apartado 1, párrafo primero, letra a), de dicha Directiva.


Por tanto, el TJUE establece que la finalización de los contratos temporales en fraude de ley, deberá computar a efectos del despido colectivo

Así pues, en relación al momento en que debe valorarse el fraude de ley en los contratos temporales, los Tribunales han venido considerando que la calificación del contrato temporal como en fraude de ley, puede tener lugar tanto en un procedimiento judicial previo a la impugnación del despido colectivo (es decir, en el juicio de despido de dicho contrato temporal), o en el mismo procedimiento de despido colectivo, como cuestión previa a la valoración del despido colectivo.

En este sentido, la sentencia de la Audiencia Nacional, de 14 de mayo de 2014, se establece lo siguiente:

"Para que un despido inicialmente no computable, como puede ser un despido disciplinario o la terminación de un contrato temporal, pase a ser computable, ha de calificarse dicha extinción como despido improcedente o nulo. La calificación de improcedencia o nulidad a efectos de cómputo puede producirse tanto por acuerdo entre empresa y trabajador, como por posterior sentencia judicial, que si fuese firme vincularía a esta Sala. Pero también es posible que dicha calificación sea hecha por esta Sala como cuestión previa, analizando caso a caso cada uno de los despidos y extinciones conflictivos para incluirlos o excluirlos de cómputo. Y ello es así aunque el despido haya sido pactado o aunque haya proceso judicial concreto sobre el mismo que no haya sido resuelto por sentencia firme, puesto que se trataría de un supuesto de prejudicialidad social que solamente produce la suspensión del litigio si hay acuerdo de ambas partes (artículo 86.4 de la Ley de la Jurisdicción Social). Por otro lado hay que recordar que en caso de coincidir la tramitación de la impugnación de un despido colectivo con la impugnación de despidos individuales lo que procede es suspender la tramitación de las impugnaciones individuales, conforme al artículo 124 de la Ley de la Jurisdicción Social."


De esta forma, para que un Tribunal entre a valorar si la finalización de un contrato temporal en fraude de ley computa, o no, a efectos del umbral numérico del despido colectivo, será necesaria la calificación del contrato como fraudulento, y podrá calificarse tanto en el procedimiento individual de despido, como en el procedimiento de despido colectivo (como cuestión previa).


Esperamos haber resuelto tu consulta, y llámanos si necesitas alguna aclaración.

Recibe un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.