¿cómo Puede Justificar Un Miembro Independiente Del Comité De Empresa Reuniones Fuera De Los Locales De La Empresa O Fuera De Un Sindicato?

Un miembro de nuestro Comité de empresa se presentó como Independiente con una candidatura avalada por firmas de compañeros.

En estos primeros meses no ha hecho uso de sus horas sindicales si no es para reuniones con la empresa y mini-reuniones con el resto de miembros del Comité en los locales de la empresa.

Nuestra práctica, aunque sabemos que tienen poco valor, siempre que un miembro del Comité hace uso de las horas sindicales (previo aviso), trae un justificante de su Sindicato.

¿Cómo puede justificar un miembro independiente reuniones fuera de los locales de la empresa o fuera de un sindicato?

En el caso de reunirse con el resto de miembros de Comité, ¿podríamos aceptar un justificante del Presidente del Comité indicando que han mantenido una reunión?

Y en el resto de los casos, ¿quién podría justificarle el uso de sus horas, salvo que realice consultas a profesionales, en sindicatos?

Parece que se podría ver abocado a sindicarse para ejercer su labor y hacer uso de su crédito de horas sindicales.

Gracias anticipadas por su respuesta

Un cordial saludo

 02/02/2016 usuario23

Respuesta de despacho:

 03/02/2016 despacho1

Buenos días:

El derecho de los representantes de los trabajadores a sindicarse y tener reuniones con la finalidad de dar cumplimiento a su cargo, debe ser entendido en un sentido amplio. Por tanto, las reuniones pueden celebrarse en la empresa, fuera de ella o en cualquier establecimiento.

En este sentido, la Sentencia del Tribunal Supremo. de 7 mayo 1986, ya estableció lo siguiente:

b) La actividad que han de desplegar estos representantes y delegados ha de ser entendida en el sentido amplio porque las funciones de representación con un muy extenso abanico de posibilidades y realizaciones pueden llevarse a cabo en la calle, en bares, o en establecimientos públicos y privados y sólo cuando conste notoriamente la desviación podrán ser objeto de sanción en el sentido, entre otros, de devolución de salarios y aun de acciones indemnizatorias, pero nunca, cuando como en este caso consta probado, como queda recogido en la sentencia de instancia, la actividad sindical o representativa, al menos, en la mayor parte del tiempo disponible, que por otra parte no puede ajustarse a prescripciones rígidas tanto en los viajes que sean necesarios como en la duración, que han de admitirse con criterios flexibles, ni menos aún puede fiscalizarse el contenido de las actividades que de serlo perderían su indispensable independencia y libertad en el ejercicio de su función representativa que en muy buena parte pueden y deben vigilar y controlar, si lo desean, los propios compañeros que son precisamente los representados, sin que las sentencias invocadas en el recurso contradigan cuanto acaba de exponerse ya que, antes al contrario, lo reafirman.


Por otra parte, en relación con la justificación de las horas que el representante independiente invierte en esas reuniones, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, de 10 de abril de 2012, establece lo siguiente:

Por lo que se refiere a la justificación del tiempo empleado, nuevamente la Ley concede una gran libertad formal, por lo que puede realizarse de cualquier forma, y sin plazo, aunque parece lógico que deba ser posterior y próxima a la utilización del crédito horario, lo que remite a las costumbres, usos debiéndose observar las reglas de la buena fe en defecto de pacto, sin que sea posible prescindir de la justificación si no se prueba la causa que la haga imposible, lo que determinará que pueda realizarse en más o menos tiempo, o con más o menos concreción, lo que implica siempre el cumplimiento del requisito. Pero aunque sea necesaria esa justificación del crédito horario el Tribunal Supremo da una gran libertad al contenido de la justificación, al expresar que la justificación opera simplemente "en el plano formal como exigencia de una indicación al empresario de la finalidad genérica a que se afecta el tiempo utilizado a efectos del control del total disponible, sin que sea precisa una cumplida prueba, a través de medios hábiles al efecto de las concretas actividades realizadas en las horas utilizadas" ( STS 19-9-90 ). En definitiva el trabajador cumple esta obligación formal ofreciendo en un plazo razonable una genérica justificación del empleo del tiempo imputado al crédito horario. De no ofrecerse justificación, la ausencia al trabajo podría considerarse injustificada a efectos disciplinarios, habiendo señalado alguna sentencia que prevalece la realidad del uso material que se haya hecho del crédito, por lo que las incorrecciones en la justificación tendrían una entidad menor de acreditarse el uso correcto del tiempo empleado. (STJ Murcia 8-10-91).


Por tanto, es posible aceptar un justificante del Presidente del Comité indicando que han mantenido una reunión, pues el Tribunal Supremo hace referencia a una gran libertad respecto a la forma de justificar el tiempo empleado en estos casos.

Asimismo, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, de 24 de marzo de 2009, expone:

Esta sala , confirmando el criterio del juzgador de instancia, entiende que la documentación presentada es suficiente, de conformidad con reiterada doctrina jurisprudencia que establece la flexibilidad en la forma de acreditar la utilización del crédito horario, ( sentencias de 14 de abril de 1987 y 2 de noviembre de 1989 ), pues la actuación representativa realizada durante el tiempo de utilización del crédito horario se halla amparada por presunción de probidad, destruible mediante prueba en contrario, lo que supone que cuando se alega dicho inadecuado uso, corresponda al que así lo afirma una cumplida demostración de la veracidad de su aserto. En el mismo sentido, la doctrina de la Sala IV pone de manifiesto ( sentencias 15 de noviembre de 1986 , 14 de abril de 1987, 2 de octubre y 2 de noviembre de 1989 ), que "la actividad en orden a las funciones de representación es multiforme y puede, y a veces tiene, que realizarse en bares, reuniones informales con los compañeros, etcétera, sin que pueda exigirse un cómputo escrupuloso en el tiempo empleado, el cual ha de ser flexible y ha de preservarse la independencia del representante".


Por lo tanto, la misma flexibilidad en la justificación del crédito horario será de aplicación en el resto de casos, siendo suficiente con que el trabajador justifique la actividad que motiva el permiso y el tiempo utilizado para dicha actividad.
Por último, y en relación a su afirmación sobre que el trabajador se sindique para ejercer su labor, entendemos que en ningún caso existe la obligación de sindicarse para que un representante de los trabajadores haga uso de su crédito horario, ya que como veis, la justificación es muy flexible

El crédito de horas mensuales retribuidas para el ejercicio de las funciones de representación corresponde a los miembros del comité de empresa, atendiendo a lo dispuesto en el artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores, por lo que es indiferente su afiliación o no a un sindicato, toda vez que este derecho le corresponde por ser representante de los trabajadores, y no por estar afiliado a un sindicato.

En conclusión, como ha podido observarse, la justificación del crédito horario debe ser interpretada en un sentido amplio, pudiendo ser aceptado por la empresa cualquier documento que permita que el representante justifique la actividad que ha motivado el crédito horario y el tiempo utilizado en esta actividad. Por lo tanto, el justificante del presidente del Comité es suficiente.

También es suficiente, para que os hagáis una idea, un escrito señalando que he estado asesorándome y que lo firme el mismo representante. Si vosotros no le creéis, debéis probarlo, pero la justificación del uso del crédito horario es una formalidad a la que los Tribunales no le dan ninguna importancia. Solo en el caso de que dicha justificación sea falsa y lo probéis, podréis sancionarle o exigirle al trabajador.


Esperamos haber resuelto tu consulta, y llámanos si necesitas alguna aclaración.

Recibe un cordial saludo.

Somos abogados

Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
Es Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Es Graduada en Derecho por la Universidad de Navarra y realizó el Máster de Acceso a la Abogacía por la UNED