Clausula De Confidencialidad

¿Seria valida la siguiente clausula para una emprea comercial? NO existe convenio de aplicación.

CONFIDENCIALIDAD
El trabajador tiene un deber de absoluta confidencialidad . Ejemplificativamente se compromete a no revelar a terceras personas, físicas o jurídicas , ninguna información , ni técnicas, ni métodos , ni sistemas de trabajajo y/o programación informática o de actividad productiva/comercial , ni ningún dato , ni conocimiento al que hubiera tenido acceso por razón de su vinculación con la empresa. Quedan expresamente comprendidos informaciones de clientes.
El incumplimiento de este deber supondrá la existencia de transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza, de modo que el trabajador podrá ser despedido de modo disciplinario , y asimismo, la empresa podrá reclamar al trabajador los daños y perjuicios de toda índole ocasionados a la empresa.
Como derivación de lo anterior una vez extinguida la relación laboral el trabajador no podrá establecer relación profesional con los clientes conocidos a través de esta empresa bajo ningún concepto , debiendo compensar económicamente a la empresa en caso contrario por los daños y perjuicios ocasionados o atender a la responsabilidad penal que pueda corresponder.




La parte conflictiva está en la parte subrayada.
No hemos utilizado la via de compensar economicamente al trabajador , no queremos limitar su capacidad futura de hacernos la competencia. Queremos limitar su capacidad de "robarnos" clientes por la via de que la CONFIDENCIALIDAD SE PROLONGA MÁS ALLÁ DE LA VIGENCIA DEL PROPIO CONTRATO. ¿ ESTO ES CORRECTO ? o ¿ la confidencialidad sólo "dura" mientras rige el contrato ?

 08/05/2014  usuario1077
Respuesta del usuario

Traigo a colación el art. 10 de la LO 15/99 de protección de datos :

Artículo 10 Deber de secreto

El responsable del fichero y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de carácter personal están obligados al secreto profesional respecto de los mismos y al deber de guardarlos, obligaciones que subsistirán aun después de finalizar sus relaciones con el titular del fichero o, en su caso, con el responsable del mismo.

 08/05/2014  usuario1077

Respuesta de despacho:

 09/05/2014  despacho1
Buenos días:

El párrafo subrayado es una cláusula de no competencia (que no se lleve clientes) vestida de una prolongación de confidencialidad. La confidencialidad es un deber que siempre debe mantenerse, pero no la de competir y llevarse clientes. Por tanto, si una empresa quiere limitar la “no competencia” después del contrato, lo puede hacer sin ningún problema, pero debe pagarlo, tal y como establece la jurisprudencia en interpretación del art. 21 del ET que establece:

Artículo 21 Pacto de no concurrencia y de permanencia en la empresa

“2. El pacto de no competencia para después de extinguido el contrato de trabajo, que no podrá tener una duración superior a dos años para los técnicos y de seis meses para los demás trabajadores, solo será válido si concurren los requisitos siguientes:

a) Que el empresario tenga un efectivo interés industrial o comercial en ello, y
b) Que se satisfaga al trabajador una compensación económica adecuada.”

Como veis, el pacto de no competencia post-contractual obliga al trabajador a no competir una vez finalizado el contrato siempre que sea compensado económicamente por dicho motivo de forma razonable.

Por ello, para que el trabajador se vea obligado a no competir desde la conclusión del contrato de trabajo ha de ser el resultado de un acuerdo que necesariamente exige una compensación económica.

En este sentido la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 29 de octubre de 2010 establece:

“En términos económicos y empresariales, el resorte esencial de la economía de mercado reside en la competencia, que sin duda puede ser dañada cuando el trabajador pasa a ejercer la misma actividad prestada para su anterior empresario, al que se le priva de clientela valiéndose de la experiencia, conocimientos, contactos o relaciones habidos en el tiempo en que dependía del mismo, con producción de perjuicio. (…)
El pacto de no competencia postcontractual genera expectativas tanto para el trabajador (indemnización para compensarle del perjuicio que pueda suponer, tener que dedicarse, después de extinguido el contrato y durante el tiempo pactado, a otra actividad distinta, para la que quizá no esté preparado), como para el empresario (evitar el perjuicio que pueda suponer la utilización por el trabajador de los conocimientos adquiridos en la empresa en una actividad que entra en competencia con aquélla). (…)
La finalidad esencial que se persigue con el establecimiento de esta compensación o indemnización es doble, a saber: a) Ante todo se pretende resarcir a la empresa, en alguna medida, de los daños y perjuicios que le pueda irrogar la competencia o concurrencia del trabajador cesado; b) Por otro lado, dicha indemnización tiene, con respecto al trabajador cesado, una finalidad disuasoria, al objeto de impeler a éste para que se abstenga de llevar a cabo actos que incurran en concurrencia o competencia con la empresa a la que había pertenecido hasta el cese, y por tanto, también es claro que esta finalidad impone la consecuencia de que la mayor duración de la obligación de no concurrir exige un mayor importe de la compensación pactada y viceversa.”

Respecto a la compensación adecuada que exige la Ley, no vale cualquier tipo de compensación. Eso sí, si abonáis dicha compensación, podréis solicitar la indemnización correspondiente a dicho trabajador si en un futuro “se lleva” clientes.

En este sentido se ha pronunciado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en su sentencia, de 18 de noviembre de 2013, en la cual establece:

“(…) conteniendo cláusulas adicionales al contrato que en lo sustancial y por lo que aquí interesa además de reiterar el pacto de confidencialidad con la correspondiente advertencia por su incumplimiento, se recogía un pacto de no competencia durante 24 meses después de la terminación del contrato para evitar que el actor "pueda utilizar los conocimientos adquiridos durante su relación con esta empresa y en perjuicio de la misma", previéndose una compensación en concepto de indemnización, que no de salario, de 400 euros mensuales; pues bien este documento del que dice el recurrente contiene cláusulas absolutamente abusivas e ilegales sin embargo entendemos que tal documento y su contenido no constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo ( artículo 50.1.a) del Estatuto de los Trabajadores ) en que fundamenta la extinción indemnizada de la relación laboral sino simplemente constituye un pacto de no concurrencia post-contractual que está previsto en el artículo 21.2 del Estatuto de los Trabajadores y que por tanto es perfectamente legal teniendo en cuenta además el cargo directivo de confianza del actor.”

En el caso recogido en la sentencia, como veis, el contrato, además de recoger un pacto de confidencialidad, establecía un pacto no competencia.

Pero el único pacto por el que podéis impedir que se lleve clientes es el pacto de “no competencia post-contractual”, no el de confidencialidad. Por nuestra experiencia en este tipo de pactos, os aconsejamos que retribuyáis dicho pacto a lo largo del contrato. Es decir, la jurisprudencia exige que se abone una compensación al trabajador por dicho compromiso de “no concurrencia”. Pues bien, se permite que se abone tanto en los 2 años siguientes a la finalización del contrato dicha compensación, o también que se abone a lo largo del contrato.

No obstante, lo que suele ocurrir en la mayor parte de los casos cuando el cliente no se asesora al formalizar el contrato es lo siguiente: pacta una compensación para después de la finalización del contrato, y por supuesto, cuando toca despedir al trabajador porque no está contento con él, quiere exigirle que cumpla pero no quiere además tener que pagarle.

Para evitar esto nosotros aconsejamos siempre que parte de la retribución de estos directivos, comerciales, etc, sea a cuenta del pacto de “no competencia post-contractual”. Se trata únicamente de preverlo antes de pactar la retribución, ya que se acaba abonando el mismo salario al trabajador, pero a cuenta de un complemento de dicho salario que se le denomina “plus no competencia post-contractual”. De esta forma, al finalizar el contrato, el trabajador se verá obligado a cumplir con dicha pacto, ya que de lo contrario, podréis exigir que devuelva todo lo percibido por tal “plus de no competencia post-contractual” a lo largo de su relación laboral.

Por esto, la cláusula que planteáis (subrayada en vuestra consulta) sin compensación alguna al trabajador por dicha efectiva “no competencia post-contractual” será nula si llega a los tribunales. Con respecto al deber de secreto que reflejáis en la segunda pregunta, entendemos que en estos casos el problema es que es muy complicado acreditar que dicho trabajador ha utilizado dicha información para llevarse al cliente.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.