Cierre De Empresa Y Prejubilados

Una franquicia cierra la empresa, al cancelar la empresa franquiciadora la concesión. Presenta por tanto, ERE de extinción. En esa empresa hay 3 prejubilados con contrato de relevo.
Me gustaría saber el cálculo del despido para los 3 prejubilados, en qué situación quedan y los sobrecostes para la empresa.

Además si se concede la concesión a otra empresa, que abre un centro en la misma localidad, me gustaría saber si los trabajadores pueden pedir subrogación.

Gracias,

 29/07/2015  usuario274

Respuesta de despacho:

 30/07/2015  despacho1

Buenos días,
 

En primer lugar y en relación con la primera de las cuestiones que nos planteáis, esto es, el despido de los tres prejubilados mediante ERE de extinción de toda la plantilla, debemos señalar la Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de mayo de 2008:
 

“A tenor de lo expuesto en el presente caso se extingue la relación laboral, no solo del trabajador relevista sino también la del trabajador a tiempo parcial pensionista, causando ambos, en la misma fecha, alta en la situación de desempleo. Pues en esta fecha se extinguió la relación laboral de los dos trabajadores relevista y pensionista con la empresa. Por tanto, esta situación no es la que contempla la aludida Disposición Adicional Segunda en el número 4, ya que al no existir relación laboral con el trabajador jubilado parcialmente tampoco existe obligación de contratar trabajador relevista, como se deduce a "sensu contrario" de lo dispuesto en el número 2, en donde si se mantiene la obligación de contratar solo cuando el trabajador jubilado parcialmente fuera despedido improcedentemente antes de cumplir la edad que le permite acceder a la jubilación y no se procediera a su readmisión, ya que la extinción de la relación laboral de este trabajador fue autorizada en el correspondiente expediente de regulación de empleo y no constituye por tanto despido improcedente, sino una figura próxima al despido procedente”.



En este sentido, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de País Vasco de 27 de octubre de 2009:
 

“Sin embargo, precisamente la doctrina que esta Sala vino señalando es la que ha sido modificada por el TS en las sentencias que señala la recurrida, y por tanto se ha venido a establecer una especie de equilibrio o parangón entre el jubilado parcial y el relevista, de manera que el devenir de la situación de aquel incide en la de este, y por tanto si se extingue el contrato de trabajo de quien mantiene una vinculación a tiempo parcial y de jubilación, e igualmente el contrato de relevo es extinguido por circunstancias que son admisibles dentro de nuestro derecho, no existe obligación por parte del empresario del abono de la prestación de vejez. En estas circunstancias, el mantenimiento de la jubilación proviene de los términos del art. 14 del RD 1131/02 , que ha previsto la compatibilidad de dicha jubilación parcial con la prestación de desempleo. En definitiva, y siguiendo esa interpretación que se oferta por el alto Tribunal, la trilogía compuesta por empresario, relevado y relevista, muta por el triduo de relevista y relevado, quedando al margen el empleador cuando se procede a la extinción del contrato de trabajo de cada uno de los últimamente citados (jubilado parcial y relevista), y siempre a salvo los supuestos de fraude que en ningún caso son presumibles”.

 
También la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de junio de 2008:
 

“La entidad recurrente no denuncia la infracción del artículo 16 del  Real Decreto 1131/2002 , que se refiere a la extinción de la pensión de jubilación parcial, probablemente porque admite que no existe causa para tal extinción, desde el momento en que la letra d) del mismo permite el mantenimiento de la prestación aunque se extinga el contrato de trabajo a tiempo parcial, como ocurrió en este caso, realizado por el jubilado parcial cuando se tenga derecho a prestación de desempleo, que se declara compatible con la jubilación parcial, salvo los supuestos de despido improcedente, situaciones en las que "se mantendrá el derecho a la jubilación parcial, sin perjuicio de las obligaciones establecidas en la disposición adicional segunda de este Real Decreto".

 
 
Así pues, si la extinción de la relación laboral es autorizada por el expediente de regulación de empleo para todos los trabajadores los despidos serán considerados procedentes.
 
Por lo tanto, en primer lugar, si se extinguen TODOS los contratos de la empresa (no solo los relativos a dicha franquicia, sino todos los contratos) se entenderá el despido colectivo u objetivo como procedente, y además no habrá que capitalizar la pensión de jubilación parcial.
 
En cambio, si no se despide a la totalidad, pero se despide a los jubilados, habrá que abonar a la TGSS la capitalización completa de las pensiones de jubilación parcial.
 


En segundo lugar y en relación con la cuestión de si los trabajadores pueden solicitar la subrogación, el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, relativo a la sucesión de empresa, determina lo siguiente:
 

1. El cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, en los términos previstos en su normativa específica, y, en general, cuantas obligaciones en materia de protección social complementaria hubiere adquirido el cedente.
2. A los efectos de lo previsto en el presente artículo, se considerará que existe sucesión de empresa cuando la transmisión afecte a una entidad económica que mantenga su identidad, entendida como un conjunto de medios organizados a fin de llevar a cabo una actividad económica, esencial o accesoria.

 

Para resolver esta cuestión necesitamos conocer la actividad de la empresa, los útiles que utilizabais en el trabajo y lo que se traspasa para deciros si hay subrogación. Además, necesitaríamos el convenio colectivo y os concretamos exactamente si hay o no subrogación.


Esperamos haber resuelto tu consulta, y llámanos si necesitas alguna aclaración.

Recibe un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.