Asistencia A Examen Oficial, Es Retribuido O Recuperable

Buenos días, la asistencia a los exámenes oficiales de la universidad son permisos retribuidos, o los empleados tienen derecho, pero tienen que recuperar el tiempo invertido?

 11/07/2018  usuario1782

Respuesta de despacho:

 12/07/2018  despacho1
Buenos días:

En principio, si aplicamos la regulación del Estatuto de los Trabajadores sobre permisos retribuidos, conforme al artículo 37.3 ET, el supuesto que nos planteáis no encaja en ninguno de los permisos retribuidos:
“3. El trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:
a) Quince días naturales en caso de matrimonio.
b) Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.
c) Un día por traslado del domicilio habitual.
d) Por el tiempo indispensable, para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, comprendido el ejercicio del sufragio activo. Cuando conste en una norma legal o convencional un periodo determinado, se estará a lo que esta disponga en cuanto a duración de la ausencia y a su compensación económica.
Cuando el cumplimiento del deber antes referido suponga la imposibilidad de la prestación del trabajo debido en más del veinte por ciento de las horas laborables en un periodo de tres meses, podrá la empresa pasar al trabajador afectado a la situación de excedencia regulada en el artículo 46.1.
En el supuesto de que el trabajador, por cumplimiento del deber o desempeño del cargo, perciba una indemnización, se descontará el importe de la misma del salario a que tuviera derecho en la empresa.
e) Para realizar funciones sindicales o de representación del personal en los términos establecidos legal o convencionalmente.
f) Por el tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto y, en los casos de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, para la asistencia a las preceptivas sesiones de información y preparación y para la realización de los preceptivos informes psicológicos y sociales previos a la declaración de idoneidad, siempre, en todos los casos, que deban tener lugar dentro de la jornada de trabajo.”

Sin embargo, el artículo 23.1.a del propio Estatuto establece que el trabajador podrá obtener permiso para concurrir a exámenes, pero sin determinar el carácter retribuido o no de estos permisos:
1. El trabajador tendrá derecho:
a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional.”
Sobre cuestiones como la analizada, los Tribunales vienen a señalar que el permiso para concurrir a exámenes no puede negarse al trabajador, pero las condiciones de su disfrute (como es el carácter retribuido o no del permiso), deben fijarse por Convenio. Así, si el Convenio no regula el permiso en concreto, este ha de entenderse como no retribuido. Así lo interpretan sentencias como la del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de 3 de octubre de 2007:
“En cuanto al permiso de formación o perfeccionamiento, que sería un permiso no retribuido, tal y como ha sido formulado por la actora no tiene encaje en el precepto convencional del art. 39.2º . Se configura y solicita por la demandante como un permiso a su "gusto y conveniencia", pedido sólo sobre determinados días, excluyendo los fines de semana y limitado a los días laborables del mes de noviembre. Como tal permiso no retribuido con reserva al puesto de trabajo se asimila a las situaciones de excedencia en las que la empresa no cotiza. Y como es lógico, pese a la no dicción expresa legal o convencional, la mayor preparación profesional objeto del permiso debe repercutir no sólo en la persona del trabajador sino también del empresario, pues es la empresa la que sufre una distorsión en el normal funcionamiento de la misma, por lo que en aras de su poder organizativo y direccional ha de examinar las peticiones al respecto con minuciosidad.”

Así pues, en un supuesto similar, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de 23 de febrero de 2006, estableció la obligación de conceder permiso retribuido en un supuesto de un trabajador que lo solicitó para examinarse del carnet de conducir:
"En definitiva, el ET, alude a exámenes sin más, y no establece que dichos exámenes tengan que ser necesariamente para la obtención de un título académico, oficial o profesional. 
(...)
La interpretación contraria, es decir, la efectuada por la entidad demandada, y aceptada posteriormente en el razonamiento jurídico de la sentencia recurrida, vulnera además el contenido de los artículos 1 y 3.c del Convenio 140 de la OIT, al que toda normativa laboral española ha necesariamente de adaptarse, al ser suscrito por el Estado Español. Y en dichos artículos se indica que en materia de licencia pagada de estudios, es necesario atender a los fines educativos de la licencia y promoción profesional de los trabajadores. Señalando que la garantía de su formación profesional es un principio rector de la política social y económica (artículo 40.2 de la CE).
Siendo cierto que la obtención del permiso de conducir, es en bastantes ocasiones requisito imprescindible para acceder a otros puestos de trabajo. Por tanto, la denegación del permiso retribuido iría en contra del contenido del artículo 40.2 de la propia Constitución, impidiendo el derecho a la promoción profesional de la trabajadora.
Además el artículo 77 del Convenio aludido, establece el derecho del trabajador a asistir a exámenes para la obtención de un título oficial.
El permiso de conducir es título oficial, toda vez que provienen de la Administración o de los organismos en que está presente la intervención o inspección de la actividad de «conducir», de tal manera que su dispensa está atribuida exclusivamente a dichos organismos para la defensa de la «seguridad del tráfico», lo que lleva consigo que el permiso de conducir también pueda tener la condición de título oficial". 

En definitiva, el permiso necesario para acudir a exámenes oficiales se regula en el Estatuto de los Trabajadores como un permiso no retribuido y, por tanto, en principio no va a ser retribuido.

Únicamente estaremos ante un permiso retribuido si el convenio colectivo aplicable mejora la regulación de ET y contempla que dicho permiso tenga el carácter de retribuido.
 

Esperamos haber resuelto su consulta. Llámenos si necesita cualquier aclaración. Reciba un cordial saludo.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Licenciado en Derecho y Diplomado por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad de Navarra.
Vanesa León Arguedas
Vanesa León Arguedas
Graduada en Derecho y Máster Universitario en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra
Izaskun Aldabe Muro
Izaskun Aldabe Muro
Graduada en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y Premio Extraordinario Fin de Carrera. Máster de Acceso a la Abogacía en la Universidad Pública de Navarra.
Ignacio Chacón Carvalhais
Ignacio Chacón Carvalhais
Graduado en Derecho y Máster de Acceso a la Abogacía por la Universidad Pública de Navarra.